viernes, 14 de septiembre de 2012

MICOBACTERIAS

}

212 comentarios:

  1. 2012-0089 Gabriela D'Atri Bosch

    slide#1:
    Las micobacterias son bacilos que no se tiñen con facilidad debido ala alta cantidad de lípidos en la superficie sinembargo son acidos-resistentes (BAAR), son aerobios, no esporulados, sin capsula y son intracelulares.

    mycobacterium tuberculosis: se sultiva en el medio de Lowestein-Jenssen, se utiliza la tecnica de Ziehl-Neelson para la tinción BAAR, se tiñe con alcohol etílico al 95% y con acido clorhídrico al 3%. Es trasmitida por vEia aerea. Los sintomas se presentan son: fatiga, tos, perdida de peso, fiebre y hemoptitis. Se trata con Rifampicina, Piracinamida, Etambutol o Estreptomicina. El complejo de Ghon es una lesión pulmonar causada en la tuberculosis que consiste en un foco de calcificaciónconjuntamente con una infección de ganglios linfáticos. Estas lesiones son especialmente comunes en niños y pueden retener bacterias viables, de modo que son fuentes de transmisión de la enfermedad y pueden además estar asociados a la reactivación clásica de la tuberculosis después de varios años de inactividad.

    ResponderEliminar
  2. 2012-0089 Gabriela D'Atri Bosch

    slide#2:
    Micobacterias atípicas producen micobacteriosis y son multiresistentes a los antibioticos. la micobacteriosis son afecciones del aparato respiratorio que semejan a la tuberculosis: las formas generalizadas de las con fiebre, manifestaciones sanguíneas, cutáneas, hepáticas y esplénicas son mas raras. Es detectado por pruebas de fotocromogenidad.

    slide #3:
    Las pruebas intradérmicas o intradermorreacciones se han utilizado durante muchos años para valorar diversas funciones cutáneas, para el diagnóstico de algunas enfermedades en las que la piel se encuentra afectada, para tratamiento de procesos alérgicos y principalmente para determinar la hipersensibilidad inmediata o retardada. La hipersensibilidad retardada (HSR) se refiere a la respuesta inmunitaria de tipo celular. La tuberculina es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo y Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de micobacterias (Mycobacterium tuberculosis, vacuna BCG, micobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux. La Lepromina: antígeno que hace posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterium leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e hstopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. según su composición, existen tres tipos de lepromina.

    Slide#4:
    Mycobacterium lepras: es un bacilo conocido como bacilo de Hansen, el cual es BAAR y que se dispone en heces paralelo o en masa globulares. Tiene forma de bastón, es acido resistente, es aerobia. Esta bacteria invade la piel y el tejido nerbvioso periferico en donde crece lentamente. su periodo de incubación es de 5-7 años. a la larga esta enfermedad causa peerdida de la sencibilidad de la piel y debilidad muscular y a largo plazo pueden perder el uso de las manos o pies. es diagnosticaso por una muestra de la mucosa nasal o linfa del lobulo de la oreja. se realiza la tinción de Zielh-Nellesen y utiliza como decolorante una mezcla de etanol con ácido clorhídrico. Es tratado con Dapsona, Rifampina, Clofazimina o Etionamida. Esta condición puede prevenirse evitando el contacto físico con personas que tengan esta enfermedad, siembargo las personas que tiene la condición pero estas siendo tratadas no transmite la enfermedad. El medio reservorio de la infección es el armadillo. Al realizarse la prueba intradermica es positiva cuando se presenta a las 24-48 horas un nódulo que mide 5mm o mas de diámetro.


    ResponderEliminar
  3. Matricula: 2011-0011

    Las Micobacterias
    Son bacterias inmóviles y Aerobicas de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Estas bacterias tienen Acido-Alcohol resistencia, por su bicapa lipídica y su gruesa pared de petidoglicano, por lo que su tinción es la de Ziehl Neelsen.
    Existen diferentes tipos de micobacterias, pero las más conocidas por su patogenia en el hombre son la M. Leprae y la M. Tuberculosis.

    Mycobacterium Leprae
    Tambien conocido como Bacilo de Hansen (En hornor a quien lo describiese por primera vez), es la micobacteria causante de la muy antigua enfermedad de la lepra.
    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente, por lo que normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina ( Que es el tratamiento recomendado por la OMS).

    Mycobacterium Tuberculosis
    También conocido como Bacilo de Koch (En honor a Robert Koch, su descubridor).
    Es el causante de la tuberculosis, infección bacteriana capaz de atacar a los pulmones, pudiéndolo propagarse a otros órganos.
    Cabe destacar, que es la tuberculosis posiblemente la enfermedad infecciosa mas prevalente en el mundo.
    Los antituberculostáticos se clasifican en 2 grupos en función de su eficacia, potencia y efectos secundarios:
    • Fármacos de primera línea: isoniacida, rifampicina, pirazinamida, etambutol o estreptomicina
    • Fármacos de segunda línea: cicloserina, etionamida, ciprofloxacino, etc. Se utilizan en los casos de tuberculosis resistentes o cuando los de primera línea producen efectos secundarios.

    ResponderEliminar
  4. 2011-0176
    Diapositiva#1 Micobacteria(Mycobacterium tuberculosis)
    Mycobacterias tuberculosis: es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta. Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo. Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado. Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrófagos y linfocitos infectados. In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C. El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa.

    ResponderEliminar
  5. 2011-0176
    Diapositiva#2 Micobacteria atipica
    Para el diagnóstico de enfermedad pulmonar producida por Mycobacterias Atípica, se recomienda utilizar los criterios recientemente revisados por la American Thoracic Society basados en los siguientes datos clínicos, radiológicos y bacteriológicos:
    1. Clínicos:
    a) Síntomas y signos compatibles (tos, fiebre, pérdida de peso, hemoptisis,
    Disnea) con deterioro del estado clínico.
    b) Exclusión de otras enfermedades o tratamientos de otras patologías que
    Pudieran producir un deterioro clínico.
    2. Radiológicos:
    – En radiología simple de tórax:
    a) Infiltrados con o sin nódulos.
    b) Cavitación.
    c) Nódulos únicos o múltiples.
    – En tomografía computarizada de alta resolución del tórax:
    a) Múltiples nódulos de pequeño tamaño
    b) Bronquiectasias multifocales con o sin pequeños nódulos pulmonares.
    3. Bacteriológicos. Siempre que se cumpla uno o más de los siguientes apartados:
    a) Siempre que se puedan obtener, al menos, 3 muestras de esputo o lavado broncoalveolar (LBA) en un año:
    – 3 cultivos positivos con baciloscopias negativas, ó
    – 2 cultivos positivos y una baciloscopias positiva.
    b) Ante la incapacidad de obtener esputos, un LBA:
    – Con cultivo positivo (2+, 3+, 4+), ó
    – Cultivo positivo con una baciloscopias positiva (2+, 3+, 4+).
    c) Biopsia:
    – Cualquier crecimiento en los cultivos de muestras obtenidas a partir de biopsias broncopulmonares.
    – Granulomas y/o visión de bacilos ácido-alcohol resistentes en una biopsia pulmonar con uno o más cultivos positivos de esputo o LBA.
    – Cualquier crecimiento obtenido de muestras extrapulmonares estériles.

    TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR MICOBACTERIA ATIPICA
    La elección del tratamiento varía en función de tres factores fundamentales, la forma de presentación clínica, la especie de Mycobacterias responsable y el estado inmunitario del enfermo. La resistencia in vitro a la mayoría de los fármacos antituberculosos de primera línea es una de las características más llamativas de las MA y el hecho que justificó, hasta hace poco tiempo, la necesidad de tratamientos agresivos con asociaciones de hasta cinco y seis fármacos durante largos períodos de tiempo, así como la exéresis quirúrgica en casos de afección pulmonar localizada. A pesar de los avances actuales en el tema, el tratamiento actual de las enfermedades producidas por MA es lo suficientemente complejo para que deba realizarse en centros especializados y por personal experto. El avance más importante en la terapéutica de estas enfermedades se dio a principios de la presente década, con la introducción de los nuevos macrólidos. Distintos ensayos clínicos han demostrado la eficacia clínica y microbiológica de la claritromicina, tanto administrada en monoterapia como asociada a otros fármacos. La rifabutina, un derivado semisintética de la Rinfampicina S, también se han constituido en una pieza básica para este tratamiento, al demostrarse que es más activa “in vitro” que la Rinfampicina.

    ResponderEliminar
  6. 2011-0176
    Diapositiva#3 Intradermorreacion e lepromina y tuberculina

    INTRADERMORREACCIONES MÁS UTILIZADAS
    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.

    ResponderEliminar
  7. 2011-0176
    Diapositiva#4 Micobacteria(Mycobacterium leprae)
    Mycobacterias leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórficos, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterias tuberculosis. Mycobacterias leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsonas, Rinfampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS). Las bacterias del género Mycobacterias contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias.

    ResponderEliminar
  8. diapositiva 1
    Micobacterias es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamada micobacteriologia.
    Las bacterias se clasifican en el género Mycobacterium en función de:1
    1. Su capacidad de acidorresistencia
    2. La presencia de ácidos micólicos con 70 a 90 átomos de carbono
    3. Un contenido elevado (61-71% de guanosina + citosina (G + C) en su ADN.
    Características microbiológicas
    Pared celular micobacterial: 1-lípidos externos, 2-ácido micólico, 3-polisacáridos (arabinogalactano), 4-peptidoglicano, 5-membrana plasmática, 6-lipoarabinomanano (LAM), 7-fosfatidilinositol manosido, 8-esquema de la pared celular.
    Las micobacterias son bacterias aerobias y no móviles (con excepción de la especie M. marinum, que ha mostrado ser móvil dentro de los macrófagos). Tienen ácido-alcohol resistencia,2 no producen endosporas ni cápsulas y suelen considerarse grampositivas. En algunos casos, estos bacilos pueden formar filamentos ramificados; sin embargo, estos pueden romperse con facilidad.1
    Se ha publicado un trabajo en PNAS que muestra esporulación en Mycobacterium marinum.4
    Aunque las micobacterias no parecen encajar en la categoría Gram-positiva desde un punto de vista empírico (es decir, que no retienen el tinte violeta), se clasifican como bacterias ácido-resistentes Gram-positivas. Todas las especies de Mycobacterium comparten una característica pared celular, más gruesa que la de muchas otras bacterias, hidrofóbica, cerosa, y rica en ácidos micólicos/micolatos. La pared celular es rica en lípidos, lo que hace que su superficie sea hidrófoba y confiere a las micobacterias resistencia frente a muchos desinfectantes y las tinciones de laboratorio. Esta pared celular proporciona una contribución sustancial a la resistencia de este género de bacterias.

    ResponderEliminar
  9. diapositiva2
    Características
    la membrana plasmática se anclan proteínas, manósido de fosfatidil inositol y liporarabinomanano (LAM), que presenta una repación funcional con los liposacáridos O antigénicos presentes en otras bacterias. La capa de peptidoglucano forma el esqueleto básico al que se unen los arabiogalactanos, unos polisacáridos ramificados formados por D-arabinosa y D-galactosa. El residuo terminal de la D-arabinosa se esterifica para dar lugar a ácidos micólicos hidrofóbicos de alto peso molecular a los que se anclan moléculas de glucolípidos de superficie. Los componentes lipídicos abarcan el 60% del peso de la pared.1
    A lo largo de las capas de la pared se intercalan proteínas transportadoras y porinas, las que constituyen el 15% del peso de la pared. Las proteínas constituyen antígenos importantes para estimular la respuesta del anfitrión a la infección y pueden usarse como prueba pronóstica.
    Debido a que la pared celular de las micobacterias es compleja y a que este grupo de microorganismos es exigente desde el punto de vista nutricional, la mayoría crecen lentamente, se dividen cada 12 a 24 horas y se necesitan hasta 8 semanas antes de poder detectar el crecimiento en los cultivos de laboratorio. Además, algunas especies tienen también ciclos de reproducción muy largos. M. leprae puede tardar más de 20 días para completar un ciclo de división (por comparación, algunas cepas de E. coli toman sólo 20 minutos), aunque jamás se ha podido aislar de manera artificial a esta especie, haciendo que el cultivo en laboratorio sea un proceso lento. Algunas de las especies pueden ser extremadamente difíciles de cultivar y puede llevar más de dos años desarrollar su cultivo.2
    Las micobacterias que forman colonias claramente visibles a simple vista en los cultivos en un plazo de 7 días se denominan de cultivo rápido, mientras que las que requieren períodos más largos se denominan de cultivo lento.2 Muchas especies de Mycobacterium se adaptan fácilmente al crecimiento en sustratos muy simples, utilizando amoníaco o aminoácidos como fuentes de nitrógeno y glicerol como fuente de carbono en presencia de sales minerales. La temperatura óptima de crecimiento varía ampliamente según la especie desde 25 °C a más de 40 °C.2

    ResponderEliminar
  10. diapositiva 3
    Caracterización ecológica
    Las micobacterias son microorganismos ampliamente distribuidos, típicamente se las encuentra en el agua (incluyendo el agua del grifo tratada con cloro) y en los alimentos. Algunas especies, sin embargo, son patógenos intracelulares obligados, tales como las causantes de tuberculosis y lepra y no se las encuentra viviendo en el agua.
    Clasificación medica
    Las micobacterias pueden clasificarse con base en sus características de crecimiento y pigmentación con objeto de diagnóstico y tratamiento. La clasificación de Runryon, primera en clasificar a las micobacterias con objeto diagnóstico, inicialmente incluyó 4 grupos:
    Fotocromógenos de crecimiento lento (fotocromógeno significa que produce pigmentos carotenoides intensamente amarillos en presencia de luz) que incluye a: M. kanasii, M. marinum.
    Escotocromógenos de crecimiento lento (fotocromógeno significa que produce pigmentos carotenoides intensamente amarillos en ausencia de luz) que incluye a: M. gordone, microorganismo no patógeno aislado con frecuencia.
    Micobacterias no pigmentadas de crecimiento lento, que incluye a: M. avium y M. intracelullare.
    Micobacterias de crecimiento rápido, que incluye a M. fortuitum, M. chelonae y M. abscessus.
    Con esta clasificación, una micobacteria pigmentada o de crecimiento lento nunca debería confundirse con M. tuberculosis.

    ResponderEliminar
  11. diapositiva4
    Micobacterias atípica
    Para el diagnóstico de enfermedad pulmonar producida por Mycobacterias Atípica, se recomienda utilizar los criterios recientemente revisados por la American Thoracic Society basados en los siguientes datos clínicos, radiológicos y bacteriológicos:
    1. Clínicos:
    a) Síntomas y signos compatibles (tos, fiebre, pérdida de peso, hemoptisis,
    Disnea) con deterioro del estado clínico.
    b) Exclusión de otras enfermedades o tratamientos de otras patologías que
    Pudieran producir un deterioro clínico.
    2. Radiológicos:
    – En radiología simple de tórax:
    a) Infiltrados con o sin nódulos.
    b) Cavitación.
    c) Nódulos únicos o múltiples.
    – En tomografía computarizada de alta resolución del tórax:
    a) Múltiples nódulos de pequeño tamaño
    b) Bronquiectasias multifocales con o sin pequeños nódulos pulmonares.
    3. Bacteriológicos. Siempre que se cumpla uno o más de los siguientes apartados:
    a) Siempre que se puedan obtener, al menos, 3 muestras de esputo o lavado broncoalveolar (LBA) en un año:
    – 3 cultivos positivos con baciloscopias negativas, ó
    – 2 cultivos positivos y una baciloscopias positiva.
    b) Ante la incapacidad de obtener esputos, un LBA:
    – Con cultivo positivo (2+, 3+, 4+), ó
    – Cultivo positivo con una baciloscopias positiva (2+, 3+, 4+).
    c) Biopsia:
    – Cualquier crecimiento en los cultivos de muestras obtenidas a partir de biopsias broncopulmonares.
    – Granulomas y/o visión de bacilos ácido-alcohol resistentes en una biopsia pulmonar con uno o más cultivos positivos de esputo o LBA.
    – Cualquier crecimiento obtenido de muestras extrapulmonares estériles.

    ResponderEliminar
  12. diapositiva 5
    TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR MICOBACTERIA ATIPICA
    La elección del tratamiento varía en función de tres factores fundamentales, la forma de presentación clínica, la especie de Mycobacterias responsable y el estado inmunitario del enfermo. La resistencia in vitro a la mayoría de los fármacos antituberculosos de primera línea es una de las características más llamativas de las MA y el hecho que justificó, hasta hace poco tiempo, la necesidad de tratamientos agresivos con asociaciones de hasta cinco y seis fármacos durante largos períodos de tiempo, así como la exéresis quirúrgica en casos de afección pulmonar localizada. A pesar de los avances actuales en el tema, el tratamiento actual de las enfermedades producidas por MA es lo suficientemente complejo para que deba realizarse en centros especializados y por personal experto. El avance más importante en la terapéutica de estas enfermedades se dio a principios de la presente década, con la introducción de los nuevos macrólidos. Distintos ensayos clínicos han demostrado la eficacia clínica y microbiológica de la claritromicina, tanto administrada en monoterapia como asociada a otros fármacos. La rifabutina, un derivado semisintética de la Rinfampicina S, también se han constituido en una pieza básica para este tratamiento, al demostrarse que es más activa “in vitro” que la Rinfampici

    ResponderEliminar
  13. diapositiva6
    Intradermorreacion e lepromina y tuberculina

    INTRADERMORREACCIONES MÁS UTILIZADAS
    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.


    Responder

    ResponderEliminar
  14. diapositiva7
    Micobacteria(Mycobacterium leprae)
    Mycobacterias leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórficos, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterias tuberculosis. Mycobacterias leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsonas, Rinfampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS). Las bacterias del género Mycobacterias contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias

    ResponderEliminar
  15. 85765 micobacteria tubercolisis


    Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Quien la describió por primera vez, el 24 de marzo de 1882, fue Robert Koch [de ahí el heterónimo (sobrenombre) de esta bacteria: «Bacilo de Koch»], a quien posteriormente (en 1905) se otorgó el premio Nobel de Fisiología o Medicina.
    Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.
    Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.
    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.
    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.
    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrofagos y linfocitos infectados

    El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.
    Los laboratorios especializados realizan pruebas de susceptibilidad antibiótica (antibiogramas) de las cepas aisladas y que oponen resistencia al tratamiento convencional.

    ResponderEliminar
  16. 85765 micobacteria atipicas

    El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped (2).

    Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son (1):

    Enfermedad pulmonar.
    Linfadenitis.
    Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
    Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
    Enfermedad diseminada.
    Infecciones relacionadas con cateteres.
    Mycobacterium marinum

    Es una micobacteria de crecimiento lento que causa enfermedad en los peces pero puede ocasionar enfermedad al ser humano al penetrar por piel lesionada (2).

    Incubacion: 2-8 semanas.
    Los dedos de la mano son las areas mas comunmente afectadas (2).
    En cultivos de Lowenstein-Jensen crece a una temperatura media de 30-32° C en 2 a 5 semanas.
    Crece muy poco o nada a 37° C (2)

    ResponderEliminar
  17. 85765 micobacteria leprae

    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen".1 Es intracelular y pleomórfica,2 aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.
    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega.3 4 Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial.2
    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).
    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90)

    Mycobacterium leprae tiene el periodo más largo de duplicado de todas las bacterias conocidas.5 La comparación de la secuencia genómica de Mycobacterium leprae con el de Mycobacterium tuberculosis revela un caso extremo de evolución reductiva. Menos de la mitad del genoma contiene genes funcionales. La destrucción y decaimiento de genes aparece sustancial para eliminar muchas e importantes actividades metabólicas y sus circuitos regulatorios

    ResponderEliminar
  18. Micobacterias

    Las micobacterias a veces colonizan a sus huéspedes sin que estos muestren signos de enfermedad. Por ejemplo, miles de millones de personas están infectadas por M. tuberculosis pero nunca lo sabrán puesto que no desarrollarán síntomas. Esto es debido a que en gran parte de los países la cepa de M. tuberculosis está circulando en el medio ambiente produciendo una primo infección, que permite desarrollar una respuesta inmune pero sin presentar los síntomas específicos creando así células de memoria las que mantienen vigilancia específica en el organismo, al transitar por la calle el paciente está expuesto a una reinfección de M. tuberculosis pero no desarrollará la infección por que al tener las células de memoria éstas se encargan de neutralizar al patógeno, esa también es la explicación de por que algunos pacientes inmunocomprometidos (como los pacientes con VIH) tienden a desarrollar cuadros crónicos de Tuberculosis.

    Las infecciones micobacteriales son notoriamente difíciles de tratar. Su pared celular, que no es realmente ni Gram-negativa ni Gram-positiva, las hace muy resistentes. Como caso único en su grupo, son naturalmente resistentes a varios antibióticos que destruyen las paredes celulares, tales como la penicilina. También, gracias a esta pared celular, pueden sobrevivir a largas exposiciones a ácidos, bases, detergentes, ráfagas oxidativas, lisis por complemento y pueden desarrollar naturalmente resistencia a los antibióticos. La mayoría de las micobacterias son susceptibles a los antibióticos claritromicina y rifampicina, pero se conocen cepas resistentes a estos antibióticos.

    ResponderEliminar
  19. Micobacterias Atipicas

    El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped.

    Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son:
    •Enfermedad pulmonar.
    •Linfadenitis.
    •Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
    •Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
    •Enfermedad diseminada.
    •Infecciones relacionadas con cateteres.

    Mycobacterium marinum

    Es una micobacteria de crecimiento lento que causa enfermedad en los peces pero puede ocasionar enfermedad al ser humano al penetrar por piel lesionada.
    •Incubacion: 2-8 semanas.
    •Los dedos de la mano son las areas mas comunmente afectadas.
    •En cultivos de Lowenstein-Jensen crece a una temperatura media de 30-32° C en 2 a 5 semanas.
    •Crece muy poco o nada a 37° C.

    ResponderEliminar
  20. Lepromiina y Tuberculina

    La prueba cutánea de la tuberculina o método de Mantoux (TST, por sus siglas en inglés) es un método estándar para determinar si una persona está infectada por el microbio Mycobacterium tuberculosis. La administración y lectura confiable de esta prueba requiere de procedimientos, capacitación, supervisión y prácticas estandarizadas.

    La interpretación de la prueba cutánea depende de dos factores:
    •la medida de la induración en milímetros;
    •el riesgo que tiene una persona de estar infectada por tuberculosis y, en caso de estarlo, el riesgo de que evolucione a enfermedad.

    Se inyecta una muestra de bacterias inactivadas (incapaces de causar infección) causantes de la lepra justo debajo de la piel, usualmente en el antebrazo, de tal manera que una pequeña protuberancia levante la piel. La protuberancia indica que el antígeno ha sido inyectado a la profundidad correcta.

    El sitio de la inyección se marca y se examina a los 3 días y luego de nuevo a los 28 días para ver si hay una reacción.

    Una reacción positiva de la piel se puede observar en pacientes con lepra tuberculoide y lepra dimorfa tuberculoide. Los pacientes con lepra lepromatosa no tendrán una reacción cutánea positiva.

    ResponderEliminar
  21. Mycobacterium leprae

    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.

    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega.3 4 Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial.

    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).

    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).

    Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).

    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  22. 89401 CLAUDIO SEGURA. Las micobacterias.
    Dominio:Bacteria
    Filo: Actinobacteria
    Orden: Actinomycetales

    Suborden: Corynebacterineae

    Familia: Mycobacteriaceae
    Género: Mycobacterium
    Especies
    Las micobacterias son bacterias aerobias y no móviles (con excepción de la especie M. marinum, que ha mostrado ser móvil dentro de los macrófagos). Tienen ácido-alcohol resistencia,2 no producen endosporas ni cápsulas y suelen considerarse grampositivas. En algunos casos, estos bacilos pueden formar filamentos ramificados; sin embargo, estos pueden romperse con facilidad.1
    Se ha publicado un trabajo en PNAS que muestra esporulación en Mycobacterium marinum.4
    Aunque las micobacterias no parecen encajar en la categoría Gram-positiva desde un punto de vista empírico (es decir, que no retienen el tinte violeta), se clasifican como bacterias ácido-resistentes Gram-positivas. Todas las especies de Mycobacterium comparten una característica pared celular, más gruesa que la de muchas otras bacterias, hidrofóbica, cerosa, y rica en ácidos micólicos/micolatos. La pared celular es rica en lípidos, lo que hace que su superficie sea hidrófoba y confiere a las micobacterias resistencia frente a muchos desinfectantes y las tinciones de laboratorio. Esta pared celular proporciona una contribución sustancial a la resistencia de este género de bacterias.2 1
    En la membrana plasmática se anclan proteínas, manósido de fosfatidil inositol y liporarabinomanano (LAM), que presenta una repación funcional con los liposacáridos O antigénicos presentes en otras bacterias. La capa de peptidoglucano forma el esqueleto básico al que se unen los arabiogalactanos, unos polisacáridos ramificados formados por D-arabinosa y D-galactosa. El residuo terminal de la D-arabinosa se esterifica para dar lugar a ácidos micólicos hidrofóbicos de alto peso molecular a los que se anclan moléculas de glucolípidos de superficie. Los componentes lipídicos abarcan el 60% del peso de la pared.1
    A lo largo de las capas de la pared se intercalan proteínas transportadoras y porinas, las que constituyen el 15% del peso de la pared. Las proteínas constituyen antígenos importantes para estimular la respuesta del anfitrión a la infección y pueden usarse como prueba pronóstica.
    Debido a que la pared celular de las micobacterias es compleja y a que este grupo de microorganismos es exigente desde el punto de vista nutricional, la mayoría crecen lentamente, se dividen cada 12 a 24 horas y se necesitan hasta 8 semanas antes de poder detectar el crecimiento en los cultivos de laboratorio. Además, algunas especies tienen también ciclos de reproducción muy largos. M. leprae puede tardar más de 20 días para completar un ciclo de división (por comparación, algunas cepas de E. coli toman sólo 20 minutos), aunque jamás se ha podido aislar de manera artificial a esta especie, haciendo que el cultivo en laboratorio sea un proceso lento. Algunas de las especies pueden ser extremadamente difíciles de cultivar y puede llevar más de dos años desarrollar su cultivo.2
    Las micobacterias que forman colonias claramente visibles a simple vista en los cultivos en un plazo de 7 días se denominan de cultivo rápido, mientras que las que requieren períodos más largos se denominan de cultivo lento.2 Muchas especies de Mycobacterium se adaptan fácilmente al crecimiento en sustratos muy simples, utilizando amoníaco o aminoácidos como fuentes de nitrógeno y glicerol como fuente de carbono en presencia de sales minerales. La temperatura óptima de crecimiento varía ampliamente según la especie desde 25 °C a más de 40 °C.2

    ResponderEliminar
  23. 89401 CLAUDIO SEGURA El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped (2).

    Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son (1):

    Enfermedad pulmonar.
    Linfadenitis.
    Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
    Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
    Enfermedad diseminada.
    Infecciones relacionadas con cateteres.
    Mycobacterium marinum

    Es una micobacteria de crecimiento lento que causa enfermedad en los peces pero puede ocasionar enfermedad al ser humano al penetrar por piel lesionada (2).

    Incubacion: 2-8 semanas.

    ResponderEliminar
  24. 89401 CLAUDIO SEGURA. Diagnóstico de laboratorio:
    Diagnóstico de laboratorio de micobacterias
    Diagnóstico inmunológico
    Intrademorreacción a la tuberculina (Test de Mantoux)
    Prueba de liberación de IFN-γ
    Microscopía
    Tinción de Ziehl-Neelsen
    Tinción de Kinyoun
    Tinción acidotresistente con fluorocromo Truant
    Pruebas basadas en ácidos nucléicos
    Reacción en cadena de la polimerasa
    Cultivo
    Medios de agar sólido o con huevo (Löwenstein-lensen, Middle-brook)
    Medios de caldo
    Identificación
    Propiedades morfológicas
    Reacciones bioquímicas
    Análisis de lípidos de la pared celular
    Solución de ácidos nucléicos
    Secuenciación de ácidos nucléicos
    La prueba empleada normalmente para evaluar la respuesta del paciente a la exposición de la bacteria es mediante la prueba cutánea de al tuberculina. Usualmente la prueba de la tuberculina es positiva después de 3 a 4 semanas de la exposición. Esta prueba ha dejado de considerarse diagnóstica ya que indica el contacto previo del individuo con la bacteria pero no denota una infección activa, además de que la vacuna profiláctica con el bacilo de Calmette-Guérin (BCG) tienen resultados positivos a la prueba.1
    La detección microscópica de los bacilos acidorresistentes en muestras clínicas es el método más rápido para confirmar una infección por micobacterias. La muestra clínica se tiñe con carbolfucsina (Ziehl-Neelsen y Kinyoun) o con colorantes fluorescentes de auramina y rodamina (Truant), se decolora con una solución de ácido alcohol y se aplica una tinción de contraste. Las muestras se examinan al microscopio de campo blanco, campo oscuro o fluoresencia (en caso de usar colorantes fluorescentes). La sensibilidad de la microscopía está entre 30 y 50% y la especificidad del 95%.1
    Las sondas de ácidos nucleicos se emplean para identificar la especie implicada en la infección. esta puede usarse junto con la amplificación del genoma ya que en las muestras suele hallarse una cantidad baja de micobacterias. Estos tienen una baja especificidad.1
    La proliferación in vitro de las micobacterias se ve dificultada por su velocidad de crecimiento. Las muestras que vayan a cultivarse deben de tratarse con reactivos descontaminantes —NaOH, por ejemplo— para evitar la confusión con otras bacterias de crecimiento rápido. Anteriormente, estas muestras se inoculaban en medios con huevo (Lowenstein-Jensen) y con agar (Middle-brook) pero esta prueba tomaba un tiempo prolongado; sin embargo, la introducción de los caldos de cultivo facilitan el crecimiento de la bacteria acortando el tiempo de crecimiento de 3 a 4 semanas a tan solo 10-14 días.1

    ResponderEliminar
  25. 89401 CLAUDIO SEGURA.
    Cuadro clínico

    Básicamente se consideran tres tipos de cuadros clínicos entre los que destacan la tuberculosis y la lepra. El tercer tipo de cuadro clínico son las micobacteriosis, término que se usa para encuadrar una serie de procesos de las enfermedades infecciosas humanas ocasionados por micobacterias diferentes a Mycobacterium tuberculosis y M. leprae.5
    La denominación genérica de micobacteriosis por el territorio orgánico implicado con el proceso (broncopulmonar, ganglionar, cutánea, osteoarticular, diseminada, etc.) ha sido la forma natural de denominar a estas entidades.5

    ResponderEliminar
  26. 89401 claudio segura. Patogenicidad

    Las micobacterias a veces colonizan a sus huéspedes sin que estos muestren signos de enfermedad. Por ejemplo, miles de millones de personas están infectadas por M. tuberculosis pero nunca lo sabrán puesto que no desarrollarán síntomas.[cita requerida] Esto es debido a que en gran parte de los países la cepa de M. tuberculosis está circulando en el medio ambiente produciendo una primo infección, que permite desarrollar una respuesta inmune pero sin presentar los síntomas específicos creando así células de memoria las que mantienen vigilancia específica en el organismo, al transitar por la calle el paciente está expuesto a una reinfección de M. tuberculosis pero no desarrollará la infección por que al tener las células de memoria éstas se encargan de neutralizar al patógeno, esa también es la explicación de por que algunos pacientes inmunocomprometidos (como los pacientes con VIH) tienden a desarrollar cuadros crónicos de Tuberculosis.

    ResponderEliminar
  27. SLIDE 1
    MICOBACTERIAS

    El M. Tuberculosis es un bacilo en forma de bastoncillo de extremo redondeado. Es resistente al ácido y al alcohol. Tiene una longitud de 1 a 4 micras, y de 0.3 a 0.6 micra de diámetro. Se comprueba con la técnica de tinción de ZIEHL­NEELSEN o algunas de sus variantes debido a los componentes lipídico de su pared celular.
    Esta micobacteria es Gram positiva, aerobia. Su gran virulencia se debe a que puede vivir largo tiempo fuera del organismo ( 6 a 8 meses). Pero la exposición a la luz la destruye. Casi siempre es positiva la prueba de niacina y esto nos sirve para diferenciarla de otras micobacterias. Las colonias se hacen visibles en un medio de LOWENSTEIN­ JENSEN; pueden aparecer después de 6 semanas.El componente mas importante es la pared, es una gran macromolécula que contiene complejos lipídicos solubles, estos representan del 30 al 60% de ella y entre ellos se incluye micósidos, glucolípidos y esteres de trealosa. También moléculas solubles en agua no lipidicas como el glucógeno , glucano, lipolisacaridos, y proteínas glucano, lipolisacaridos, y proteínas (tuberculina) (tuberculina)

    ResponderEliminar
  28. SLIDE 2
    Micobacterias atípicas

    Se encuentran ampliamente distribuidas en el ambiente. Las infecciones no son el resultante de la transmisión persona a persona. La mayoría de ellas, con pocas excepciones, son resistentes a los medicamentos antituberculosos. Las micobacterias atipicas son bacterias acido-alcohol resistente, inmoviles, no formadoras de esporas
    El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped.
    Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son:
    Enfermedad pulmonar.
    Linfadenitis.
    Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
    Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
    Enfermedad diseminada.
    Infecciones relacionadas con cateteres.

    ResponderEliminar
  29. SLIDE 3
    Intradermorreacción en lepromina y tuberculina

    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.


    ResponderEliminar
  30. Fabiano Lima das Gracas -89693
    Grupo Martes 10am-12pm Microbiologia II

    1-Micobacterias:

    Mycobacterium es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamadamicobacteriologia.
    El género Mycobacterium está formado por bacilos aeróbios inmóviles y no esporulados con un tamaño de 0,2 a 0,6 x 1 a 10 mcm1algunos de los cuáles son patógenos que causan graves enfermedades en los mamíferos, incluyendo tuberculosis y lepra
    Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Quien la describió por primera vez, el 24 de marzo de 1882, fue Robert Koch [de ahí el heterónimo (sobrenombre) de esta bacteria: «Bacilo de Koch»], a quien posteriormente (en 1905) se otorgó el premio Nobel de Fisiología o Medicina.
    Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.
    Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.
    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.
    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.
    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer)eliminan macrofagos y linfocitos infectados.
    In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C.
    El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.
    Los laboratorios especializados realizan pruebas de susceptibilidad antibiótica (antibiogramas) de las cepas aisladas y que oponen resistencia al tratamiento convencional.

    ResponderEliminar
  31. Fabiano Lima das Gracas -89693
    Grupo Martes 10am-12pm Microbiologia II

    2-Micobacterias Atipicas:

    Las micobacterias atípicas son un grupo de micobacterias cuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.
    PRINCIPALES MICOBACTERIAS ATIPICAS
    M. marinum
    Fue descrito por primera vez en 1926 por Aronson en peces de agua salada en un acuario de Philadelphia. En 1951 se aisló como patógeno humano en nadadores de una piscina en Suecia. Ha recibido también las denominaciones de M. platypoecilus y M. balnei, aunque posteriormente se ha demostrado que ambos términos hacían referencia a una misma micobacteria. Hoy día también se emplea el término de «granuloma de las piscinas» o «de los acuarios» para referirse a este tipo de infecciones. Pertenece al grupo I de Runyon de bacterias fotocromógenas y crece a temperaturas entre 30-32 °C en 5-14 días (velocidad de crecimiento moderada). Su reservorio principal es el agua de mar y estancada. Entre los factores de riesgo se encuentran las actividades relacionadas con peces y agua dulce o salada contaminados como los acuarios, tanques de agua y piscinas. Se puede hallar también en granulomas por picadura de erizo. Puede considerarse una enfermedad profesional en submarinistas o en trabajadores de astilleros. La puerta de entrada suelen ser pequeñas erosiones o traumatismos recogidos en la historia clínica, si bien las lesiones pueden desarrollarse después del contacto con agua contaminada en ausencia de trauma previo. En 1997 existían 8 casos descritos en la literatura española..
    En un tercio de los casos se localiza en extremidades. Con más frecuencia en extremidades superiores, en concreto, en dedos y cara posterior de manos. En las extremidades inferiores, la rodilla y la región pretibial son los lugares más afectados
    M. chelonae
    El término chelonae hace referencia al género al que pertenece la tortuga marina (Chelonia corticata) en donde fue aislado en el pulmón por Bergey en 1923. Su temperatura de crecimiento óptima está entre 28-32 °C y se constituye como el patógeno más importante del grupo IV de Runyon. Se encuentra en el agua y en el suelo
    M. haemophilum
    Descrito por Sompolinsky et al en 1978 a partir de unas úlceras cutáneas en un paciente con enfermedad de Hodgkin. Pertenece al grupo III de Runyon y requiere, a diferencia del resto de micobacterias, la presencia de hemoglobina o hemina en los medios de cultivo y una temperatura óptima entre 30-32 °C. Para su aislamiento también se necesitan periodos que oscilan entre 14-28 días. Estas dos especiales características han propiciado que los trabajos publicados sean escasos con menos de 120 casos descritos en la literatura médica. Parece existir crecimiento en menor grado a temperaturas de 37 °C precisando, en este caso, periodos prolongados de incubación, de forma similar a lo que ocurre con otras especies de micobacterias atípicas como M. marinum y M. ulcerans
    M. fortuitum
    Fue aislado en ranas por Kuster en 1905. Pertenece al grupo IV de Runyon y requiere una temperatura óptima de 28 °C para su cultivo, apareciendo las primeras colonias a los 3-7 días. Se encuentra en el agua, suelo, polvo y animales

    ResponderEliminar
  32. Fabiano Lima das Gracas -89693
    Grupo Martes 10am-12pm Microbiologia II

    2-Micobacterias Atipicas:

    M. avium-intracellulare
    Pertenece al grupo III de Runyon. Se trata de una micobacteria atípica de distribución universal que se aísla en agua, suelo, polvo doméstico y en diversos animales como pájaros, ganado bovino y porcino. Es muy abundante en climas templados con aguas y terrenos ácidos y pantanosos. Crece lentamente a 37 °C. El complejo M. avium (MAC, del acrónimo inglés) incluía las especies M. avium, M. intracellulare (MAI) y, en épocas anteriores, a M. scrofulaceum (MAIS). A través de procesos de hibridación con sondas de ADN se han diferenciado dos especies, M. avium y M. intracellulare , que permiten caracterizar con exactitud el origen de las patologías, por lo que la denominación MAC ha quedado obsoleta
    M. ulcerans
    El primer caso confirmado fue publicado en 1948 por MacCallum et al en Australia, si bien los primeros casos fueron descritos en 1897 por Sir Albert Cook en Uganda, aunque posteriormente no fueron publicados en revistas médicas. En dicho país, existe una zona endémica donde se describieron gran cantidad de casos en los años 1950, de donde toma el sobrenombre de «úlcera de Buruli». Suele encontrarse en zonas próximas a los ríos o en aguas estancadas; por ello, afecta, en la mayor parte de los casos, a la población rural de países tropicales o subtropicales (Uganda, Congo, sureste de Asia y Australia). Se han descrito también casos esporádicos en Europa
    M. abscessus
    Se encuentra ampliamente distribuido pudiéndose aislar del suelo, polvo y agua. Presenta una gran resistencia ante los métodos de esterilización y desinfección por lo que pueden verse implicados en brotes de infecciones nosocomiales. En la mayor parte de los casos descritos en seres humanos se adquiere por la inoculación ante traumatismos accidentales, intervenciones quirúrgicas o inyecciones,. Desde 1992 se considera una nueva especie diferente de M. chelonae . La identificación y la diferenciación de las especies de M. chelonae y M. abscessus tiene poca relevancia a la hora de diferenciar cuadros clínicos puesto que estos son muy parecidos, con la excepción de que un 90 % de las enfermedades pulmonares son producidas por M. abscessus y que la mayor parte las infecciones cutáneas diseminadas están provocadas por M. chelonae por lo que remitimos al lector a lo ya referido en el trabajo de esta última micobacteria.

    ResponderEliminar
  33. Fabiano Lima das Gracas -89693
    Grupo Martes 10am-12pm Microbiologia II

    2-Micobacterias Atipicas:

    M. scrofulaceum
    Figura como el segundo agente causal de linfadenopatías cervicales, precedido tan sólo porM. avium intracellulare Es una micobacteria de crecimiento lento que se encuentra en agua y en el tracto respiratorio humano. Sus principales manifestaciones clínicas son la linfadenitis cervical en niños y la enfermedad pulmonar en adultos. En un amplio estudio realizado en Estados Unidos entre 1958 y 1990 se recogieron 105 casos de linfadenitis en niños, de los cuales M. scrofulaceum era el principal agente causal hasta el año 1978, a partir del cual, comenzaron a imperar los casos atribuidos a M. avium complex. Estos autores no se explican el porqué de dicho cambio epidemiológico. El comienzo de la enfermedad es en torno a los 3 años de edad, siendo menores de 5 años el 80 % de los casos. Parece existir una ligera preponderancia en mujeres y una predilección estacional en invierno y primavera. Resulta fundamental, en el caso de la linfadenitis, saber si el germen causante es M. tuberculosis o una micobacteria atípica, dado que el tratamiento en el primer caso es la asociación de cirugía y antibioterapia, además de las consideraciones epidemiológicas específicas que se derivan de dicha enfermedad; por el contrario, de demostrarse una micobacteria atípica, el tratamiento es fundamentalmente quirúrgico. Con más probabilidad estaremos ante una linfadenitis por micobacterias atípicas en el caso de que la prueba de Mantoux sea inferior a 15 mm, la radiografía de tórax sea normal, la ausencia de exposición ante otro paciente con tuberculosis, la prueba de Mantoux negativa en los miembros familiares y la edad del paciente menor de 4 años. Se manifiesta como un nódulo localizado preferentemente en la región yugular o submandibular, unilateral, eritematoso o violáceo, que puede fistulizar en el 20 % de los casos. El tono violáceo de la piel parece ser característico de infección por micobacterias atípicas. Es de carácter asintomático o levemente doloroso y no se suele acompañar de síntomas sistémicos. De forma excepcional puede producir lesiones cutáneas en forma de papulopústulas a través de traumatismos en dedos así como cuadros diseminados. Se ha asociado a síndrome de Sweet, lupus eritematoso sistémico y a osteomielitis.
    Entre los tratamientos que pueden administrarse figuran la rifampicina, , etambutol, azitromicina , isoniazida, claritromicina, kanamicina y etionamida. Algunos autores recomiendan asociar claritromicina más clofacimina con o sin etambutol. El tratamiento de elección, en caso de adenopatías, es la extirpación quirúrgica que ha de ser precoz para evitar complicaciones como la cronificación de las lesiones o la fistulación. Algunos autores aconsejan que la intervención quirúrgica se realice antes de un mes desde el comienzo del cuadro, para así lograr un resultado estético satisfactorio.

    ResponderEliminar
  34. Fabiano Lima das Gracas -89693
    Grupo Martes 10am-12pm Microbiologia II

    2-Micobacterias Atipicas:

    M. kansasii
    Se trata de una micobacteria, de lento crecimiento, fotocromógena perteneciente al grupo I de Runyon. Fue aislada en 1953 y crece a una temperatura óptima de 37 °C. Su hábitat natural se encuentra en el medio acuático, detectándose en piscinas, depósitos de agua o en aguas residuales. En agua corriente es capaz de sobrevivir durante un año. Afecta principalmente a personas inmunodeprimidas. Se han descrito casos en pacientes con sida, trasplantados renales, lupus eritematoso sistémico, cánceres hematológicos, vasculitis, dermatomiositis, leiomiosarcoma, tratamientos con corticoides sistémicos prolongados, etc.. En el 72 % existe un trastorno inmunodepresivo que favorece la aparición y diseminación de las lesiones; en el 28 % restante aparece en pacientes inmunocompetentes. En estos casos el modo de infección es a través de pequeños traumatismos cutáneos. Existe un caso con lesiones diseminadas en un paciente inmunocompetente asociado a tubercúlide papulonecrótica.
    El primer caso de lesiones cutáneas por esta micobacteria data de 1965, y hasta 2001 se han registrado 45 casos adicionales. Predomina en varones en torno a la quinta década de la vida.
    Su principal manifestación clínica es en forma de infección pulmonar en pacientes con enfermedad respiratoria previa. Otras formas de presentación son linfadenitis en niños, meningitis, tendinitis, sinovitis, infecciones oculares, artritis, empiema, osteomielitis, síndrome del túnel carpiano e infecciones hepáticas o esplénicas.
    La forma de presentación clínica es muy variada, al igual que sucede con otras micobacterias. Entre las manifestaciones clínicas se han descrito nódulos, pápulas, pústulas, úlceras, celulitis, lesiones esporotricoides, etc., de carácter generalmente indolente. El tratamiento de las formas cutáneas gira en torno a la exéresis quirúrgica y a la administración de antibióticos como eritromicina, isoniazida, etambutol, rifampicina, estreptomicina, PAS o pirazinamida.
    M. szulgai
    Es una micobacteria escotocromógena del grupo II de Runyon descrita por primera vez en 1972, sin que hoy día esté aclarado su origen ambiental. Se trata de un patógeno humano muy poco frecuente; en la literatura especializada, hasta el año 2000, sólo se han recogido una treintena de casos como causante de enfermedad pulmonar en pacientes con afectación previa en forma de enfermedad cavitaria o fibrosis. Cursa como si fuera una tuberculosis convencional con infiltrados en los lóbulos superiores o cavitación.
    A la escasez de casos pulmonares hay que añadir la dermatológica, con tan sólo 5 casos descritos hasta el año anteriormente referido. La mayor parte de casos descritos están asociados a inmunodepresión. Pueden presentarse en forma de pápulas eritematosas ocasionalmente ulceradas. Existen pacientes con infección por esta micobacteria en forma de síndrome del túnel carpiano asociado a tenosinovitis, osteomielitiso de queratitis tras cirugía ocular con láser.
    El tratamiento se basa en la administración de isoniazida rifampicina, etambutol, estreptomicina, ciprofloxacino o claritromicina, así como escisión o drenaje de las lesiones.

    ResponderEliminar
  35. Fabiano Lima das Gracas -89693
    Grupo Martes 10am-12pm Microbiologia II

    2-Micobacterias Atipicas:

    M. gordonae
    Su nombre se debe a su descubridora, una microbióloga americana llamada Ruth E. Gordon. Existen muy pocos casos descritos de infección por esta micobacteria perteneciente al grupo II de Runyon que normalmente se considera como contaminante, recogiéndose tan sólo 21 casos hasta 1992. Incluso en pacientes inmunodeprimidos o con alteraciones en los estudios radiológicos torácicos se considera no patógena, pudiendo encontrarse otras causas o agentes microbiológicos que expliquen estas alteraciones. A pesar de su amplia distribución, tanto en el suelo como en el agua, tampoco se han descrito brotes epidémicos verdaderos con esta micobacteria, lo que refleja su baja patogenicidad. Sí se han recogido brotes seudoepidémicos en relación con medios Bactec contaminados o por agua contaminada. Es necesario, para que sea considerado patógeno, su aislamiento repetido en las muestras que se remiten para estudios de laboratorio, la presencia de múltiples colonias en cada medio de cultivo y de enfermedad clínica y/o histología compatible con infección por micobacterias y la erradicación del microorganismo conforme mejora la situación clínica del paciente. Muchos de los casos recogidos en la literatura médica están mal documentados y no cumplen los criterios relatados

    ResponderEliminar
  36. Fabiano Lima das Gracas -89693
    Grupo Martes 10am-12pm Microbiologia II

    3-Intradermorreaccion en lepromina y Tuberculina:

    La prueba de lepromina cutánea se utiliza para determinar qué tipo de lepra tiene una persona.
    Se inyecta una muestra de bacterias inactivadas (incapaces de causar infección) causantes de la lepra justo debajo de la piel, usualmente en el antebrazo, de tal manera que una pequeña protuberancia levante la piel. La protuberancia indica que el antígeno ha sido inyectado a la profundidad correcta.
    El sitio de la inyección se marca y se examina a los 3 días y luego de nuevo a los 28 días para ver si hay una reacción.
    Las personas que no tienen lepra tendrán poca o ninguna reacción de la piel al antígeno. Los pacientes con un tipo particular de lepra, llamado lepra lepromatosa, no tendrán ninguna reacción de la piel al antígeno.
    Técnica que permite detectar la reacción a la tuberculina mediante la inyección en la dermis de dicha sustancia. La reacción positiva (si el individuo ha tenido contacto con el bacilo de Koch o sufre la enfermedad) se detecta con la aparición de una reacción eritematosa e indurada en el punto de inoculación pasadas 48 o 72 horas.

    ResponderEliminar
  37. Fabiano Lima das Gracas -89693
    Grupo Martes 10am-12pm Microbiologia II

    4-Micobacterias: Mycobacterium Leprae:

    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.
    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial. Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina(tratamiento recomendado por la OMS).
    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).
    Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).
    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  38. Isabel Perdomo
    2011-0157
    Diapositiva 1


    Micobacterias:

    Mycobacterium es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamadamicobacteriologia. El género Mycobacterium está formado por bacilos aeróbios inmóviles y no esporulados con un tamaño de 0,2 a 0,6 x 1 a 10 mcm1algunos de los cuáles son patógenos que causan graves enfermedades en los mamíferos, incluyendo tuberculosis y lepra Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Quien la describió por primera vez, el 24 de marzo de 1882, fue Robert Koch [de ahí el heterónimo (sobrenombre) de esta bacteria: «Bacilo de Koch»], a quien posteriormente (en 1905) se otorgó el premio Nobel de Fisiología o Medicina. Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.


    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer)eliminan macrofagos y linfocitos infectados. In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C. El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.


    ResponderEliminar
  39. Isabel Perdomo
    2011-0157
    Diapositiva 2

    Micobacterias Atipicas:

    Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas. En un tercio de los casos se localiza en extremidades. Con más frecuencia en extremidades superiores, en concreto, en dedos y cara posterior de manos. En las extremidades inferiores, la rodilla y la región pretibial son los lugares más afectados M. chelonae El término chelonae hace referencia al género al que pertenece la tortuga marina (Chelonia corticata) en donde fue aislado en el pulmón por Bergey en 1923.



    Su temperatura de crecimiento óptima está entre 28-32 °C y se constituye como el patógeno más importante del grupo IV de Runyon. Se encuentra en el agua y en el suelo M. haemophilum Descrito por Sompolinsky et al en 1978 a partir de unas úlceras cutáneas en un paciente con enfermedad de Hodgkin. Pertenece al grupo III de Runyon y requiere, a diferencia del resto de micobacterias, la presencia de hemoglobina o hemina en los medios de cultivo y una temperatura óptima entre 30-32 °C. Para su aislamiento también se necesitan periodos que oscilan entre 14-28 días. Estas dos especiales características han propiciado que los trabajos publicados sean escasos con menos de 120 casos descritos en la literatura médica. Parece existir crecimiento en menor grado a temperaturas de 37 °C precisando, en este caso, periodos prolongados de incubación, de forma similar a lo que ocurre con otras especies de micobacterias atípicas como M. marinum y M. ulcerans
    M. fortuitum Fue aislado en ranas por Kuster en 1905. Pertenece al grupo IV de Runyon y requiere una temperatura óptima de 28 °C para su cultivo, apareciendo las primeras colonias a los 3-7 días. Se encuentra en el agua, suelo, polvo y animales

    ResponderEliminar
  40. Isabel Perdomo
    2011-0157
    Diapositiva 3

    Intradermorreaccion en lepromina y Tuberculina:


    Se inyecta una muestra de bacterias inactivadas (incapaces de causar infección) causantes de la lepra justo debajo de la piel, usualmente en el antebrazo, de tal manera que una pequeña protuberancia levante la piel. La protuberancia indica que el antígeno ha sido inyectado a la profundidad correcta. El sitio de la inyección se marca y se examina a los 3 días y luego de nuevo a los 28 días para ver si hay una reacción. Las personas que no tienen lepra tendrán poca o ninguna reacción de la piel al antígeno. Los pacientes con un tipo particular de lepra, llamado lepra lepromatosa, no tendrán ninguna reacción de la piel al antígeno. Técnica que permite detectar la reacción a la tuberculina mediante la inyección en la dermis de dicha sustancia. La reacción positiva (si el individuo ha tenido contacto con el bacilo de Koch o sufre la enfermedad) se detecta con la aparición de una reacción eritematosa e indurada en el punto de inoculación pasadas 48 o 72 horas.

    ResponderEliminar
  41. Isabel Perdomo
    2011-0157
    Diapositiva 4

    Micobacterias: Mycobacterium Leprae:



    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial. Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina(tratamiento recomendado por la OMS). Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).


    Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).

    ResponderEliminar
  42. Jorge Nieves 89259
    #1: Micobacteria (mycobacterium tuberculosis)
    También conocido como Bacilo de Koch (En honor a Robert Koch, su descubridor).
    Es el causante de la tuberculosis, infección bacteriana capaz de atacar a los pulmones, pudiéndolo propagarse a otros órganos.
    Cabe destacar, que es la tuberculosis posiblemente la enfermedad infecciosa mas prevalente en el mundo.
    Los antituberculostáticos se clasifican en 2 grupos en función de su eficacia, potencia y efectos secundarios:
    • Fármacos de primera línea: isoniacida, rifampicina, pirazinamida, etambutol o estreptomicina
    • Fármacos de segunda línea: cicloserina, etionamida, ciprofloxacino, etc. Se utilizan en los casos de tuberculosis resistentes o cuando los de primera línea producen efectos secundarios.

    #2: Micobacterias atipicas.
    El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped.

    Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son:
    •Enfermedad pulmonar.
    •Linfadenitis.
    •Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
    •Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
    •Enfermedad diseminada.
    •Infecciones relacionadas con cateteres.

    Mycobacterium marinum

    Es una micobacteria de crecimiento lento que causa enfermedad en los peces pero puede ocasionar enfermedad al ser humano al penetrar por piel lesionada.
    •Incubacion: 2-8 semanas.
    •Los dedos de la mano son las areas mas comunmente afectadas.
    •En cultivos de Lowenstein-Jensen crece a una temperatura media de 30-32° C en 2 a 5 semanas.
    •Crece muy poco o nada a 37° C.

    ResponderEliminar
  43. Jorge Nieves 89259
    #3: Intradermorreacion en lepromina y tuberculina.
    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.

    #4: Mycobacterium leprae.
    Tambien conocido como Bacilo de Hansen (En hornor a quien lo describiese por primera vez), es la micobacteria causante de la muy antigua enfermedad de la lepra.
    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente, por lo que normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina ( Que es el tratamiento recomendado por la OMS).

    ResponderEliminar
  44. Claudia S. Fernandez 88103
    Slide #1
    Micobacterias
    Mycobacterium Tuberculosis
    a tuberculosis (TB) pulmonar es causada por la bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis (M. tuberculosis) y se puede adquirir por la inhalación de gotitas de agua provenientes de la tos o el estornudo de una persona infectada. La infección pulmonar resultante se denomina tuberculosis primaria.
    La mayoría de las personas se recupera de la infección de tuberculosis primaria sin evidencia mayor de la enfermedad. La infección puede permanecer  inactiva (latente) por años; sin embargo, en algunas personas se puede reactivar.
    La mayoría de las personas que presentan síntomas de una infección de tuberculosis resultaron primero infectadas en el pasado. En algunos casos, la enfermedad puede reactivarse en cuestión de semanas después de la infección primaria.
    Las siguientes personas están en mayor riesgo de tuberculosis activa:
    • Los ancianos.
    • Los bebés.
    • Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, por ejemplo, debido a SIDA, quimioterapia, diabetes o medicamentos que debilitan el sistema inmunitario.
    El riesgo de contraer tuberculosis aumenta si usted:
    • Está entorno a personas que padecen la enfermedad.
    • Vive en condiciones de vida insalubres o de hacinamiento.
    • Padece desnutrición.
    Los siguientes factores pueden incrementar la tasa de infección tuberculosa en una población:
    • Aumento de las infecciones por VIH.
    • Aumento del número de personas sin hogar (ambiente de pobreza y mala nutrición).
    • Aparición de cepas de tuberculosis farmacorresistentes.

    ResponderEliminar
  45. Claudia S. fernandez 88103
    Slide #2

    Micobacterias atipicas

    Las micobacterias atípicas son un grupo de micobacterias cuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.
    Robert Koch fue el primero en establecer la relación causal del bacilo de la tuberculosis y la tuberculosis, bacilo que recibió la denominación de Mycobacterium tuberculosis en 1886. El género Mycobacterium incluye parásitos obligados, saprofitos y oportunistas. El alto contenido en guanina y citosina (G + C) del ADN micobacteriano (62-70 %) es similar al de otras bacterias productoras de ácido micólico, Nocardia (60-69 %), Rhodococcus (59-69 %) y Corynebacterium (51-59 %).
    Son bacilos delgados de forma recta o ligeramente curvada, aerobios, inmóviles, no formadores de esporas, difíciles de teñir con la tinción de Gram, aunque se consideran grampositivos. Resisten la decoloración en las tinciones con ácido-alcohol (BAAR: bacilo ácido alcohol resistente) y mantienen el primer colorante como carbolfucsina (tinción de Ziehl-Neelsen y Kinyoun) o fluorocromos (auramina-rodamina).

    ResponderEliminar
  46. Claudia S. Fernandez 88103
    Slide #3
    Intradermorreaccion en Lepromina y Tuberculina

    Prueba cutánea: La lepromina es un extracto crudo semiestandarizado de bacilos procedentes de nódulos lepromatosos, que se utiliza en una prueba cutánea para demostrar la respuesta inmune celular. Para esto, se inoculan 0.1 ml de lepromina intradérmicamente y se examina el sitio después de 72 horas (reacción de Fernández) o 3 a semanas después (reacción de Mitsuda). El diámetro de la induración producida se mide y califica como sigue: a) sin induración, negativa; b) 1-2 mm, (dudosa); 3-5 mm, + ; > 5 mm, ++ ; con úlcera, +++. Una reacción de Fernández positiva indica la presencia de hipersensibilidad retardada a los antígenos de M. leprae y sugiere infección previa. La reacción positiva de Mitsuda puede indicar que la persona ha sido expuesta a los antígenos de M. leprae o que ha sido capaz de montar respuesta específica mediada por células contra M. leprae, y por lo tanto, dicha reacción tiene valor pronóstico. Aunque es positiva en casos de lepra LT y BT, la prueba no se debe usar para el diagnóstico específico de la lepra en virtud de que hay respuesta cruzada con antígenos de otras micobacterias como M. tuberculosis y M. bovis (BCG).
    Detección de antígenos: con las reacciones en cadena de la polimerasa, de gran valor para diagnosticar casos subclínicos y pausibacilares, controlar la multiterapia y diferenciar los bacilos vivos de los muertos.
    Tuberculina
    La prueba de tuberculina, mediante intradermorreacción de Mantoux, es actualmente el único método aceptado para el diagnóstico de la infección tuberculosa. Pretende poner de manifiesto la hipersensibilidad retardada provocada por los productos resultantes de la destrucción bacilar en la lesión inicial, también conocida como alergia tuberculínica. Para ello se utiliza como antígeno un extracto proteico de cultivo del mycobacterium tuberculosis: la tuberculina. Actualmente se utilizan las tuberculinas PPD (derivado proteico purificado) que presentan mayor especificidad que las antiguas tuberculinas.
    Se considera positiva cuando la induración presenta un tamaño igual o superior a 5 mm. En vacunados previamente con BCG se considera positiva una induración igual o superior a 15 mm. Las induraciones entre 5 y 14 mm. en vacunados con BCG son debidas a la sensibilización propia de la vacuna (reacción Vacunal), y se identifican por la presencia de la cicatriz o impronta vacunal a nivel de la región deltoidea, o por la constancia documental de haber sido vacunado. Se debe tener en cuenta que la respuesta tuberculínica debida a la vacuna pierde significación a los diez años de su aplicación, por lo que su valoración debe ser cuidadosa.

    ResponderEliminar
  47. Claudia S. Fernandez 88103
    Slide #4
    Mycobacterium leprae

    La lepra es causada por la bacteria Mycobacterium leprae. No es muy contagiosa y tiene un largo período de incubación (tiempo antes de que aparezcan los síntomas), lo cual dificulta saber dónde y cuándo alguien contrajo la enfermedad. Los niños son más propensos que los adultos para contraerla.
    La lepra tiene dos formas comunes: la tuberculoide y la lepromatosa. Ambas formas ocasionan úlceras en la piel, pero la forma lepromatosa es la más grave y produce grandes protuberancias e hinchazones (nódulos).
    La lepra es común en muchos países del mundo y en los climas templados, tropicales y subtropicales. En los Estados Unidos, se diagnostican aproximadamente 100 casos cada año, la mayoría de ellos en el sur, California, Hawaii y las islas de ese país.
    Existen medicamentos efectivos. El aislamiento de las personas con esta enfermedad en "colonias de leprosos" no es necesario.
    El Mycobacterium leprae resistente a los medicamentos y el aumento en el número de casos en todo el mundo han originado una preocupación global acerca de esta enfermedad.
    Síntomas
    Los síntomas abarcan:
    • Lesiones cutáneas que son más claras que el color normal de la piel
    ◦ lesiones que presentan disminución de la sensibilidad al tacto, al calor o al dolor
    ◦ lesiones que no sanan después de algunas semanas o meses
    • Debilidad muscular
    • Entumecimiento o ausencia de sensibilidad en manos, brazos, pies y piernas
    Pruebas y exámenes
    • Prueba cutánea de lepromina que se puede usar para diferenciar las dos formas de la lepra, pero no se usa para diagnosticar la enfermedad
    • Biopsia de lesión de piel
    • Examen de raspado de piel
    Tratamiento
    Muchos antibióticos diferentes (como dapsona, rifampina, clofazamina, fluoroquinolonas, macrólidos y minociclina) se utilizan para destruir las bacterias que causan la enfermedad. A menudo se administra más de un antibiótico a la vez.
    El ácido acetilsalicílico (aspirin), la prednisona o la talidomida se utilizan para controlar la inflamación.
    Pronóstico
    El diagnóstico temprano de la enfermedad es importante. El tratamiento oportuno limita el daño, evita que la persona propague la enfermedad y le permite llevar un estilo de vida normal.
    Posibles complicaciones
    • Desfiguramiento
    • Debilidad muscular
    • Daño neurológico permanente en los brazos y las piernas
    • Pérdida de la sensibilida

    ResponderEliminar
  48. MATRICULA: 2011-0782 Diapositiva (#1)

    Mycobacterium tuberculosis

    Es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Quien la describió por primera vez, el 24 de marzo de 1882, fue Robert Koch [de ahí el heterónimo (sobrenombre) de esta bacteria: «Bacilo de Koch»], a quien posteriormente (en 1905) se otorgó el premio Nobel de Fisiología o Medicina.

    Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.
    Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.
    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.

    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.

    ResponderEliminar
  49. MATRICULA: 2011-0782 Diapositiva (#2)

    Las micobacterias atípicas

    Son un grupo de micobacterias cuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.

    Desde que en 1882 Koch descubriera el agente productor de la tuberculosis no se han dejado de encontrar nuevas especies pertenecientes al género Mycobacterium . Este género incluye a M. tuberculosis , M. bovis , M. africanum , M. microti , M. leprae y un grupo de micobacterias caracterizadas por no ser patógenas en condiciones habituales, por presentar una amplia distribución por los diferentes ecosistemas y por ser capaces de comportarse como patógenos oportunistas ante situaciones de inmunodepresión. En 1959, Penso1 propuso el término de «micobacteriosis» para encuadrar una serie de procesos de las enfermedades infecciosas humanas ocasionados por micobacterias diferentes a M. tuberculosis y a M. leprae .

    ResponderEliminar
  50. MATRICULA: 2011-0782 Diapositiva (#3)

    Las pruebas intradérmicas o intradermorreacciones se han utilizado durante muchos años para valorar diversas funciones cutáneas, para el diagnóstico de algunas enfermedades en las que la piel se encuentra afectada, para tratamiento de procesos alérgicos y principalmente para determinar la hipersensibilidad inmediata o retardada. La hipersensibilidad retardada (HSR) se refiere a la respuesta inmunitaria de tipo celular. La tuberculina es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo y Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de micobacterias (Mycobacterium tuberculosis, vacuna BCG, micobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.

    La Lepromina: antígeno que hace posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterium leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e hstopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. según su composición, existen tres tipos de lepromina.

    ResponderEliminar
  51. MATRICULA: 2011-0782 Diapositiva (#4)

    Mycobacterium leprae

    Es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.

    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial.

    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).

    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina.

    Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).

    ResponderEliminar
  52. D1: Micobacterias, Tuberculosis
    85878
    La tuberculosis (abreviada TBC o TB), llamada antiguamente tisis (del griego φθίσις, a través del latín phthisis) es una infección bacteriana contagiosa que compromete principalmente a los pulmones, pero puede propagarse a otros órganos. La especie de bacterias más importante y representativa causante de tuberculosis es Mycobacterium tuberculosis o bacilo de Koch, perteneciente al complejo Mycobacterium tuberculosis.1 La TBC es posiblemente la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo. Otras micobacterias, como Mycobacterium bovis, Mycobacterium africanum, Mycobacterium canetti y Mycobacterium microti pueden causar también la tuberculosis, pero todas estas especies no lo suelen hacer en el individuo sano.2 Aunque la tuberculosis es una enfermedad predominantemente de los pulmones, puede afectar también el sistema nervioso central, el sistema linfático, el sistema circulatorio, el sistema genitourinario, el aparato digestivo, los huesos, las articulaciones e incluso la piel.
    Los síntomas clásicos de la tuberculosis son una tos crónica, con esputo sanguinolento, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. La infección de otros órganos causa una amplia variedad de síntomas. El diagnóstico se basa en la radiología (habitualmente radiografías torácicas), una prueba de la tuberculina cutánea y análisis de sangre, así como un examen al microscopio y un cultivo microbiológico de los fluidos corporales como las espectoraciones. El tratamiento de la tuberculosis es complicado y requiere largos periodos de exposición con varios antibióticos. Los familiares del enfermo, si es necesario, también son analizados y tratados. Durante los últimos años, la tuberculosis ha presentado una creciente resistencia a los múltiples antibióticos y para ello se ha optado, como medida de prevención, por campañas de vacunación, generalmente con la vacuna Bacillus Calmette-Guérin (BCG).
    La tuberculosis se contagia por vía aérea, cuando las personas infectadas tosen, estornudan o escupen.En 2004, las estadísticas de mortalidad y morbilidad incluían 14,6 millones de casos activos crónicos, 8,9 millones de casos nuevos, y 1,6 millones de muertes, mayoritariamente en países en desarrollo.3 Además, un número creciente de personas del mundo contraen la tuberculosis debido a que su sistema inmunitario se ve comprometido por medicamentos inmunosupresores, abuso de drogas o el SIDA. La distribución de la tuberculosis no es uniforme en todo el mundo; aproximadamente el 80% de la población de muchos países asiáticos y africanos dan positivo en las pruebas de la tuberculina, mientras que sólo 5-10% de la población de Estados Unidos da positivo.1

    ResponderEliminar
  53. D2: Micobacterias atipicas
    85878
    Las micobacterias atípicas son un grupo de micobacterias cuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.

    ResponderEliminar
  54. #1: La tuberculosis pulmonar es una infección bacteriana contagiosa que compromete los pulmones y que se puede propagarse a otros órganos. La tuberculosis (TB) pulmonar es causada por la bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis (M. tuberculosis) y se puede adquirir por la inhalación de gotitas de agua provenientes de la tos o el estornudo de una persona infectada. La infección pulmonar resultante se denomina tuberculosis primaria. La mayoría de las personas se recupera de la infección de tuberculosis primaria sin evidencia mayor de la enfermedad. La infección puede permanecer inactiva (latente) por años; sin embargo, en algunas personas se puede reactivar. La mayoría de las personas que presentan síntomas de una infección de tuberculosis resultaron primero infectadas en el pasado. En algunos casos, la enfermedad puede reactivarse en cuestión de semanas después de la infección primaria.
    #2: Micobacterias atípicas producen micobacteriosis y son multiresistentes a los antibioticos. la micobacteriosis son afecciones del aparato respiratorio que semejan a la tuberculosis: las formas generalizadas de las con fiebre, manifestaciones sanguíneas, cutáneas, hepáticas y esplénicas son mas raras. Es detectado por pruebas de fotocromogenidad.
    #3: Las micobacterias son microorganismos ampliamente distribuidos, típicamente se las encuentra en el agua (incluyendo el agua del grifo tratada con cloro) y en los alimentos. Algunas especies, sin embargo, son patógenos intracelulares obligados, tales como las causantes de tuberculosis y lepra y no se las encuentra viviendo en el agua.
    Clasificación medica
    Las micobacterias pueden clasificarse con base en sus características de crecimiento y pigmentación con objeto de diagnóstico y tratamiento. La clasificación de Runryon, primera en clasificar a las micobacterias con objeto diagnóstico, inicialmente incluyó 4 grupos:
    Fotocromógenos de crecimiento lento (fotocromógeno significa que produce pigmentos carotenoides intensamente amarillos en presencia de luz) que incluye a: M. kanasii, M. marinum.
    Escotocromógenos de crecimiento lento (fotocromógeno significa que produce pigmentos carotenoides intensamente amarillos en ausencia de luz) que incluye a: M. gordone, microorganismo no patógeno aislado con frecuencia.
    Micobacterias no pigmentadas de crecimiento lento, que incluye a: M. avium y M. intracelullare.
    Micobacterias de crecimiento rápido, que incluye a M. fortuitum, M. chelonae y M. abscessus.
    Con esta clasificación, una micobacteria pigmentada o de crecimiento lento nunca debería confundirse con M. tuberculosis.
    #4: Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.
    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial. Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina(tratamiento recomendado por la OMS).
    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).

    ResponderEliminar
  55. Elisandrina Santana Matricula 89357

    Diapositiva #1

    Mycobacterium

    Mycobacterium es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamada micobacteriologia.
    El género Mycobacterium está formado por bacilos aeróbios inmóviles y no esporulados con un tamaño de 0,2 a 0,6 x 1 a 10 mcm1 algunos de los cuáles son patógenos que causan graves enfermedades en los mamíferos, incluyendo tuberculosis y lepra.

    Mycobacterium tuberculosis


    Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Quien la describió por primera vez, el 24 de marzo de 1882, fue Robert Koch [de ahí el heterónimo (sobrenombre) de esta bacteria: «Bacilo de Koch»], a quien posteriormente (en 1905) se otorgó el premio Nobel de Fisiología o Medicina.

    Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.
    Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.

    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.

    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.

    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrofagos y linfocitos infectados.

    ResponderEliminar
  56. 85549 Luis Miguel Acosta Granell
    Micobacterias
    1
    La Tuberculosis es una infección bacteriana contagiosa que compromete principalmente a los pulmones, pero puede propagarse a otros órganos. La Bacoloscopia se cuenta los BAAR que hay en 400 campos de luz, contados en un cuadrado de 100, en la muestra coloreada con la Tinción de Ziehl-Neelsen para BAAR. 0 BAAR en los 400 campos codificación 0, 1 en 400 la cod es 1, 2 en 400 la cod es 2, del 3-8 es igual, 9 o más en 400 campos la codificación es 9. Los síntomas son febrículas vespertinas, astenia, anorexia, pérdida de peso, tos hemoptoica, hemoptisis. El tratamiento hospitalario es terapia combinada con isoniacida, rifampicina, piracinamida, etambutol, y el tratamiento ambulatorio es con Rifampicina.
    2
    Las colonia de Micobacteria kansasii antes de la exposición a la luz son blanca y luego que se exponen pues toman un color amarillento. En la prueba de fotocromogenicidad hay 3 que son fotocromogenas, escotocromogenas y no fotocromogenicas. El tratamiento es quirúrgico pues son multirresistentes a los antibióticos.
    3
    La intradermorreacción en Lepromina y tuberculina se inyecta PPD en la dermis y luego dependiendo del tamaño es que se evalúa si es negativa (0-5mm) intermedia (5-9mm) o positiva (10 o +)
    4
    En la mycobaterium leprae en la baciloscopia para BAAR, se observan los “globis” característicos. Se realiza el seguimiento por codificación. Se realiza también ELISA. Lepra Tuberculoide la Lepromina + y ELISA -, en la Lepra Lepromatosa la Lepronima – y ELISA +. La M. Leprae crece en la almohadilla plantar del armadillo de nueve bandas. El tratamiento es la Rifampicna.

    ResponderEliminar
  57. Elisandrina Santana Matricula 89357

    Diapositiva #2

    Micobacteria Atípica

    El término “micobacteria atípica” se aplica a las infecciones ocasionadas por micobacterias distintas a M. tuberculosis y M. leprae (2)

    Actualmente existen mas de 100 especies de micobacterias atípicas. De ellas, aproximadamente 60 se consideran potencialmente patogenas .

    Las micobacterias atipicas son bacterias acido-alcohol resistente, inmoviles, no formadoras de esporas (2).


    Las micobacterias atípicas son un grupo de micobacterias cuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales.

    Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.

    ResponderEliminar
  58. Elisandrina Santana Matricula 89357

    Diapositiva #3

    INTRADERMORREACCIONES MÁS UTILIZADAS

    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.

    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.

    ResponderEliminar
  59. Elisandrina Santana Matricula 89357

    Diapositiva #4

    Mycobacterium Leprae

    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen".1 Es intracelular y pleomórfica,2 aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.

    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega.3 4 Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial.2

    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).

    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).

    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios

    ResponderEliminar
  60. Diapositiva#1 Micobacteria(Mycobacterium tuberculosis)
    Mycobacterias tuberculosis: es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta. Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo. Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado. Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrófagos y linfocitos infectados. In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C. El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa.

    Slide 2
    Micobacterias Atipicas

El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped.

Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son:
•Enfermedad pulmonar.
•Linfadenitis.
•Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
•Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
•Enfermedad diseminada.
•Infecciones relacionadas con cateteres.

Mycobacterium marinum

Es una micobacteria de crecimiento lento que causa enfermedad en los peces pero puede ocasionar enfermedad al ser humano al penetrar por piel lesionada.
•Incubacion: 2-8 semanas.
•Los dedos de la mano son las areas mas comunmente afectadas.
•En cultivos de Lowenstein-Jensen crece a una temperatura media de 30-32° C en 2 a 5 semanas.
•Crece muy poco o nada a 37° C.

    ResponderEliminar
  61. Slide 3


    Intradermorreacion e lepromina y tuberculina

    INTRADERMORREACCIONES MÁS UTILIZADAS
    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.

    Diapositiva 4

Micobacterias: Mycobacterium Leprae:



Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial. Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina(tratamiento recomendado por la OMS). Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).


Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).

    ResponderEliminar
  62. Eduardo Barbeito 88747
    Microbiologia II, Martes 10-12

    Diapositiva 1

    El M. Tuberculosis es un bacilo en forma de bastoncillo de extremo redondeado. • Es resistente al ácido y al alcohol • Tiene una longitud de 1 a 4 micras, y de 0.3 a 0.6 micra de diámetro. • Se comprueba con la técnica de tinción de ZIEHL-NEELSEN o algunas de sus variantes debido a los componentes lipídico de su pared celular.
    Esta micobacteria es Gram positiva, aerobia. • Su gran virulencia se debe a que puede vivir largo tiempo fuera del organismo ( 6 a 8 meses). Pero la exposición a la luz la destruye. Casi siempre es positiva la prueba de niacina y esto nos sirve para diferenciarla de otras micobacterias. • En condiciones óptimas de laboratorio las cepas de M. tuberculosis tardan en replicarse una sola vez aproximadamente en 18 horas. • Las colonias se hacen visibles en un medio de LOWENSTEIN¬ JENSEN; pueden aparecer después de 6 semanas.
    PATOGENIA • El componente mas importante es la pared, es una gran macromolécula que contiene complejos lipídicos solubles, estos representan del 30 al 60% de ella y entre ellos se incluye micósidos, glucolípidos y esteres de trealosa. También moléculas solubles en agua no lipidicas como el glucógeno , glucano, lipolisacaridos, y proteínas glucano, lipolisacaridos, y proteínas (tuberculina) (tuberculina)
    DETERMINANTE DE LA PATOGENICIDAD • El M. tuberculosis no produce exotoxinas, endotoxinas o enzimas que puedan causar efectos negativos. (Es rápidamente fagocitado por los macrófagos).
    FARMACOS USADOS EN EL TRATAMIENTO DE LA TUBERCULOSIS • Isoniacida • Rifampicina • Etambutol • Pirazinamida • Estreptomicina • Sulfametrazol Sulfametrazol

    ResponderEliminar
  63. Eduardo Barbeito 88747
    Microbiologia II, Martes 10-12

    Diapositiva 2

    Micobacterias atipicas
    Diversas micobacterias se han obtenido del esputo humano y de otros sitios, las cuales se parecen al bacilo tuberculoso por ciertas características, pero son atípicas en lo que respecta a otras. Muchas son saprofitas, mientras que algunas están asociadas con enfermedades en los animales y en el hombre. Estas micobacterias "atípicas" o "anónimas" han sido clasificadas por Runyon de acuerdo con la pigmentación y su velocidad de crecimiento en 4 grupos:
    • Grupo I. Fotocromógenos (M. kansasii, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias sólo adquieren pigmentación amarillo - naranja después de su exposición a la luz.
    • Grupo II. Escotocromógenos (M. scrofulaceum, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias son pigmentadas en presencia de luz y en la obscuridad.
    • Grupo III. (M. intracelullare o bacilo Battey, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias no son pigmentadas.
    • Grupo VI. (M. fortuitum, etc.): Son de crecimiento rápido (menos de 5 días).
    Las micobacterias atípicas no son patógenas para el cobayo, son resistentes a las drogas anituberculosas, y no son contagiosas. Algunas (M. kansasii, M. intracellulare) producen infecciones pulmonares en el ser humano, difíciles de distinguir, tanto clínica como histológicamente, de la tuberculosis.
    • Productos patológicos: Esputo, contenido gástrico en ayunas, líquido pleural, LCR, orina; según localización del proceso.
    • Examen microscópico: En las extensiones coloreadas por la técnica de Ziehl - Neelsen se pueden observar bacilos acidorresistentes. En el examen directo semi-cuantitativo del esputo, el frotis se explora campo por campo a lo largo de 2 líneas horizontales y 2 líneas verticales, informándose el resultado por la siguiente codificación:
    o 0……………………………………….Ningún bacilo en las 4 líneas.
    o El propio No…………………………..1-5 bacilo en las 4 líneas.
    o 6………………………………………..6-24 bacilos en las 4 líneas.
    o 7………………………………………..25 o más bacilos en las 4 líneas.
    o 8………………………………………..25 o más bacilos en una línea.
    o 9………………………………………...Bacilos en la mayoría de los campos
    • Cultivo: Se puede cultivar directamente, sin previa recontaminación, el líquido cefalorraquídeo y materiales libres de otras bacterias. El esputo es primero tratado con hidróxido de sodio para eliminar los microorganismos contaminantes, menos resistentes que el bacilo tuberculoso, y también con objeto de homogeneizar la muestra. Luego el esputo licuado se neutraliza, se centrifuga y el sedimento se siembra en el medio de Lowenstein-Jensen modificado.
    Los medios inoculados se incubarán a 37 C durante 8 semanas. La morfología de las colonias, su pigmentación y la velocidad de crecimiento constituyen importantes criterios para la identificación de una micobacteria.
    • Pruebas bioquímicas: Se utilizan diversas pruebas como son, la capacidad de producir niacina, la formación de catalasa a 68 C, etc.
    • Inoculación de animales: Se puede inocular subcutáneamente a cobayos jóvenes, parte del sedimento utilizado para el cultivo, y a las 6 semanas se efectúa la necropsia buscando evidencias de tuberculosis.
    • Prueba cutánea: Consiste en la inyección intradérmica de 0,1 ml de tuberculina (filtrado concentrado de un caldo en el cual ha crecido el bacilo tuberculoso) o de un derivado proteico purificado de ésta última (PPD). Las personas que han tenido contacto con el M. tuberculosis desarrollan una induración de más de 5 mm de diámetro en 48 a 72 horas.
    Esta prueba pone de manifiesto la existencia de hipersensibilidad retardada al bacilo tuberculoso y no indica enfermedad activa. Esta última se puede sospechar cuando el sujeto pasa de tuberculino-negativo a positivo, antes o en el transcurso de la enfermedad.

    ResponderEliminar
  64. Eduardo Barbeito 88747
    Microbiologia II, Martes 10-12

    Diapositiva 3

    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. (13) Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de micobacterias (Mycobacterium tuberculosis, vacuna BCG, micobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.

    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterium leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e hstopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. (2, 22, 25) según su composición, existen tres tipos de lepromina.

    ResponderEliminar
  65. Eduardo Barbeito 88747
    Microbiologia II, Martes 10-12

    Diapositiva 4

    Mycobacterium leprae es una bacteria que causa la lepra (o Enfermedad de Hansen).
    Se trata de una bacteria intracelular acido/alcohol resistente.
    Mycobacterium leprae es un bacilo aerobio rodeado por el revestimiento lipidico característico y de las micobacterias. En tamaño y forma, que se asemeja mucho a Mycobacterium tuberculosis.
    Características propias de Mycobacterium leprae
    Fue descubierta en 1873 por el médico noruego Gerhard Hansen Armauer, en los nódulos de la piel de pacientes con lepra. Fue la primera bacteria que se identificó como causantente de la enfermedad en los seres humanos.
    El organismo nunca se ha cultivado con éxito en un medio de cultivo de células artificiales. En su lugar, se cultiva en los pies de ratón. La dificultad de cultivo del organismo parece ser debido a que es un parásito intracelular obligado que carece de muchos genes necesarios para la supervivencia independiente. La pared celular compleja y única que hace que los miembros del género Mycobacterium difícil de destruir es al parecer también la razón de una tasa de replicación extremadamente lenta.
    Bacteriología de Mycobacterium leprae
    La microscopia óptica muestra a genoma en grupos de masas redondeadas, o en grupos de bacilos lado a lado; que pueden llegar desde 1 a 8 m de longitud y 0,2 a 0,5 mm de diámetro.
    Genoma de Mycobacterium leprae
    La secuencia del genoma de una cepa de M. leprae, aislado originalmente en Tamil Nadu (India) se ha completado recientemente. La secuencia fue obtenida por un enfoque combinado, utilizando el análisis automatizado de secuencia de ADN seleccionados.
    La secuencia del genoma encontró que contenía 3,268,203 pares de bases,valores mucho más bajos que los valores correspondientes para M. tuberculosis, con 441,529 pb.
    Sin embargo tienen cerca de 1500 genes comunes a ambos (M. leprae y M. tuberculosis).
    Este análisis comparativo que tal vez las micobacterias derivan de un ancestro común y, en una etapa, tenían reservas genéticas de tamaño similar.
    Tratamiento contra Mycobacterium leprae
    Mycobacterium leprae es sensible a la Dapsona (diaminodifenilsulfona, el primer tratamiento efectivo que fue descubierto para la lepra en la década de 1940), pero la resistencia en contra de este antibiótico se ha desarrollado a lo largo del tiempo
    El tratamiento con Dapsona sola ahora está fuertemente contraindicado. En la actualidad, un tratamiento de múltiples fármacos es recomendado por la Organización Mundial de la Salud, este se basa en Dapsona, Rifampicina y Clofazimina.
    En pacientes que reciben este tratamiento, una alta proporción de los bacilos mueren dentro en un período corto de tiempo pero sin un alivio inmediato de los síntomas. Esto sugiere que muchos síntomas de la lepra deben ser debido en parte a la presencia de Mycobacterium leprae muertos.

    ResponderEliminar
  66. miguel anotnio laureano 87408
    slide#1:
    Las micobacterias son bacilos que no se tiñen con facilidad debido ala alta cantidad de lípidos en la superficie sinembargo son acidos-resistentes (BAAR), son aerobios, no esporulados, sin capsula y son intracelulares.

    mycobacterium tuberculosis: se sultiva en el medio de Lowestein-Jenssen, se utiliza la tecnica de Ziehl-Neelson para la tinción BAAR, se tiñe con alcohol etílico al 95% y con acido clorhídrico al 3%. Es trasmitida por vEia aerea. Los sintomas se presentan son: fatiga, tos, perdida de peso, fiebre y hemoptitis. Se trata con Rifampicina, Piracinamida, Etambutol o Estreptomicina. El complejo de Ghon es una lesión pulmonar causada en la tuberculosis que consiste en un foco de calcificaciónconjuntamente con una infección de ganglios linfáticos. Estas lesiones son especialmente comunes en niños y pueden retener bacterias viables, de modo que son fuentes de transmisión de la enfermedad y pueden además estar asociados a la reactivación clásica de la tuberculosis después de varios años de inactividad

    ResponderEliminar
  67. miguel antonio laureano 87408Micobacterias Atipicas

El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped.

Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son:
•Enfermedad pulmonar.
•Linfadenitis.
•Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
•Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
•Enfermedad diseminada.
•Infecciones relacionadas con cateteres.

Mycobacterium marinum

Es una micobacteria de crecimiento lento que causa enfermedad en los peces pero puede ocasionar enfermedad al ser humano al penetrar por piel lesionada.
•Incubacion: 2-8 semanas.
•Los dedos de la mano son las areas mas comunmente afectadas.
•En cultivos de Lowenstein-Jensen crece a una temperatura media de 30-32° C en 2 a 5 semanas.
•Crece muy poco o nada a 37° C.

    ResponderEliminar
  68. miguel antonio laureano 87408
    Diapositiva 3

    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. (13) Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de micobacterias (Mycobacterium tuberculosis, vacuna BCG, micobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.

    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterium leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e hstopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. (2, 22, 25) según su composición, existen tres tipos de lepromina.

    ResponderEliminar
  69. miguel antonio laureano 87408
    Diapositiva 4

    Mycobacterium leprae es una bacteria que causa la lepra (o Enfermedad de Hansen).
    Se trata de una bacteria intracelular acido/alcohol resistente.
    Mycobacterium leprae es un bacilo aerobio rodeado por el revestimiento lipidico característico y de las micobacterias. En tamaño y forma, que se asemeja mucho a Mycobacterium tuberculosis.
    Características propias de Mycobacterium leprae
    Fue descubierta en 1873 por el médico noruego Gerhard Hansen Armauer, en los nódulos de la piel de pacientes con lepra. Fue la primera bacteria que se identificó como causantente de la enfermedad en los seres humanos.
    El organismo nunca se ha cultivado con éxito en un medio de cultivo de células artificiales. En su lugar, se cultiva en los pies de ratón. La dificultad de cultivo del organismo parece ser debido a que es un parásito intracelular obligado que carece de muchos genes necesarios para la supervivencia independiente. La pared celular compleja y única que hace que los miembros del género Mycobacterium difícil de destruir es al parecer también la razón de una tasa de replicación extremadamente lenta.
    Bacteriología de Mycobacterium leprae
    La microscopia óptica muestra a genoma en grupos de masas redondeadas, o en grupos de bacilos lado a lado; que pueden llegar desde 1 a 8 m de longitud y 0,2 a 0,5 mm de diámetro.
    Genoma de Mycobacterium leprae
    La secuencia del genoma de una cepa de M. leprae, aislado originalmente en Tamil Nadu (India) se ha completado recientemente. La secuencia fue obtenida por un enfoque combinado, utilizando el análisis automatizado de secuencia de ADN seleccionados.
    La secuencia del genoma encontró que contenía 3,268,203 pares de bases,valores mucho más bajos que los valores correspondientes para M. tuberculosis, con 441,529 pb.
    Sin embargo tienen cerca de 1500 genes comunes a ambos (M. leprae y M. tuberculosis).
    Este análisis comparativo que tal vez las micobacterias derivan de un ancestro común y, en una etapa, tenían reservas genéticas de tamaño similar.
    Tratamiento contra Mycobacterium leprae
    Mycobacterium leprae es sensible a la Dapsona (diaminodifenilsulfona, el primer tratamiento efectivo que fue descubierto para la lepra en la década de 1940), pero la resistencia en contra de este antibiótico se ha desarrollado a lo largo del tiempo
    El tratamiento con Dapsona sola ahora está fuertemente contraindicado. En la actualidad, un tratamiento de múltiples fármacos es recomendado por la Organización Mundial de la Salud, este se basa en Dapsona, Rifampicina y Clofazimina.
    En pacientes que reciben este tratamiento, una alta proporción de los bacilos mueren dentro en un período corto de tiempo pero sin un alivio inmediato de los síntomas. Esto sugiere que muchos síntomas de la lepra deben ser debido en parte a la presencia de Mycobacterium leprae muertos.

    ResponderEliminar
  70. 20121271
    Diapositiva1; Mycobacterium tuberculosis
    Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.
    Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.
    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.
    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.
    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrofagos y linfocitos infectados.
    In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C.
    El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas deincubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.

    ResponderEliminar
  71. 20121271
    Diapositiva 2 micobacterias
    Mycobacterium es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamada micobacteriologia. Las micobacterias son bacterias aerobias y no móviles (con excepción de la especie M. marinum, que ha mostrado ser móvil dentro de losmacrófagos). Tienen ácido-alcohol resistencia, no producen endosporas ni cápsulas y suelen considerarse grampositivas. En algunos casos, estos bacilos pueden formar filamentos ramificados; sin embargo, estos pueden romperse con facilidad.
    Se ha publicado un trabajo en PNAS que muestra esporulación en Mycobacterium marinum.
    Aunque las micobacterias no parecen encajar en la categoría Gram-positiva desde un punto de vista empírico (es decir, que no retienen el tinte violeta), se clasifican como bacterias ácido-resistentes Gram-positivas. Todas las especies de Mycobacterium comparten una característica pared celular, más gruesa que la de muchas otras bacterias, hidrofóbica, cerosa, y rica en ácidos micólicos/micolatos. La pared celular es rica en lípidos, lo que hace que su superficie sea hidrófoba y confiere a las micobacterias resistencia frente a muchos desinfectantes y las tinciones de laboratorio. Esta pared celular proporciona una contribución sustancial a la resistencia de este género de bacterias.
    En la membrana plasmática se anclan proteínas, manósido de fosfatidil inositol y liporarabinomanano (LAM), que presenta una repación funcional con los liposacáridos O antigénicos presentes en otras bacterias. La capa de peptidoglucano forma el esqueleto básico al que se unen losarabiogalactanos, unos polisacáridos ramificados formados por D-arabinosa y D-galactosa. El residuo terminal de la D-arabinosa se esterifica para dar lugar a ácidos micólicos hidrofóbicos de alto peso molecular a los que se anclan moléculas de glucolípidos de superficie. Los componentes lipídicos abarcan el 60% del peso de la pared.
    A lo largo de las capas de la pared se intercalan proteínas transportadoras y porinas, las que constituyen el 15% del peso de la pared. Las proteínas constituyen antígenos importantes para estimular la respuesta del anfitrión a la infección y pueden usarse como prueba pronóstica.
    Debido a que la pared celular de las micobacterias es compleja y a que este grupo de microorganismos es exigente desde el punto de vista nutricional, la mayoría crecen lentamente, se dividen cada 12 a 24 horas y se necesitan hasta 8 semanas antes de poder detectar el crecimiento en los cultivos de laboratorio. Además, algunas especies tienen también ciclos de reproducción muy largos. M. leprae puede tardar más de 20 días para completar un ciclo de división (por comparación, algunas cepas de E. coli toman sólo 20 minutos), aunque jamás se ha podido aislar de manera artificial a esta especie, haciendo que el cultivo en laboratorio sea un proceso lento. Algunas de las especies pueden ser extremadamente difíciles de cultivar y puede llevar más de dos años desarrollar su cultivo.
    Las micobacterias que forman colonias claramente visibles a simple vista en los cultivos en un plazo de 7 días se denominan de cultivo rápido, mientras que las que requieren períodos más largos se denominan de cultivo lento.2 Muchas especies de Mycobacterium se adaptan fácilmente al crecimiento en sustratos muy simples, utilizando amoníaco o aminoácidos como fuentes de nitrógeno y glicerolcomo fuente de carbono en presencia de sales minerales. La temperatura óptima de crecimiento varía ampliamente según la especie desde 25 °C a más de 40 °C.

    ResponderEliminar
  72. Diapositiva Micobacterim Leprae
    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen".Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.
    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial.
    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por laOMS). La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  73. 20121271
    Diapositiva 3 intradermorreaccion
    El test de Mantoux es la prueba que consiste en inyectar antígenos a un organismo para comprobar si se ha producido contacto con la bacteriaMycobacterium o con la vacuna BCG pero sin dejar huella.
    La inyección intradérmica es de 0.1 mL de derivado purificado de antígeno de Mycobacterium tuberculosis. Se observa la reacción controlando la induración (pápula) a las 24, a las 48 y a las 72 horas. Cuando la pápula producida tiene más de 5 mm de diámetro se considera que se ha producido un contacto con el bacilo.
    En pacientes que ya han recibido la vacuna antituberculosa (la BCG) se considera como positiva una reacción de más de 15 mm. Para pacientes conVIH se considera positiva la reacción ante una induración de cualquier tamaño.

    ResponderEliminar
  74. MICOBACTERUIM

    slide#1-2
    Geovanna Encarnacion 89377
    Las micobacterias son bacilos que no se tiñen con facilidad debido ala alta cantidad de lípidos en la superficie sinembargo son acidos-resistentes (BAAR), son aerobios, no esporulados, sin capsula y son intracelulares.

    mycobacterium tuberculosis: se sultiva en el medio de Lowestein-Jenssen, se utiliza la tecnica de Ziehl-Neelson para la tinción BAAR, se tiñe con alcohol etílico al 95% y con acido clorhídrico al 3%. Es trasmitida por vEia aerea. Los sintomas se presentan son: fatiga, tos, perdida de peso, fiebre y hemoptitis. Se trata con Rifampicina, Piracinamida, Etambutol o Estreptomicina. El complejo de Ghon es una lesión pulmonar causada en la tuberculosis que consiste en un foco de calcificaciónconjuntamente con una infección de ganglios linfáticos. Estas lesiones son especialmente comunes en niños y pueden retener bacterias viables, de modo que son fuentes de transmisión de la enfermedad y pueden además estar asociados a la reactivación clásica de la tuberculosis después de varios años de inactividad.
    Se ha publicado un trabajo en PNAS que muestra esporulación en Mycobacterium marinum.
    Aunque las micobacterias no parecen encajar en la categoría Gram-positiva desde un punto de vista empírico (es decir, que no retienen el tinte violeta), se clasifican como bacterias ácido-resistentes Gram-positivas. Todas las especies de Mycobacterium comparten una característica pared celular, más gruesa que la de muchas otras bacterias, hidrofóbica, cerosa, y rica en ácidos micólicos/micolatos. La pared celular es rica en lípidos, lo que hace que su superficie sea hidrófoba y confiere a las micobacterias resistencia frente a muchos desinfectantes y las tinciones de laboratorio. Esta pared celular proporciona una contribución sustancial a la resistencia de este género de bacterias.
    En la membrana plasmática se anclan proteínas, manósido de fosfatidil inositol y liporarabinomanano (LAM), que presenta una repación funcional con los liposacáridos O antigénicos presentes en otras bacterias. La capa de peptidoglucano forma el esqueleto básico al que se unen losarabiogalactanos, unos polisacáridos ramificados formados por D-arabinosa y D-galactosa. El residuo terminal de la D-arabinosa se esterifica para dar lugar a ácidos micólicos hidrofóbicos de alto peso molecular a los que se anclan moléculas de glucolípidos de superficie. Los componentes lipídicos abarcan el 60% del peso de la pared.
    A lo largo de las capas de la pared se intercalan proteínas transportadoras y porinas, las que constituyen el 15% del peso de la pared. Las proteínas constituyen antígenos importantes para estimular la respuesta del anfitrión a la infección y pueden usarse como prueba pronóstica.
    Debido a que la pared celular de las micobacterias es compleja y a que este grupo de microorganismos es exigente desde el punto de vista nutricional, la mayoría crecen lentamente, se dividen cada 12 a 24 horas y se necesitan hasta 8 semanas antes de poder detectar el crecimiento en los cultivos de laboratorio. Además, algunas especies tienen también ciclos de reproducción muy largos. M. leprae puede tardar más de 20 días para completar un ciclo de división (por comparación, algunas cepas de E. coli toman sólo 20 minutos), aunque jamás se ha podido aislar de manera artificial a esta especie, haciendo que el cultivo en laboratorio sea un proceso lento. Algunas de las especies pueden ser extremadamente difíciles de cultivar y puede llevar más de dos años desarrollar su cultivo.
    Las micobacterias que forman colonias claramente visibles a simple vista en los cultivos en un plazo de 7 días se denominan de cultivo rápido, mientras que las que requieren períodos más largos se denominan de cultivo lento.2 Muchas especies de Mycobacterium se adaptan fácilmente al crecimiento en sustratos muy simples, utilizando amoníaco o aminoácidos como fuentes de nitrógeno y glicerolcomo fuente de carbono en presencia de sales minerales. La temperatura óptima de crecimiento varía ampliamente según la especie desde 25 °C a más de 40 °C.

    ResponderEliminar
  75. slide #3 y 4
    Geovanna Encarnacion 89377

    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. (13) Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de micobacterias (Mycobacterium tuberculosis, vacuna BCG, micobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.

    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterium leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e hstopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. (2, 22, 25) según su composición, existen tres tipos de lepromina.

    Mycobacterium leprae es una bacteria que causa la lepra (o Enfermedad de Hansen).
    Se trata de una bacteria intracelular acido/alcohol resistente.
    Mycobacterium leprae es un bacilo aerobio rodeado por el revestimiento lipidico característico y de las micobacterias. En tamaño y forma, que se asemeja mucho a Mycobacterium tuberculosis.
    Características propias de Mycobacterium leprae
    Fue descubierta en 1873 por el médico noruego Gerhard Hansen Armauer, en los nódulos de la piel de pacientes con lepra. Fue la primera bacteria que se identificó como causantente de la enfermedad en los seres humanos.
    El organismo nunca se ha cultivado con éxito en un medio de cultivo de células artificiales. En su lugar, se cultiva en los pies de ratón. La dificultad de cultivo del organismo parece ser debido a que es un parásito intracelular obligado que carece de muchos genes necesarios para la supervivencia independiente. La pared celular compleja y única que hace que los miembros del género Mycobacterium difícil de destruir es al parecer también la razón de una tasa de replicación extremadamente lenta.
    Bacteriología de Mycobacterium leprae
    La microscopia óptica muestra a genoma en grupos de masas redondeadas, o en grupos de bacilos lado a lado; que pueden llegar desde 1 a 8 m de longitud y 0,2 a 0,5 mm de diámetro.
    Genoma de Mycobacterium leprae
    La secuencia del genoma de una cepa de M. leprae, aislado originalmente en Tamil Nadu (India) se ha completado recientemente. La secuencia fue obtenida por un enfoque combinado, utilizando el análisis automatizado de secuencia de ADN seleccionados.
    La secuencia del genoma encontró que contenía 3,268,203 pares de bases,valores mucho más bajos que los valores correspondientes para M. tuberculosis, con 441,529 pb.
    Sin embargo tienen cerca de 1500 genes comunes a ambos (M. leprae y M. tuberculosis).
    Este análisis comparativo que tal vez las micobacterias derivan de un ancestro común y, en una etapa, tenían reservas genéticas de tamaño similar.
    Tratamiento contra Mycobacterium leprae
    Mycobacterium leprae es sensible a la Dapsona (diaminodifenilsulfona, el primer tratamiento efectivo que fue descubierto para la lepra en la década de 1940), pero la resistencia en contra de este antibiótico se ha desarrollado a lo largo del tiempo
    El tratamiento con Dapsona sola ahora está fuertemente contraindicado. En la actualidad, un tratamiento de múltiples fármacos es recomendado por la Organización Mundial de la Salud, este se basa en Dapsona, Rifampicina y Clofazimina.
    En pacientes que reciben este tratamiento, una alta proporción de los bacilos mueren dentro en un período corto de tiempo pero sin un alivio inmediato de los síntomas. Esto sugiere que muchos síntomas de la lepra deben ser debido en parte a la presencia de Mycobacterium leprae muertos.

    ResponderEliminar
  76. 87219 Steven Beltre Peña Gr 4 slide 1

    Mycobacterium es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamada micobacteriologia.
    El género Mycobacterium está formado por bacilos aeróbios inmóviles y no esporulados con un tamaño de 0,2 a 0,6 x 1 a 10 mcm [1] algunos de los cuáles son patógenos que causan graves enfermedades en los mamíferos, incluyendo tuberculosis y lepra.
    El término MeSH para Mycobacterium lo define como: [3]
    La palabra Mycobacterium deriva del prefijo griego "myces—" que significa tanto hongo como cera y "bakterium—" que significa pequeña varilla. Su significado literal es: Bacilo semejante a un hongo. [1]
    Las bacterias se clasifican en el género Mycobacterium en función de: [1]
    1. Su capacidad de acidorresistencia 2. La presencia de ácidos micólicos con 70 a 90 átomos de carbono 3. Un contenido elevado (61-71% de guanosina + citosina (G + C) en su ADN.
    Las micobacterias a veces colonizan a sus huéspedes sin que estos muestren signos de enfermedad. Por ejemplo, miles de millones de personas están infectadas por M. tuberculosis pero nunca lo sabrán puesto que no desarrollarán síntomas. [cita requerida] Esto es debido a que en gran parte de los países la cepa de M. tuberculosis está circulando en el medio ambiente produciendo una primo infección, que permite desarrollar una respuesta inmune pero sin presentar los síntomas específicos creando así células de memoria las que mantienen vigilancia específica en el organismo, al transitar por la calle el paciente está expuesto a una reinfección de M. tuberculosis pero no desarrollará la infección por que al tener las células de memoria éstas se encargan de neutralizar al patógeno, esa también es la explicación de por que algunos pacientes inmunocomprometidos (como los pacientes con VIH) tienden a desarrollar cuadros crónicos de Tuberculosis.

    ResponderEliminar
  77. 87219 Steven Beltre Peña Gr 4 slide 2

    Mycobacterias mycobacterium atipicas
    Las micobacterias atípicas son un grupo de micobacteriascuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antesdecomenzar a describir por separado cada especie de micobacteriavamos a perfilarvariosaspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.

    ResponderEliminar
  78. 87219 Steven Beltre Peña Gr 4 slide 3y4

    lepromina
    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". [1] Es intracelular y pleomórfica, [2] aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.
    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. [3][4] Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial. [2]
    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).
    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).
    Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).
    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  79. Matricula 2011´´0520

    Diapositiva Micobacterias¨ Mycobacterium tuberculosis

    Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Quien la describió por primera vez, el 24 de marzo de 1882, fue Robert Koch [de ahí el heterónimo (sobrenombre) de esta bacteria: «Bacilo de Koch»], a quien posteriormente (en 1905) se otorgó el premio Nobel de Fisiología o Medicina.
    Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.
    Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.
    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.
    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.
    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrofagos y linfocitos infectados.
    In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C.
    El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.
    Los laboratorios especializados realizan pruebas de susceptibilidad antibiótica (antibiogramas) de las cepas aisladas y que oponen resistencia al tratamiento convencional.

    ResponderEliminar
  80. Matricula 2011´´0520

    Diapositiva Micobacterias ´´Micobacterias atípicas

    Las micobacterias atípicas son un grupo de micobacterias cuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.
    NOMENCLATURA
    Desde que en 1882 Koch descubriera el agente productor de la tuberculosis no se han dejado de encontrar nuevas especies pertenecientes al género Mycobacterium. Este género incluye a M. tuberculosis, M. bovis, M. africanum, M. microti, M. leprae y un grupo de micobacterias caracterizadas por no ser patógenas en condiciones habituales, por presentar una amplia distribución por los diferentes ecosistemas y por ser capaces de comportarse como patógenos oportunistas ante situaciones de inmunodepresión. En 1959, Penso1 propuso el término de «micobacteriosis» para encuadrar una serie de procesos de las enfermedades infecciosas humanas ocasionados por micobacterias diferentes a M. tuberculosis y a M. leprae.
    En 1899, Moeller los llamó «bacilos seudotuberculosos»; Borrel y Marmoreck, en 1901, los denominaron «bacilos paratuberculosos»; posteriormente Pinner en 1932, y Timpe y Runyon en 1954, emplearon el término «micobacterias atípicas»; Hauduroy, en 1955, «micobacterias anormales»; Runyon, en 1959, «micobacterias anónimas»; Corpe, Runyon y Lester, en 1963, «micobacterias inclasificadas» y Mattheus las denominó MOTT (Mycobacteria other than tubercule bacilli); en 1969, Marks y Selkon las engloban bajo la denominación de «micobacterias oportunistas»; Wolinsky, en 1979, «micobacterias no tuberculosas» (NTM) y Wayne y Sramek en 1992, PPEM (Potentiality pathogenic enviromental mycobacteria). También han recibido otras denominaciones como micobacterias comensales, saprofitas o seudotuberculosas2-4.
    Basándose en esta polémica y confusión terminológica, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) creó un grupo de trabajo para consensuar una definición común y adecuada para todas ellas. En 1998 se publicaron unas recomendaciones para referirse a este grupo bacteriano en las que se acordó que el término que mejor se adecuaba era el de «micobacterias ambientales». Así, las especies M. tuberculosis y M. leprae, dado que no se aíslan del ambiente, quedarían fuera de esta clasificación. Sin embargo, este grupo de trabajo concluye que como no existe una forma incuestionable a la hora de denominar de forma conjunta a las micobacterias diferentes al bacilo de la tuberculosis, «se recomienda utilizar, siempre que sea posible, la denominación binomial», es decir, género y especie de cada micobacteria.

    ResponderEliminar
  81. Matricula 2011´´0520

    Diapositiva Intradermorreaccion en Lepromina y Tuberculina

    La prueba cutánea de la Tuberculosis se solicita cuando el médico quiere investigar si un paciente ha tenido contacto con el bacilo productor del cuadro tuberculoso.
    Puesto que el bacilo de la tuberculosis está en suspensión en el aire y se transmite a través de las secreciones respiratorias, esta prueba se pueden solicitarse cuando alguien ha estado en estrecho contacto con un individuo con la forma activa de la enfermedad, o cuando ha estado en un país extranjero donde la tuberculosis puede ser más frecuente.
    No se requiere muestra. La prueba se realiza en la piel del individuo. Se utiliza una solución de un derivado proteico purificado (PPD) que contiene antígenos del microorganismo, pero no bacterias vivas, para provocar una reacción de hipersensibilidad en la piel (una protuberancia rojiza) en aquellos que han sido expuestos al mismo. El paciente debe regresar al laboratorio a las 72 horas para hacer la lectura de la prueba.
    La prueba de lepromina cutánea se utiliza para determinar qué tipo de lepra tiene una persona.
    Se inyecta una muestra de bacterias inactivadas (incapaces de causar infección) causantes de la lepra justo debajo de la piel, usualmente en el antebrazo, de tal manera que una pequeña protuberancia levante la piel. La protuberancia indica que el antígeno ha sido inyectado a la profundidad correcta.
    El sitio de la inyección se marca y se examina a los 3 días y luego de nuevo a los 28 días para ver si hay una reacción.
    Las personas que tienen dermatitis u otro tipo de irritaciones cutáneas se deben realizar el examen en una parte del cuerpo que no esté afectada.

    ResponderEliminar
  82. Nanobacterias
    Slide 1: #2012-1304
    La Rickettsia es un género de bacterias que pertenece a la familia Rickettsiaceae. Las rickettsias son parásitos intracelulares obligados, muy pequeñas, Gram-negativas y no forman esporas. Son altamente pleomórficas pues se pueden presentar como cocos (0,1 μm de diámetro), bacilos (1-4 μm de longitud) o hilos (10 μm de largo). Se tiñen mal con la tinción de Gram y al examinar cultivos debe haber especial cuidado por esta característica. En el pasado eran considerados microorganismos intermedios entre los virus y las bacterias verdaderas.Las rickettsias son causantes de enfermedades infecciosas transmitidas por aerosoles, mordeduras, picaduras, rasguños, aguas y alimentos contaminados. Ejemplos son el tifus clásico (transmitido por piojos), el tifus murino (por pulgas) y la fiebre de las montañas rocosas (por garrapatas). Asimismo, han sido asociadas a una gran variedad de enfermedades de las plantas.Al ser parásitos intracelulares obligados, las rickettsias dependen de la entrada, el crecimiento y la replicación en el citoplasma de las células eucariotas huésped (normalmente, las células endoteliales). Debido a ello, las rickettsias no pueden vivir en medios de nutrientes artificiales, pero se cultivan bien en tejidos de embriones (por lo general, se usan embriones de pollo).
    Las rickettsias poseen paredes celulares como se demostró al observarlas con microscopio electrónico. La capa del peptidoglicano es pobre. Su lipopolisacárido es pobre, como endotoxina, manifiesta poca actividad cuando es administrado a animales.Pueden ser controladas o destruidas por antibióticos. La mayoría son susceptibles a los antibióticos del grupo de la tetraciclina.Contienen ARN y ADN además de enzimas para realizar el ciclo de Krebs, y ribosomas para la síntesis de proteínas. Tienen una capa mínima de peptidoglicanos y el LPS (lipopolisacarido) tiene una actividad endotóxica débil. Se tiñen mejor con Giemsa o Giménez
    Su mecanismo de patogenicidad es producido de la siguiente forma: la bacteria entra en la célula al estimular la fagocitosis, después de ser engullida debe degradar la membrana del fagolisosoma mediante la producción de fosfolipasa A y se debe liberar en el citoplasma.Las rickettsias normalmente viven en ácaros, garrapatas, pulgas y piojos y pueden transmitirse a los humanos a través de las mordeduras de estos agentes succionadores de sangre. Suelen vivir dentro de las células que revisten pequeños vasos sanguíneos y, en consecuencia, dichos vasos se inflaman o se obstruyen, o bien comienzan a perder sangre dentro de los tejidos que los rodea.Una infección por rickettsias puede causar fiebre, erupción cutánea y una sensación de enfermedad (malestar). Debido a que esta erupción característica no suele aparecer durante varios días, es difícil establecer un diagnóstico precoz. La infestación producida por pulgas o piojos o bien una mordedura de garrapata previa, particularmente si se ha producido en un área geográfica en la que la rickettsiosis es frecuente (endémica), es un dato importante a la hora de establecer el diagnóstico.
    El diagnóstico de una infección por rickettsia puede confirmarse identificando el organismo en cultivos especiales de muestras de sangre o tejido, identificando el organismo con el microscopio, utilizando ciertas tinturas (tinturas colorantes), o bien identificando anticuerpos contra el organismo en una muestra de sangre punto.La infección por rickettsia responde rápidamente al tratamiento precoz con el antibiótico cloranfenicol, o bien tetraciclinas (siendo éste el tratamiento empírico de elección), que se administran por vía oral. La mejoría se inicia entre 24 y 36 h más tarde y la fiebre suele desaparecer en 2 o 3 días. Cuando el tratamiento comienza tarde, la mejoría es más lenta y la fiebre es más prolongada. Es necesario continuar con los antibióticos durante al menos 24 horas una vez que la fiebre haya desaparecido.

    ResponderEliminar
  83. Slide 1: #2012-1304 (continuación)

    Por otro lado, la Chlamydia es un grupo de bacterias de tamaño pequeño, y forma cocos agrupados en cadenas. Su principal característica es el ciclo replicativo intracelular, lo cual las convierte en parásitos obligados.Presentan una pared celular tipo gram negativa (membrana externa), sin embargo, el peptidoglicano está ausente o casi imperceptible (a pesar de tener genes para su síntesis). Los principales antígenos de las clamidias están presentes en la membrana externa, la cual contiene el lipopolisacárido (LPS), la proteína mayor de la membrana externa y otras dos proteínas ricas en cisteína: una proteína de envoltura (62Kd) y una lipoproteína (12Kd).Tanto la MOMP como el LPS, son los componentes antigénicos más importantes.Estas bacterias expresan un epitope lipopolisacárido específico de familia (ex epitope específico de género). Contenido G+C aproximadamente 40 mol%.La forma de vida, son parásitos intracelulares obligados de las células de los vertebrados. Al poseer esta característica escapan a menudo del sistema inmunitario. Su ciclo de desarrollo adquiere dos formas: el corpúsculo elemental y el corpúsculo reticulado o inicial, que representan la forma extracelular e intracelular del parásito respectivamente.
    En cuanto al cultivo, no se cultivan en los medios microbiológicos habituales, recurriendo a cultivos celulares.Las Chlamydiae son bacterias intracelulares, pues no poseen toda la maquinaria necesaria para su crecimiento. Este crecimiento intracelular permite a las Chlamydiae producir una infección crónica, al evitar la apoptosis de la célula a la que infecta. Este mecanismo de infección crónica explica la patogenia de algunas enfermedades que producen: arteriosclerosis en el caso de la Chlamydia pneumoniae, tracoma con ceguera y salpingitis con obstrucción tubárica en el caso de Chlamydia trachomatis.\
    Las clamidias son sensibles a los antibióticos que inhiben la síntesis proteica como las tetraciclinas y los macrólidos. Como agente patógeno, estas infecciones causadas por bacterias (chlamydia trachomatis). La azitromicina y la doxiciclina son antibióticos recomendados para el tratamiento de la clamidia; pero cualquier inquietud es mejor acudir a un centro de salud para ser evaluado por un especialista.

    ResponderEliminar
  84. Slide 2: #2012-1304
    La fiebre de las Montañas Rocosas es una zoonosis producida por la bacteria Rickettsia rickettsii, un microbio que presenta algunas diferencias respecto de las bacterias y los virus. Los síntomas suelen aparecer a dos semanas de la picadura de una garrapata infectada. La FMMR se caracteriza por una fiebre alta o moderada repentina (que puede durar entre dos y tres semanas), dolor de cabeza intenso, fatiga, fuertes dolores musculares, escalofríos y erupción en la piel. La erupción comienza en piernas o brazos, puede incluir las plantas de los pies o las palmas de las manos, y extenderse rápidamente al tronco o al resto del cuerpo. Se adquiere esta enfermedad por vía cutanea lo cual hace que la persona sea infectada. Otras manifestaciones menos frecuentes incluyen aumento de volumen del hígado o del bazo, descenso en el número de plaquetas y coagulación intravascular diseminada que puede ser mortal. Algunos antibióticos, como la tetraciclina o el cloranfenicol, pueden ser eficaces para el tratamiento de esta enfermedad.

    Slide 3: # 2012-1304
    Los cuerpos elementales se unen a los receptores de las células susceptibles y se internalizan por endocitosis y/o por fagocitosis. Al interior del endosoma de la célula huésped los cuerpos elementales se reorganizan y se convierten en cuerpos reticulares. Clamidia inhibe la fusión del endosoma con los lisosomas y por tanto resiste a la muerte intracelular. El ciclo de vida intracelular de clamidia ocurre al interior del endosoma. Los cuerpos reticulares se replicaan por fisión binaria y se reorganizan en cuerpos elementales. Las inclusiones resultantes pueden contener una progenie 100 - 500. Eventualmente las células e inclusiones se lisan (C. psittaci) o bien la inclusión es extrudida por endocitosis reversa (C. trachomatis y C. pneumoniae).

    ResponderEliminar
  85. Slide 4: #2012-1304
    Los micoplasmas (Mycoplasma) son bacterias que carecen de pared celular. Pertenece a la clase Mollicutes, tienen genomas pequeños,y tienen un bajo contenido de GC (18-40%). Existen más de 100 especies reconocidas del género Mycoplasma.Debido a la ausencia de pared celular, los micoplasmas no son sensibles a los antibióticos que bloquean la síntesis de la pared celular, como la penicilina u otros antibióticos betalactámicos.
    Los síntomas generalmente son leves y aparecen en un período de 1 a 3 semanas y, en algunas personas, se pueden volver más intensos.
    Entre los síntomas comunes están los siguientes:
    • Dolor torácico
    • Escalofríos
    • Tos con frecuencia seca y sin sangre
    • Sudoración excesiva
    • Fiebre (puede ser alta)
    • Dolor de cabeza
    • Dolor de garganta
    Otros síntomas menos comunes son:
    • Dolor de oído
    • Irritación o dolor en los ojos
    • Dolores musculares y rigidez articular
    • Tumor en el cuello
    • Respiración rápida
    • Erupción o lesiones en la piel
    Las personas que posiblemente tengan neumonía deben someterse a una evaluación médica completa, que incluye un examen físico completo y una radiografía de tórax, en especial dado que el examen físico no siempre puede diferenciar la neumonía de la bronquitis aguda u otras infecciones respiratorias.
    Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, se pueden hacer otros exámenes, como:
    • Conteo sanguíneo completo (CSC)
    • Hemocultivos
    • Exámenes de sangre para los signos de la infección por micoplasma
    • Broncoscopia
    • Tomografía computarizada del tórax
    • Biopsia pulmonar abierta (sólo se hace en enfermedades muy serias cuando el diagnóstico no puede hacerse a partir de otras fuentes)
    • Cultivo de esputo para verificar la presencia de las bacterias micoplasma
    Los antibióticos que funcionan contra el micoplasma abarcan macrólidos, fluoroquinolonas y tetraciclinas. Usted puede tomar estas medidas en casa:
    • Controle su fiebre con ácido acetilsalicílico (aspirin), antinflamatorios no esteroides (AINES, como ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol. No les dé ácido acetilsalicílico a los niños.
    • No tome antitusígenos sin hablar primero con su médico. Pueden dificultar la expectoración del esputo adicional.
    • Tome bastantes líquidos para ayudar a aflojar las secreciones y sacar la flema.
    • Descanse mucho. Procure que otra persona realice las tareas domésticas.

    ResponderEliminar
  86. Slide 5 #2012-1304
    El ciclo de vida de estas garrapatas consiste en tres etapas: las larvas que salen de los huevos, las ninfas que se desarrollan a partir de las larvas y los adultos. Cada una de estas formas permanece unida al huésped, alimentándose de su sangre por unos pocos días. R. rickettsii puede estar en cualquiera de las tres etapas del ciclo de vida de las garrapatas, incluso en los huevos. El microorganismo puede ser transmitido de las formas inmaduras a las adultas (transmisión transestadio) y de una garrapata a su descendencia (transmisión transovárica) y, además, puede ocurrir transmisión horizontal por medio de un mamífero infectado que desarrolle una rickettsiemia de suficiente magnitud como para infectar otras garrapatas comensales. Los principales reservorios naturales de las garrapatas vectores de R. rickettsii son mamíferos pequeños y algunos tipos de ganado que son infestados por todos los estadios parasitarios, por lo general, cientos de larvas, decenas de ninfas o unos pocos adultos. Los animales domésticos, especialmente los perros, juegan un papel en la epidemiología de la fiebre manchada de las Montañas Rocosas, al llevar las garrapatas infectadas al entorno humano. A diferencia de otros mamíferos, los perros también pueden adquirir la enfermedad, pero este evento casi no se reconoce debido a que la mayoría se recuperan espontáneamente.
    Los seres humanos sólo son huéspedes accidentales y también pueden ser picados por todos las formas del parásito. Afortunadamente, muy pocas poblaciones de garrapatas se infectan por R. rickettsii y aun en áreas endémicas de esta enfermedad, las tasas de infección entre las poblaciones de A. cajennense suelen estar alrededor de 1% . Es importante aclarar que muchas especies de garrapatas que a menudo pican humanos, incluidas la altamente prevalente Ixodes scapularis (garrapata de patas negras) y Amblyomma americanum (garrapata solitaria), no transmiten R. rickettsii.

    ResponderEliminar
  87. Slide 6 #2012-1304
    El Mycoplasma pneumoniae es una bacteria muy pequeña, comprendida dentro de la clase Mollicutes. En humanos causa neumonía atípica, un tipo de neumonía bacteriana. a neumonía por micoplasma generalmente afecta a personas menores de 40 años. Las personas que se encuentran en mayor riesgo de adquirir neumonía por micoplasma incluyen aquellos que viven o trabajan en áreas de hacinamiento, como escuelas y hogares de personas abandonadas, aunque muchas personas que la contraen no presentan ningún factor de riesgo que se pueda identificar.
    Síntomas
    Los síntomas generalmente son leves y aparecen en un período de 1 a 3 semanas y, en algunas personas, se pueden volver más intensos.
    Entre los síntomas comunes están los siguientes:
    • Dolor torácico
    • Escalofríos
    • Tos con frecuencia seca y sin sangre
    • Sudoración excesiva
    • Fiebre (puede ser alta)
    • Dolor de cabeza
    • Dolor de garganta
    Otros síntomas menos comunes son:
    • Dolor de oído
    • Irritación o dolor en los ojos
    • Dolores musculares y rigidez articular
    • Tumor en el cuello
    • Respiración rápida
    • Erupción o lesiones en la piel
    Pruebas y exámenes
    Las personas que posiblemente tengan neumonía deben someterse a una evaluación médica completa, que incluye un examen físico completo y una radiografía de tórax, en especial dado que el examen físico no siempre puede diferenciar la neumonía de la bronquitis aguda u otras infecciones respiratorias.
    Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, se pueden hacer otros exámenes, como:
    • Conteo sanguíneo completo (CSC).
    • Hemocultivos.
    • Exámenes de sangre para los signos de la infección por micoplasma.
    • Broncoscopia.
    • Tomografía computarizada del tórax.
    • Biopsia pulmonar abierta (sólo se hace en enfermedades muy serias cuando el diagnóstico no puede hacerse a partir de otras fuentes).
    • Cultivo de esputo para verificar la presencia de las bacterias micoplasma.
    Tratamiento
    Los antibióticos que funcionan contra el micoplasma abarcan macrólidos, fluoroquinolonas y tetraciclinas. Usted puede tomar estas medidas en casa:
    • Controle su fiebre con ácido acetilsalicílico (aspirin), antinflamatorios no esteroides (AINES, como ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol. No les dé ácido acetilsalicílico a los niños.
    • No tome antitusígenos sin hablar primero con su médico. Pueden dificultar la expectoración del esputo adicional.
    • Tome bastantes líquidos para ayudar a aflojar las secreciones y sacar la flema.
    • Descanse mucho. Procure que otra persona realice las tareas domésticas.

    ResponderEliminar
  88. Slide 2 #2012-1304
    El término “micobacteria atípica” se aplica a las infecciones ocasionadas por micobacterias distintas a M. tuberculosis y M. leprae (2).
    Microbiología
    Las micobacterias atipicas son bacterias acido-alcohol resistente, inmoviles, no formadoras de esporas (2).
    La velocidad de crecimiento, la habilidad para producir pigmentos y la temperatura optima de crecimiento son datos que se utilizan para clasificarlas (1, 2):
    Micobacterias de crecimiento rapido: Grupo 4 de Runyon
    • M. fortuitum
    • M. chelonei
    • M. abscessus
    Micobacterias de crecimiento lento: Grupos 1,2 y 3 de Runyon
    • Grupo I de Runyon:
    o M. marinum
    o M. kansasii
    o M. simiae.
    • Grupo II de Runyon:
    o M. scrofulaceum.
    o M. szulgai.
    • Grupo III de Runyon:
    o M. avium-intracellulare.
    o M. ulcerans.
    o M. haemophilum.
    Cuadros Clinicos:
    El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped (2).
    Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son (1):
    • Enfermedad pulmonar.
    • Linfadenitis.
    • Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
    • Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
    • Enfermedad diseminada.
    • Infecciones relacionadas con cateteres.
    Mycobacterium marinum
    Es una micobacteria de crecimiento lento que causa enfermedad en los peces pero puede ocasionar enfermedad al ser humano al penetrar por piel lesionada (2).
    • Incubacion: 2-8 semanas.
    • Los dedos de la mano son las areas mas comunmente afectadas (2).
    • En cultivos de Lowenstein-Jensen crece a una temperatura media de 30-32° C en 2 a 5 semanas.
    • Crece muy poco o nada a 37° C (2).
    Diagnostico
    El retraso diagnóstico es común y con frecuencia se debe a la falta de sospecha clinica. No es facil identificarlas con las tecnicas de laboratorio tradicionales y a veces es necesaria la utilizacion de tecnicas moleculares (PCR) para identificar al patogeno (2).

    ResponderEliminar
  89. Slide 3 # 2012-1304
    La introdermoreacción es una reacción cutánea inflamatoria que sobreviene en el punto en donde se ha practicado una inyección intradérmica de una mínima cantidad de ciertas sustancias que se comportan como un antígeno (toxina, por ejemplo), cuando el sujeto inoculado reúne condiciones particulares que varían con la sustancia inyectada. Estudiada primeramente con la tuberculina (Mantoux) y la luteína (Noguchi), la reacción es positiva cuando el individuo está afecto de tuberculosis en el primer caso, o de sífilis en el segundo caso. La intradermorreacción practicada con toxinas diversas permite estudiar el grado de inmunidad o de receptividad para las enfermedades que corresponden a cada una de estas toxinas, tales como la toxina diftérica (reacción de Schick), la tetánica, la estreptocócica (reacción de Dick).

    Slide 4 #2012-1304
    es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen".[1] Es intracelular y pleomórfica,[2] aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia. Es una enfermedad conocida desde los tiempos bíblicos que provoca úlceras cutáneas, daño neurológico y debilidad muscular que empeora con el tiempo.
    Causas
    La lepra es causada por la bacteria Mycobacterium leprae. No es muy contagiosa y tiene un largo período de incubación (tiempo antes de que aparezcan los síntomas), lo cual dificulta saber dónde y cuándo alguien contrajo la enfermedad. Los niños son más propensos que los adultos para contraerla.
    La lepra tiene dos formas comunes: la tuberculoide y la lepromatosa. Ambas formas ocasionan úlceras en la piel, pero la forma lepromatosa es la más grave y produce grandes protuberancias e hinchazones (nódulos).
    La lepra es común en muchos países del mundo y en los climas templados, tropicales y subtropicales. En los Estados Unidos, se diagnostican aproximadamente 100 casos cada año, la mayoría de ellos en el sur, California, Hawaii y las islas de ese país.
    Existen medicamentos efectivos. El aislamiento de las personas con esta enfermedad en "colonias de leprosos" no es necesario.
    El Mycobacterium leprae resistente a los medicamentos y el aumento en el número de casos en todo el mundo han originado una preocupación global acerca de esta enfermedad.
    Los síntomas abarcan:
    • Lesiones cutáneas que son más claras que el color normal de la piel
    o lesiones que presentan disminución de la sensibilidad al tacto, al calor o al dolor
    o lesiones que no sanan después de algunas semanas o meses
    • Debilidad muscular
    • Entumecimiento o ausencia de sensibilidad en manos, brazos, pies y piernas
    Pruebas y exámenes
    • Prueba cutánea de lepromina que se puede usar para diferenciar las dos formas de la lepra, pero no se usa para diagnosticar la enfermedad
    • Biopsia de lesión de piel
    • Examen de raspado de piel
    Tratamiento
    Muchos antibióticos diferentes (como dapsona, rifampina, clofazamina, fluoroquinolonas, macrólidos y minociclina) se utilizan para destruir las bacterias que causan la enfermedad. A menudo se administra más de un antibiótico a la vez.
    El ácido acetilsalicílico (aspirin), la prednisona o la talidomida se utilizan para controlar la inflamación.

    ResponderEliminar
  90. 89147
    #1: Micobacteria (mycobacterium tuberculosis)

    También conocido como Bacilo de Koch (En honor a Robert Koch, su descubridor}.Es el causante de la tuberculosis, infección bacteriana capaz de atacar a los pulmones, pudiéndolo propagarse a otros órganos.
    Cabe destacar, que es la tuberculosis posiblemente la enfermedad infecciosa mas prevalente en el mundo.
    Los antituberculostáticos se clasifican en 2 grupos en función de su eficacia, potencia y efectos secundarios:
    Fármacos de primera línea: isoniacida, rifampicina, pirazinamida, etambutol o estreptomicina
    Fármacos de segunda línea: cicloserina, etionamida, ciprofloxacino, etc. Se utilizan en los casos de tuberculosis resistentes o cuando los de primera línea producen efectos secundarios.

    #2: Micobacterias atipicas.

    El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped.

    Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son:
    Enfermedad pulmonar.
    Linfadenitis.
    Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
    Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
    Enfermedad diseminada.
    Infecciones relacionadas con cateteres.
    Mycobacterium marinum

    Es una micobacteria de crecimiento lento que causa enfermedad en los peces pero puede ocasionar enfermedad al ser humano al penetrar por piel lesionada.
    Incubacion: 2-8 semanas.
    Los dedos de la mano son las areas mas comunmente afectadas.
    En cultivos de Lowenstein-Jensen crece a una temperatura media de 30-32° C en 2 a 5 semanas.
    Crece muy poco o nada a 37° C.

    #3: Intradermorreacion en lepromina y tuberculina.

    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.

    #4: Mycobacterium leprae.

    Tambien conocido como Bacilo de Hansen (En hornor a quien lo describiese por primera vez), es la micobacteria causante de la muy antigua enfermedad de la lepra.
    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente, por lo que normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina ( Que es el tratamiento recomendado por la OMS).

    ResponderEliminar
  91. DIAPOSITIVA 1: MICOBACTERIAS – MYCOBACTERIUM TUBERCULOSIS
    Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.
    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.
    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.
    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrofagos y linfocitos infectados.
    In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C.
    El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.
    Los laboratorios especializados realizan pruebas de susceptibilidad antibiótica (antibiogramas) de las cepas aisladas y que oponen resistencia al tratamiento convencional.

    ResponderEliminar
  92. DIAPOSITIVA 2: MICOBACTERIAS ATIPICAS
    Diversas micobacterias se han obtenido del esputo humano y de otros sitios, las cuales se parecen al bacilo tuberculoso por ciertas características, pero son atípicas en lo que respecta a otras. Muchas son saprofitas, mientras que algunas están asociadas con enfermedades en los animales y en el hombre. Estas micobacterias "atípicas" o "anónimas" han sido clasificadas por Runyon de acuerdo con la pigmentación y su velocidad de crecimiento en 4 grupos:

    Grupo I. Fotocromógenos (M. kansasii, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias sólo adquieren pigmentación amarillo - naranja después de su exposición a la luz.
    Grupo II. Escotocromógenos (M. scrofulaceum, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias son pigmentadas en presencia de luz y en la obscuridad.
    Grupo III. (M. intracelullare o bacilo Battey, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias no son pigmentadas.
    Grupo VI. (M. fortuitum, etc.): Son de crecimiento rápido (menos de 5 días).
    Las micobacterias atípicas no son patógenas para el cobayo, son resistentes a las drogas anituberculosas, y no son contagiosas. Algunas (M. kansasii, M. intracellulare) producen infecciones pulmonares en el ser humano, difíciles de distinguir, tanto clínica como histológicamente, de la tuberculosis.
    IDENTIFICACION:
    Productos patológicos: Esputo, contenido gástrico en ayunas, líquido pleural, LCR, orina; según localización del proceso.
    Examen microscópico: En las extensiones coloreadas por la técnica de Ziehl - Neelsen se pueden observar bacilos acidorresistentes.
    Cultivo: Se puede cultivar directamente, sin previa recontaminación, el líquido cefalorraquídeo y materiales libres de otras bacterias. El esputo es primero tratado con hidróxido de sodio para eliminar los microorganismos contaminantes, menos resistentes que el bacilo tuberculoso, y también con objeto de homogeneizar la muestra. Luego el esputo licuado se neutraliza, se centrifuga y el sedimento se siembra en el medio de Lowenstein-Jensen modificado.
    Los medios inoculados se incubarán a 37 C durante 8 semanas. La morfología de las colonias, su pigmentación y la velocidad de crecimiento constituyen importantes criterios para la identificación de una micobacteria.
    Pruebas bioquímicas: Se utilizan diversas pruebas como son, la capacidad de producir niacina, la formación de catalasa a 68 C, etc.
    Inoculación de animales: Se puede inocular subcutáneamente a cobayos jóvenes, parte del sedimento utilizado para el cultivo, y a las 6 semanas se efectúa la necropsia buscando evidencias de tuberculosis.

    ResponderEliminar
  93. DIAPOSITIVA 3: INTERDERMORREACCION EN LEPROMINA Y TUBERCULINA
    La prueba de tuberculina, es actualmente el único método aceptado para el diagnóstico de la infección tuberculosa. Pretende poner de manifiesto la hipersensibilidad retardada provocada por los productos resultantes de la destrucción bacilar en la lesión inicial, también conocida como alergia tuberculínica. Para ello se utiliza como antígeno un extracto proteico de cultivo del mycobacterium tuberculosis: la tuberculina.
    Actualmente se utilizan las tuberculinas PPD (derivado proteico purificado) que presentan mayor especificidad que las antiguas tuberculinas.
    Se inyecta intradérmicamente 0,1 ml. de tuberculina que contenga 2 UT de PPD/RT-23 en una zona de piel sana, generalmente en la región anteroexterna del antebrazo, utilizando una aguja de acero calibre 27 de bisel corto girado hacia arriba y jeringa de plástico desechable. Si la técnica ha sido correcta se deberá formar una pequeña pápula isquémica de unos 6-10 mm. de diámetro. Es recomendable marcar la zona de inyección con un círculo a bolígrafo para su identificación y diferenciación de otras alteraciones de la piel en el momento de la lectura. Se informará al paciente sobre la ausencia de reacción general y las características de la posible reacción local esperada, indicando la importancia de evitar el rascado de la misma, así como la intrascendencia del lavado de la zona como parte de la higiene general.
    Lectura.
    Debe hacerse a las 72 horas de la inyección, siendo válidas las lecturas entre las 48 y 96 horas. Está determinada por la presencia o ausencia de induración en la zona de inyección, que se identifica mediante palpación. El tamaño de la induración se mide por su diámetro transversal al eje mayor del antebrazo utilizando una regla transparente, registrando el resultado en milímetros. No se debe valorar el área de eritema que puede formarse.
    Interpretación.
    Se considera positiva cuando la induración presenta un tamaño igual o superior a 5 mm. En vacunados previamente con BCG se considera positiva una induración igual o superior a 15 mm. Las induraciones entre 5 y 14 mm. en vacunados con BCG son debidas a la sensibilización propia de la vacuna (reacción Vacunal), y se identifican por la presencia de la cicatriz o impronta vacunal a nivel de la región deltoidea, o por la constancia documental de haber sido vacunado. Se debe tener en cuenta que la respuesta tuberculínica debida a la vacuna pierde significación a los diez años de su aplicación, por lo que su valoración debe ser cuidadosa.

    ResponderEliminar
  94. DIAPOSITIVA 4: MYCOBACTERIUM LEPRAE
    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis. Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).
    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90). Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).
    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  95. Mycobacterias tuberculosis:

    *81030*
    es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta. Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo. Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo.

    Micobacteria atipica
    *81030*
    Para el diagnóstico de enfermedad pulmonar producida por Mycobacterias Atípica, se recomienda utilizar los criterios recientemente revisados por la American Thoracic Society basados en los siguientes datos clínicos, radiológicos y bacteriológicos:
    1. Clínicos:
    a) Síntomas y signos compatibles (tos, fiebre, pérdida de peso, hemoptisis,
    Disnea) con deterioro del estado clínico.
    b) Exclusión de otras enfermedades o tratamientos de otras patologías que
    Pudieran producir un deterioro clínico.
    2. Radiológicos:
    – En radiología simple de tórax:
    a) Infiltrados con o sin nódulos.
    b) Cavitación.
    c) Nódulos únicos o múltiples.
    – En tomografía computarizada de alta resolución del tórax:
    a) Múltiples nódulos de pequeño tamaño
    b) Bronquiectasias multifocales con o sin pequeños nódulos pulmonares.
    3. Bacteriológicos. Siempre que se cumpla uno o más de los siguientes apartados:
    a) Siempre que se puedan obtener, al menos, 3 muestras de esputo o lavado broncoalveolar (LBA) en un año:
    – 3 cultivos positivos con baciloscopias negativas, ó
    – 2 cultivos positivos y una baciloscopias positiva.
    b) Ante la incapacidad de obtener esputos, un LBA:
    – Con cultivo positivo (2+, 3+, 4+), ó
    – Cultivo positivo con una baciloscopias positiva (2+, 3+, 4+).
    c) Biopsia:
    – Cualquier crecimiento en los cultivos de muestras obtenidas a partir de biopsias broncopulmonares.
    – Granulomas y/o visión de bacilos ácido-alcohol resistentes en una biopsia pulmonar con uno o más cultivos positivos de esputo o LBA.
    – Cualquier crecimiento obtenido de muestras extrapulmonares estériles.

    intradermorreacion e lepromina y tuberculina
    *81030*

    INTRADERMORREACCIONES MÁS UTILIZADAS
    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.

    ResponderEliminar
  96. DIAPOSITIVA 1: MICOBACTERIAS – MYCOBACTERIUM TUBERCULOSIS
    Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.
    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.
    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.
    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrofagos y linfocitos infectados.
    In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C.
    El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.
    Los laboratorios especializados realizan pruebas de susceptibilidad antibiótica (antibiogramas) de las cepas aisladas y que oponen resistencia al tratamiento convencional.

    ResponderEliminar
  97. DIAPOSITIVA 2: MICOBACTERIAS ATIPICAS
    Diversas micobacterias se han obtenido del esputo humano y de otros sitios, las cuales se parecen al bacilo tuberculoso por ciertas características, pero son atípicas en lo que respecta a otras. Muchas son saprofitas, mientras que algunas están asociadas con enfermedades en los animales y en el hombre. Estas micobacterias "atípicas" o "anónimas" han sido clasificadas por Runyon de acuerdo con la pigmentación y su velocidad de crecimiento en 4 grupos:

    Grupo I. Fotocromógenos (M. kansasii, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias sólo adquieren pigmentación amarillo - naranja después de su exposición a la luz.
    Grupo II. Escotocromógenos (M. scrofulaceum, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias son pigmentadas en presencia de luz y en la obscuridad.
    Grupo III. (M. intracelullare o bacilo Battey, etc.): Son de crecimiento lento y sus colonias no son pigmentadas.
    Grupo VI. (M. fortuitum, etc.): Son de crecimiento rápido (menos de 5 días).
    Las micobacterias atípicas no son patógenas para el cobayo, son resistentes a las drogas anituberculosas, y no son contagiosas. Algunas (M. kansasii, M. intracellulare) producen infecciones pulmonares en el ser humano, difíciles de distinguir, tanto clínica como histológicamente, de la tuberculosis.
    IDENTIFICACION:
    Productos patológicos: Esputo, contenido gástrico en ayunas, líquido pleural, LCR, orina; según localización del proceso.
    Examen microscópico: En las extensiones coloreadas por la técnica de Ziehl - Neelsen se pueden observar bacilos acidorresistentes.
    Cultivo: Se puede cultivar directamente, sin previa recontaminación, el líquido cefalorraquídeo y materiales libres de otras bacterias. El esputo es primero tratado con hidróxido de sodio para eliminar los microorganismos contaminantes, menos resistentes que el bacilo tuberculoso, y también con objeto de homogeneizar la muestra. Luego el esputo licuado se neutraliza, se centrifuga y el sedimento se siembra en el medio de Lowenstein-Jensen modificado.
    Los medios inoculados se incubarán a 37 C durante 8 semanas. La morfología de las colonias, su pigmentación y la velocidad de crecimiento constituyen importantes criterios para la identificación de una micobacteria.
    Pruebas bioquímicas: Se utilizan diversas pruebas como son, la capacidad de producir niacina, la formación de catalasa a 68 C, etc.
    Inoculación de animales: Se puede inocular subcutáneamente a cobayos jóvenes, parte del sedimento utilizado para el cultivo, y a las 6 semanas se efectúa la necropsia buscando evidencias de tuberculosis.

    ResponderEliminar
  98. DIAPOSITIVA 3: INTERDERMORREACCION EN LEPROMINA Y TUBERCULINA
    La prueba de tuberculina, es actualmente el único método aceptado para el diagnóstico de la infección tuberculosa. Pretende poner de manifiesto la hipersensibilidad retardada provocada por los productos resultantes de la destrucción bacilar en la lesión inicial, también conocida como alergia tuberculínica. Para ello se utiliza como antígeno un extracto proteico de cultivo del mycobacterium tuberculosis: la tuberculina.
    Actualmente se utilizan las tuberculinas PPD (derivado proteico purificado) que presentan mayor especificidad que las antiguas tuberculinas.
    Se inyecta intradérmicamente 0,1 ml. de tuberculina que contenga 2 UT de PPD/RT-23 en una zona de piel sana, generalmente en la región anteroexterna del antebrazo, utilizando una aguja de acero calibre 27 de bisel corto girado hacia arriba y jeringa de plástico desechable. Si la técnica ha sido correcta se deberá formar una pequeña pápula isquémica de unos 6-10 mm. de diámetro. Es recomendable marcar la zona de inyección con un círculo a bolígrafo para su identificación y diferenciación de otras alteraciones de la piel en el momento de la lectura. Se informará al paciente sobre la ausencia de reacción general y las características de la posible reacción local esperada, indicando la importancia de evitar el rascado de la misma, así como la intrascendencia del lavado de la zona como parte de la higiene general.
    Lectura.
    Debe hacerse a las 72 horas de la inyección, siendo válidas las lecturas entre las 48 y 96 horas. Está determinada por la presencia o ausencia de induración en la zona de inyección, que se identifica mediante palpación. El tamaño de la induración se mide por su diámetro transversal al eje mayor del antebrazo utilizando una regla transparente, registrando el resultado en milímetros. No se debe valorar el área de eritema que puede formarse.
    Interpretación.
    Se considera positiva cuando la induración presenta un tamaño igual o superior a 5 mm. En vacunados previamente con BCG se considera positiva una induración igual o superior a 15 mm. Las induraciones entre 5 y 14 mm. en vacunados con BCG son debidas a la sensibilización propia de la vacuna (reacción Vacunal), y se identifican por la presencia de la cicatriz o impronta vacunal a nivel de la región deltoidea, o por la constancia documental de haber sido vacunado. Se debe tener en cuenta que la respuesta tuberculínica debida a la vacuna pierde significación a los diez años de su aplicación, por lo que su valoración debe ser cuidadosa.

    ResponderEliminar
  99. DIAPOSITIVA 4: MYCOBACTERIUM LEPRAE
    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis. Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).
    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90). Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).
    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  100. matricula 85224
    Mycobacterium es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamada micobacteriologia.
    El género Mycobacterium está formado por bacilos aeróbios inmóviles y no esporulados con un tamaño de 0,2 a 0,6 x 1 a 10 mcm1 algunos de los cuáles son patógenos que causan graves enfermedades en los mamíferos, incluyendo tuberculosis y lepra.
    La palabra Mycobacterium deriva del prefijo griego "myces—" que significa tanto hongo como cera y "bakterium—" que significa pequeña varilla. Su significado literal es: Bacilo semejante a un hongo.1
    Las bacterias se clasifican en el género Mycobacterium en función de:1
    Su capacidad de acidorresistencia
    La presencia de ácidos micólicos con 70 a 90 átomos de carbono
    Un contenido elevado (61-71% de guanosina + citosina (G + C) en su ADN.

    ResponderEliminar
  101. matricula 85224
    Las micobacterias son bacterias aerobias y no móviles (con excepción de la especie M. marinum, que ha mostrado ser móvil dentro de los macrófagos). Tienen ácido-alcohol resistencia,2 no producen endosporas ni cápsulas y suelen considerarse grampositivas. En algunos casos, estos bacilos pueden formar filamentos ramificados; sin embargo, estos pueden romperse con facilidad.1

    En la membrana plasmática se anclan proteínas, manósido de fosfatidil inositol y liporarabinomanano (LAM), que presenta una repación funcional con los liposacáridos O antigénicos presentes en otras bacterias. La capa de peptidoglucano forma el esqueleto básico al que se unen los arabiogalactanos, unos polisacáridos ramificados formados por D-arabinosa y D-galactosa. El residuo terminal de la D-arabinosa se esterifica para dar lugar a ácidos micólicos hidrofóbicos de alto peso molecular a los que se anclan moléculas de glucolípidos de superficie. Los componentes lipídicos abarcan el 60% del peso de la pared.1
    A lo largo de las capas de la pared se intercalan proteínas transportadoras y porinas, las que constituyen el 15% del peso de la pared. Las proteínas constituyen antígenos importantes para estimular la respuesta del anfitrión a la infección y pueden usarse como prueba pronóstica.
    Debido a que la pared celular de las micobacterias es compleja y a que este grupo de microorganismos es exigente desde el punto de vista nutricional, la mayoría crecen lentamente, se dividen cada 12 a 24 horas y se necesitan hasta 8 semanas antes de poder detectar el crecimiento en los cultivos de laboratorio. Además, algunas especies tienen también ciclos de reproducción muy largos. M. leprae puede tardar más de 20 días para completar un ciclo de división (por comparación, algunas cepas de E. coli toman sólo 20 minutos), aunque jamás se ha podido aislar de manera artificial a esta especie, haciendo que el cultivo en laboratorio sea un proceso lento. Algunas de las especies pueden ser extremadamente difíciles de cultivar y puede llevar más de dos años desarrollar su cultivo.2
    Las micobacterias que forman colonias claramente visibles a simple vista en los cultivos en un plazo de 7 días se denominan de cultivo rápido, mientras que las que requieren períodos más largos se denominan de cultivo lento.2 Muchas especies de Mycobacterium se adaptan fácilmente al crecimiento en sustratos muy simples, utilizando amoníaco o aminoácidos como fuentes de nitrógeno y glicerol como fuente de carbono en presencia de sales minerales. La temperatura óptima de crecimiento varía ampliamente según la especie desde 25 °C a más de 40 °C.2
    Las micobacterias pueden clasificarse con base en sus características de crecimiento y pigmentación con objeto de diagnóstico y tratamiento. La clasificación de Runryon, primera en clasificar a las micobacterias con objeto diagnóstico, inicialmente incluyó 4 grupos:1
    Fotocromógenos de crecimiento lento (fotocromógeno significa que produce pigmentos carotenoides intensamente amarillos en presencia de luz) que incluye a: M. kanasii, M. marinum.
    Escotocromógenos de crecimiento lento (fotocromógeno significa que produce pigmentos carotenoides intensamente amarillos en ausencia de luz) que incluye a: M. gordone, microorganismo no patógeno aislado con frecuencia.
    Micobacterias no pigmentadas de crecimiento lento, que incluye a: M. avium y M. intracelullare.
    Micobacterias de crecimiento rápido, que incluye a M. fortuitum, M. chelonae y M. abscessus.
    Con esta clasificación, una micobacteria pigmentada o de crecimiento lento nunca debería confundirse con M. tuberculosis.

    ResponderEliminar
  102. Mycobacterium es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamada micobacteriologia.

    El género Mycobacterium está formado por bacilos aeróbios inmóviles y no esporulados con un tamaño de 0,2 a 0,6 x 1 a 10 mcm [1] algunos de los cuáles son patógenos que causan graves enfermedades en los mamíferos, incluyendo tuberculosis y lepra.
    El término MeSH para Mycobacterium lo define como: [3]

    La palabra Mycobacterium deriva del prefijo griego "myces—" que significa tanto hongo como cera y "bakterium—" que significa pequeña varilla. Su significado literal es: Bacilo semejante a un hongo. [1]

    Las bacterias se clasifican en el género Mycobacterium en función de: [1]

    1. Su capacidad de acidorresistencia 2. La presencia de ácidos micólicos con 70 a 90 átomos de carbono 3. Un contenido elevado (61-71% de guanosina + citosina (G + C) en su ADN.


    Las micobacterias a veces colonizan a sus huéspedes sin que estos muestren signos de enfermedad. Por ejemplo, miles de millones de personas están infectadas por M. tuberculosis pero nunca lo sabrán puesto que no desarrollarán síntomas. [cita requerida] Esto es debido a que en gran parte de los países la cepa de M. tuberculosis está circulando en el medio ambiente produciendo una primo infección, que permite desarrollar una respuesta inmune pero sin presentar los síntomas específicos creando así células de memoria las que mantienen vigilancia específica en el organismo, al transitar por la calle el paciente está expuesto a una reinfección de M. tuberculosis pero no desarrollará la infección por que al tener las células de memoria éstas se encargan de neutralizar al patógeno, esa también es la explicación de por que algunos pacientes inmunocomprometidos (como los pacientes con VIH) tienden a desarrollar cuadros crónicos de Tuberculosis.

    Las infecciones micobacteriales son notoriamente difíciles de tratar. Su pared celular, que no es realmente ni Gram-negativa ni Gram-positiva, las hace muy resistentes. Como caso único en su grupo, son naturalmente resistentes a varios antibióticos que destruyen las paredes celulares, tales como la penicilina. También, gracias a esta pared celular, pueden sobrevivir a largas exposiciones a ácidos, bases, detergentes, ráfagas oxidativas, lisis por complemento y pueden desarrollar naturalmente resistencia a los antibióticos. La mayoría de las micobacterias son susceptibles a los antibióticos claritromicina y rifampicina, pero se conocen cepas resistentes a estos antibióticos.

    ResponderEliminar
  103. Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Quien la describió por primera vez, el 24 de marzo de 1882, fue Robert Koch [de ahí el heterónimo (sobrenombre) de esta bacteria: «Bacilo de Koch»], a quien posteriormente (en 1905) se otorgó el premio Nobel de Fisiología o Medicina.

    Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.

    Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.

    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.

    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.

    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrofagos y linfocitos infectados.

    In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C.

    El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.

    Los laboratorios especializados realizan pruebas de susceptibilidad antibiótica (antibiogramas) de las cepas aisladas y que oponen resistencia al tratamiento convencional

    ResponderEliminar
  104. Las micobacterias atípicas son un grupo de micobacteriascuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antesdecomenzar a describir por separado cada especie de micobacteriavamos a perfilarvariosaspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.

    ResponderEliminar
  105. Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". [1] Es intracelular y pleomórfica, [2] aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.

    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. [3][4] Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial. [2]

    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).

    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).

    ResponderEliminar
  106. 2012-1416 Micobacterias
    Las Micobacterias son microorganismos distribuidos ampliamente en la naturaleza. Se conocen más de 50 especies, de las cuales casi la mitad se han aislado en procesos infecciosos humanos. Tienen interés especial debido a su alto contenido de lípidos (hasta un 40% del peso seco de la célula) Desde el punto de vista clínico, las micobacterias pueden agruparse en tres grupos:
    -Especies que nunca son patógenas.
    -Especies saprófitas que pueden convertirse en patógenas(micobacterias atípicas).
    -Especies que siempre son patógenas y producen tuberculosis humana o lepra.

    Las micobacterias son bacilos que no se tiñen con facilidad debido ala alta cantidad de lípidos en la superficie sinembargo son acidos-resistentes (BAAR), son aerobios, no esporulados, sin capsula y son intracelulares.


    Todas las especies de Mycobacterium comparten una característica pared celular, más gruesa que la de muchas otras bacterias, hidrofóbica, cerosa, y rica en ácidos micólicos/micolatos. La pared celular es rica en lípidos, lo que hace que su superficie sea hidrófoba y confiere a las micobacterias resistencia frente a muchos desinfectantes y las tinciones de laboratorio. Esta pared celular proporciona una contribución sustancial a la resistencia de este género de bacterias.
    En la membrana plasmática se anclan proteínas, manósido de fosfatidil inositol y liporarabinomanano (LAM), que presenta una repación funcional con los liposacáridos O antigénicos presentes en otras bacterias. La capa de peptidoglucano forma el esqueleto básico al que se unen losarabiogalactanos, unos polisacáridos ramificados formados por D-arabinosa y D-galactosa. El residuo terminal de la D-arabinosa se esterifica para dar lugar a ácidos micólicos hidrofóbicos de alto peso molecular a los que se anclan moléculas de glucolípidos de superficie. Los componentes lipídicos abarcan el 60% del peso de la pared.
    A lo largo de las capas de la pared se intercalan proteínas transportadoras y porinas, las que constituyen el 15% del peso de la pared. Las proteínas constituyen antígenos importantes para estimular la respuesta del anfitrión a la infección y pueden usarse como prueba pronóstica.
    Debido a que la pared celular de las micobacterias es compleja y a que este grupo de microorganismos es exigente desde el punto de vista nutricional, la mayoría crecen lentamente, se dividen cada 12 a 24 horas y se necesitan hasta 8 semanas antes de poder detectar el crecimiento en los cultivos de laboratorio. Además, algunas especies tienen también ciclos de reproducción muy largos. M. leprae puede tardar más de 20 días para completar un ciclo de división (por comparación, algunas cepas de E. coli toman sólo 20 minutos), aunque jamás se ha podido aislar de manera artificial a esta especie, haciendo que el cultivo en laboratorio sea un proceso lento. Algunas de las especies pueden ser extremadamente difíciles de cultivar y puede llevar más de dos años desarrollar su cultivo.
    Las micobacterias que forman colonias claramente visibles a simple vista en los cultivos en un plazo de 7 días se denominan de cultivo rápido, mientras que las que requieren períodos más largos se denominan de cultivo lento.2 Muchas especies de Mycobacterium se adaptan fácilmente al crecimiento en sustratos muy simples, utilizando amoníaco o aminoácidos como fuentes de nitrógeno y glicerolcomo fuente de carbono en presencia de sales minerales. La temperatura óptima de crecimiento varía ampliamente según la especie desde 25 °C a más de 40 °C.


    ResponderEliminar
  107. 2012-1416 Micobacterias atípicas
    La presencia de micobacterias diferentes a las tradicionalmente productoras de tuberculosis fue considerada durante mucho tiempo como una contaminación accidental, sin darle nunca un verdadero valor patógeno.
    Sin embargo, en estos últimos años se han aislado con mayor frecuencia y se ha llegado a establecer su relación causal con los procesos tuberculosos que producían.
    Al no ser típica la etiología de estas tuberculosis, empezó a denominárselas con el apelativo de atípica, término que aunque no es el más idóneo, ha alcanzado un uso tan general que es el que actualmente se aplica a todo este grupo de micobacterias.
    Las micobacterias atípicas se encuentran en el hombre en ausencia de enfermedad, aunque también se aislan mezclados con bacilos de Koch en infecciones tuberculosas.
    En la mayoría de las ocasiones son causantes de patología solo si hay una lesión previa de los tejidos o la inmunidad celular está muy alterada. Las micobacterias atípicas difieren de los bacilos de la tuberculosis en que no son patógenas para el cobaya, generalmente son resistentes a los agentes quimioterápicos antituberculosos habituales, crecen con más rapidez y con frecuencia están pigmentados.
    Runyon clasificó las micobacterias atípicas en cuatro grupos, basándose fundamentalmente en la producción de pigmentos y en la velocidad de crecimiento, según se muestra en la siguiente tabla:

    Grupo I
    Características
    Fotocromógenos
    Pigmento amarillo-claro
    Colonias rugosas
    Crecimiento lento (14-21 dias)
    Especies de Mycobacterium
    M. kansasii
    M. marinum
    M. Simiae

    Características
    Escotocromógenas
    Pigmento naranja-rojizo
    Colonias lisas
    Crecimiento lento (10-14 dias)

    Especies de Mycobacterium
    M. scrofulaceum
    M- szulgai
    Grupo III
    Características
    No pigmentados
    Crecimiento lento (14-21 días)





    Especies de Mycobacterium
    M. avium
    M. intracelulare
    M. xenopi

    Grupo IV

    Características
    Pigmentación variable
    Crecimiento rápido (5-7 días)

    Especies de Mycobacterium
    M. fortuitum
    M. chelonei
    M. ulcerans

    ResponderEliminar
  108. 2012-1416 Intradermorreacción en Tuberculina y Lepromina

    La prueba de tuberculina, mediante intradermorreacción de Mantoux, es actualmente el único método aceptado para el diagnóstico de la infección tuberculosa. Pretende poner de manifiesto la hipersensibilidad retardada provocada por los productos resultantes de la destrucción bacilar en la lesión inicial, también conocida como alergia tuberculínica. Para ello se utiliza como antígeno un extracto proteico de cultivo del mycobacterium tuberculosis: la tuberculina. Actualmente se utilizan las tuberculinas PPD (derivado proteico purificado) que presentan mayor especificidad que las antiguas tuberculinas.
    La intradermorreacción de Mantoux. Es la técnica de elección para la práctica de la prueba de tuberculina. Es importante que sea correctamente aplicada y
    por personal bien entrenado, con objeto de evitar falsos resultados.

    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterium leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e hstopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. (2, 22, 25) según su composición, existen tres tipos de lepromina.

    ResponderEliminar
  109. 2012-1416 Micobacterium leprae

    La Mycobacterium leprae es una bacteria que causa la lepra (o Enfermedad de Hansen). Se trata de una bacteria intracelular acido/alcohol resistente.
    Mycobacterium leprae es un bacilo aerobio rodeado por el revestimiento lipidico característico y de las micobacterias. En tamaño y forma, que se asemeja mucho a Mycobacterium tuberculosis. Fue descubierta en 1873 por el médico noruego Gerhard Hansen Armauer, en los nódulos de la piel de pacientes con lepra. Fue la primera bacteria que se identificó como causantente de la enfermedad en los seres humanos.
    El organismo nunca se ha cultivado con éxito en un medio de cultivo de células artificiales. En su lugar, se cultiva en los pies de ratón. La dificultad de cultivo del organismo parece ser debido a que es un parásito intracelular obligado que carece de muchos genes necesarios para la supervivencia independiente. La pared celular compleja y única que hace que los miembros del género Mycobacterium difícil de destruir es al parecer también la razón de una tasa de replicación extremadamente lenta.
    Bacteriología de Mycobacterium leprae
    La microscopia óptica muestra a genoma en grupos de masas redondeadas, o en grupos de bacilos lado a lado; que pueden llegar desde 1 a 8 m de longitud y 0,2 a 0,5 mm de diámetro.
    Genoma de Mycobacterium leprae
    La secuencia del genoma de una cepa de M. leprae, aislado originalmente en Tamil Nadu (India) se ha completado recientemente. La secuencia fue obtenida por un enfoque combinado, utilizando el análisis automatizado de secuencia de ADN seleccionados.
    La secuencia del genoma encontró que contenía 3,268,203 pares de bases,valores mucho más bajos que los valores correspondientes para M. tuberculosis, con 441,529 pb.
    Sin embargo tienen cerca de 1500 genes comunes a ambos (M. leprae y M. tuberculosis).
    Este análisis comparativo que tal vez las micobacterias derivan de un ancestro común y, en una etapa, tenían reservas genéticas de tamaño similar.
    Tratamiento contra Mycobacterium leprae
    Mycobacterium leprae es sensible a la Dapsona (diaminodifenilsulfona, el primer tratamiento efectivo que fue descubierto para la lepra en la década de 1940), pero la resistencia en contra de este antibiótico se ha desarrollado a lo largo del tiempo
    El tratamiento con Dapsona sola ahora está fuertemente contraindicado. En la actualidad, un tratamiento de múltiples fármacos es recomendado por la Organización Mundial de la Salud, este se basa en Dapsona, Rifampicina y Clofazimina.
    En pacientes que reciben este tratamiento, una alta proporción de los bacilos mueren dentro en un período corto de tiempo pero sin un alivio inmediato de los síntomas. Esto sugiere que muchos síntomas de la lepra deben ser debido en parte a la presencia de Mycobacterium leprae muertos.

    ResponderEliminar
  110. Slide #1

    El M. Tuberculosis es un bacilo en forma de bastoncillo de extremo redondeado. Es resistente al ácido y al alcohol. Tiene una longitud de 1 a 4 micras, y de 0.3 a 0.6 micra de diámetro. Se comprueba con la técnica de tinción de ZIEHL¬NEELSEN o algunas de sus variantes debido a los componentes lipídico de su pared celular.
    Esta micobacteria es Gram positiva, aerobia. Su gran virulencia se debe a que puede vivir largo tiempo fuera del organismo ( 6 a 8 meses). Pero la exposición a la luz la destruye. Casi siempre es positiva la prueba de niacina y esto nos sirve para diferenciarla de otras micobacterias. Las colonias se hacen visibles en un medio de LOWENSTEIN¬ JENSEN; pueden aparecer después de 6 semanas.El componente mas importante es la pared, es una gran macromolécula que contiene complejos lipídicos solubles, estos representan del 30 al 60% de ella y entre ellos se incluye micósidos, glucolípidos y esteres de trealosa. También moléculas solubles en agua no lipidicas como el glucógeno , glucano, lipolisacaridos, y proteínas glucano, lipolisacaridos, y proteínas (tuberculina) (tuberculina)

    ResponderEliminar
  111. Slide #2

    Se encuentran ampliamente distribuidas en el ambiente. Las infecciones no son el resultante de la transmisión persona a persona. La mayoría de ellas, con pocas excepciones, son resistentes a los medicamentos antituberculosos. Las micobacterias atipicas son bacterias acido-alcohol resistente, inmoviles, no formadoras de esporas
    El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped.
    Las enfermedades causas por micobacterias atipicas son:
    Enfermedad pulmonar.
    Linfadenitis.
    Infecciones cutaneas localizadas y de partes blandas.
    Infecciones de las vainas tendinosas, los huesos, las bolsas sinoviales y las articulaciones.
    Enfermedad diseminada.
    Infecciones relacionadas con cateteres.

    ResponderEliminar
  112. Slide #3

    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina

    ResponderEliminar
  113. Slide #4

    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis. Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).
    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90). Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).
    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  114. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  115. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  116. 2012-1075
    slide# 1 y 2

    Mycobacterium es un género de Actinobacteria, por su propia familia, la Mycobacteriaceae. El género incluye patógenos que causan enfermedades graves en mamíferos, incluyendo tuberculosis y la lepra. El prefijo griego mico significa hongo, en alusión a la forma en que las micobacterias se han observado a crecer de una manera como de moho en la superficie de los líquidos cuando se cultivan.
    Las micobacterias son bacterias aerobias y no móviles que son característicamente ácido-alcohol-rápido. Micobacterias no contienen endosporas o cápsulas y generalmente se consideran Gram-positivas. Mycobacterium marinum y M. bovis quizá han demostrado esporulación, sin embargo, esto ha sido impugnada por la investigación adicional. Mientras micobacterias no parecen ajustarse a la categoría Gram-positivo de un punto de vista empírico, se clasifican como una bacteria Gram-positiva ácido-alcohol resistentes debido a su falta de una membrana celular externa. Todas las especies de Mycobacterium comparten una pared celular característica, más gruesa que en muchas otras bacterias, que es hidrofóbica, cerosa, y rica en ácidos/micolatos micólicos. La pared celular se compone de la capa de micolato hidrófoba y una capa de peptidoglicano se mantienen unidos por un polisacárido, arabinogalactano. La pared celular hace una contribución sustancial a la resistencia de este género. Las vías de biosíntesis de los componentes de la pared celular son objetivos potenciales para nuevos medicamentos para la tuberculosis.
    Algunas especies pueden ser muy difíciles de cultivar, tomando a veces más de dos años para desarrollar la cultura. Además, algunas especies también tienen ciclos reproductivos muy largos - M. leprae, puede tardar más de 20 días para proceder a través de un ciclo de división, por lo que cultivo en el laboratorio un proceso lento. Además, la disponibilidad de técnicas de manipulación genética todavía está muy por detrás de otras especies bacterianas.
    Las micobacterias pueden colonizar sus anfitriones sin los anfitriones que muestran signos adversos. Por ejemplo, miles de millones de personas alrededor del mundo tienen infecciones asintomáticas de M. tuberculosis.Infecciones por micobacterias son notoriamente difícil de tratar. Los organismos son resistentes debido a su pared celular, que no es ni verdaderamente Gram negativo ni positivo. Además, son naturalmente resistentes a un número de antibióticos que interrumpen la biosíntesis de la pared celular, tales como la penicilina. Debido a su pared celular única, pueden sobrevivir a la exposición prolongada a los ácidos, álcalis, detergentes, ráfagas oxidativas, lisis por el complemento, y muchos antibióticos. La mayoría de micobacterias son susceptibles a la claritromicina y antibióticos de rifamicina, pero las cepas resistentes a los antibióticos han surgido.Al igual que con otros patógenos bacterianos, superficie y proteínas secretadas de M. tuberculosis contribuyen de manera significativa a la virulencia de este organismo. Hay una lista cada vez mayor de proteínas extracytoplasmic demostrado tener una función en la virulencia de M. tuberculosis.

    ResponderEliminar
  117. 2012-1075 Johnniel Ortiz

    Slide#3
    La prueba cutánea de la tuberculina o método de Mantoux (TST, por sus siglas en inglés) es un método estándar para determinar si una persona está infectada por el microbio Mycobacterium tuberculosis. La administración y lectura confiable de esta prueba requiere de procedimientos, capacitación, supervisión y prácticas estandarizadas. La prueba cutánea de la tuberculina se realiza inyectando 0.1 ml de derivado proteico purificado de la tuberculina (PPD, por sus siglas en inglés) en la cara anterior del antebrazo. Esta inyección se debe aplicar con una jeringa de tuberculina, colocando el bisel de la aguja hacia arriba. La prueba de la tuberculina es una inyección intradérmica. Cuando se aplica correctamente, la inyección debe producir una elevación leve de la piel (una roncha) de 6 a 10 mm de diámetro. La reacción a la prueba cutánea debe revisarse entre 48 y 72 horas después de administrada. El paciente que no vuelva en un lapso de 72 horas para que le revisen la reacción en la piel necesitará realizarse una nueva prueba. La reacción debe medirse en milímetros de induración (área palpable, elevada, endurecida o con hinchazón). La persona que interpreta la prueba no debe medir el eritema (enrojecimiento). El diámetro del área de induración debe medirse a lo ancho del antebrazo (perpendicular al eje largo).

    Slide#4

    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen".Es intracelular y pleomórfica,2 aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).

    ResponderEliminar
  118. 2011-0697
    Slide #1 Micobacterias:

    Mycobacterium es el único género de la familia de las bacterias Mycobacteriaceae. Por las características únicas entre otros géneros bacterianos y por la importancia médica de las mismas, se estudian en la sub-rama de la Microbiología llamadamicobacteriologia. El género Mycobacterium está formado por bacilos aeróbios inmóviles y no esporulados con un tamaño de 0,2 a 0,6 x 1 a 10 mcm1algunos de los cuáles son patógenos que causan graves enfermedades en los mamíferos, incluyendo tuberculosis y lepra Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Quien la describió por primera vez, el 24 de marzo de 1882, fue Robert Koch [de ahí el heterónimo (sobrenombre) de esta bacteria: «Bacilo de Koch»], a quien posteriormente (en 1905) se otorgó el premio Nobel de Fisiología o Medicina. Su genoma está secuenciado, lo cual permitirá aclarar su relación con las otras especies del complejo Mycobacterium tuberculosis.


    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer)eliminan macrofagos y linfocitos infectados. In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C. El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.

    ResponderEliminar
  119. 2012-1434
    1

    La Rickettsia es un género de bacterias que pertenece a la familia Rickettsiaceae. Las rickettsias son parásitos intracelulares obligados, muy pequeñas, Gram-negativas y no forman esporas. Son altamente pleomórficas pues se pueden presentar como cocos (0,1 μm de diámetro), bacilos (1-4 μm de longitud) o hilos (10 μm de largo). Se tiñen mal con la tinción de Gram y al examinar cultivos debe haber especial cuidado por esta característica. En el pasado eran considerados microorganismos intermedios entre los virus y las bacterias verdaderas.Las rickettsias son causantes de enfermedades infecciosas transmitidas por aerosoles, mordeduras, picaduras, rasguños, aguas y alimentos contaminados. Ejemplos son el tifus clásico (transmitido por piojos), el tifus murino (por pulgas) y la fiebre de las montañas rocosas (por garrapatas). Asimismo, han sido asociadas a una gran variedad de enfermedades de las plantas.Al ser parásitos intracelulares obligados, las rickettsias dependen de la entrada, el crecimiento y la replicación en el citoplasma de las células eucariotas huésped (normalmente, las células endoteliales). Debido a ello, las rickettsias no pueden vivir en medios de nutrientes artificiales, pero se cultivan bien en tejidos de embriones (por lo general, se usan embriones de pollo).
    Las rickettsias poseen paredes celulares como se demostró al observarlas con microscopio electrónico. La capa del peptidoglicano es pobre. Su lipopolisacárido es pobre, como endotoxina, manifiesta poca actividad cuando es administrado a animales.Pueden ser controladas o destruidas por antibióticos. La mayoría son susceptibles a los antibióticos del grupo de la tetraciclina.Contienen ARN y ADN además de enzimas para realizar el ciclo de Krebs, y ribosomas para la síntesis de proteínas. Tienen una capa mínima de peptidoglicanos y el LPS (lipopolisacarido) tiene una actividad endotóxica débil. Se tiñen mejor con Giemsa o Giménez
    Su mecanismo de patogenicidad es producido de la siguiente forma: la bacteria entra en la célula al estimular la fagocitosis, después de ser engullida debe degradar la membrana del fagolisosoma mediante la producción de fosfolipasa A y se debe liberar en el citoplasma.Las rickettsias normalmente viven en ácaros, garrapatas, pulgas y piojos y pueden transmitirse a los humanos a través de las mordeduras de estos agentes succionadores de sangre. Suelen vivir dentro de las células que revisten pequeños vasos sanguíneos y, en consecuencia, dichos vasos se inflaman o se obstruyen, o bien comienzan a perder sangre dentro de los tejidos que los rodea.Una infección por rickettsias puede causar fiebre, erupción cutánea y una sensación de enfermedad (malestar). Debido a que esta erupción característica no suele aparecer durante varios días, es difícil establecer un diagnóstico precoz. La infestación producida por pulgas o piojos o bien una mordedura de garrapata previa, particularmente si se ha producido en un área geográfica en la que la rickettsiosis es frecuente (endémica), es un dato importante a la hora de establecer el diagnóstico.
    El diagnóstico de una infección por rickettsia puede confirmarse identificando el organismo en cultivos especiales de muestras de sangre o tejido, identificando el organismo con el microscopio, utilizando ciertas tinturas (tinturas colorantes), o bien identificando anticuerpos contra el organismo en una muestra de sangre punto.La infección por rickettsia responde rápidamente al tratamiento precoz con el antibiótico cloranfenicol, o bien tetraciclinas (siendo éste el tratamiento empírico de elección), que se administran por vía oral. La mejoría se inicia entre 24 y 36 h más tarde y la fiebre suele desaparecer en 2 o 3 días. Cuando el tratamiento comienza tarde, la mejoría es más lenta y la fiebre es más prolongada. Es necesario continuar con los antibióticos durante al menos 24 horas una vez que la fiebre haya desaparecido.

    ResponderEliminar
  120. 2012-1434
    2

    El término “micobacteria atípica” se aplica a las infecciones ocasionadas por micobacterias distintas a M. tuberculosis y M. leprae (2)

    Actualmente existen mas de 100 especies de micobacterias atípicas. De ellas, aproximadamente 60 se consideran potencialmente patogenas .

    Las micobacterias atipicas son bacterias acido-alcohol resistente, inmoviles, no formadoras de esporas (2).


    Las micobacterias atípicas son un grupo de micobacterias cuya incidencia no ha hecho más que aumentar durante los últimos años. Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales.

    Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas.

    ResponderEliminar
  121. 2011-0697
    Slide #2 Micobacterias Atipicas:

    Desde el punto de vista dermatológico existen varias especies que es necesario conocer para así poder atajar con prontitud estos procesos que pueden llegar a ser potencialmente mortales. Por lo tanto, el diagnóstico correcto y el tratamiento precoz constituyen hoy día uno de los retos más importantes al cual nos enfrentamos con este tipo de microorganismos. Antes de comenzar a describir por separado cada especie de micobacteria vamos a perfilar varios aspectos que creemos importantes para la mejor comprensión de estas infecciones cutáneas. En un tercio de los casos se localiza en extremidades. Con más frecuencia en extremidades superiores, en concreto, en dedos y cara posterior de manos. En las extremidades inferiores, la rodilla y la región pretibial son los lugares más afectados M. chelonae El término chelonae hace referencia al género al que pertenece la tortuga marina (Chelonia corticata) en donde fue aislado en el pulmón por Bergey en 1923. Su temperatura de crecimiento óptima está entre 28-32 °C y se constituye como el patógeno más importante del grupo IV de Runyon. Se encuentra en el agua y en el suelo M. haemophilum Descrito por Sompolinsky et al en 1978 a partir de unas úlceras cutáneas en un paciente con enfermedad de Hodgkin. Pertenece al grupo III de Runyon y requiere, a diferencia del resto de micobacterias, la presencia de hemoglobina o hemina en los medios de cultivo y una temperatura óptima entre 30-32 °C. Para su aislamiento también se necesitan periodos que oscilan entre 14-28 días. Estas dos especiales características han propiciado que los trabajos publicados sean escasos con menos de 120 casos descritos en la literatura médica. Parece existir crecimiento en menor grado a temperaturas de 37 °C precisando, en este caso, periodos prolongados de incubación, de forma similar a lo que ocurre con otras especies de micobacterias atípicas como M. marinum y M. ulcerans. M. fortuitum Fue aislado en ranas por Kuster en 1905. Pertenece al grupo IV de Runyon y requiere una temperatura óptima de 28 °C para su cultivo, apareciendo las primeras colonias a los 3-7 días. Se encuentra en el agua, suelo, polvo y animales.

    ResponderEliminar
  122. 2012-1434
    3
    Intradermorreaccion en lepromina y Tuberculina:
    Se inyecta una muestra de bacterias inactivadas (incapaces de causar infección) causantes de la lepra justo debajo de la piel, usualmente en el antebrazo, de tal manera que una pequeña protuberancia levante la piel. La protuberancia indica que el antígeno ha sido inyectado a la profundidad correcta. El sitio de la inyección se marca y se examina a los 3 días y luego de nuevo a los 28 días para ver si hay una reacción. Las personas que no tienen lepra tendrán poca o ninguna reacción de la piel al antígeno. Los pacientes con un tipo particular de lepra, llamado lepra lepromatosa, no tendrán ninguna reacción de la piel al antígeno. Técnica que permite detectar la reacción a la tuberculina mediante la inyección en la dermis de dicha sustancia. La reacción positiva (si el individuo ha tenido contacto con el bacilo de Koch o sufre la enfermedad) se detecta con la aparición de una reacción eritematosa e indurada en el punto de inoculación pasadas 48 o 72 horas.

    ResponderEliminar
  123. 2012-1434
    4
    Los micoplasmas (Mycoplasma) son bacterias que carecen de pared celular. Pertenece a la clase Mollicutes, tienen genomas pequeños,y tienen un bajo contenido de GC (18-40%). Existen más de 100 especies reconocidas del género Mycoplasma.Debido a la ausencia de pared celular, los micoplasmas no son sensibles a los antibióticos que bloquean la síntesis de la pared celular, como la penicilina u otros antibióticos betalactámicos.
    Los síntomas generalmente son leves y aparecen en un período de 1 a 3 semanas y, en algunas personas, se pueden volver más intensos.
    Entre los síntomas comunes están los siguientes:
    • Dolor torácico
    • Escalofríos
    • Tos con frecuencia seca y sin sangre
    • Sudoración excesiva
    • Fiebre (puede ser alta)
    • Dolor de cabeza
    • Dolor de garganta
    Otros síntomas menos comunes son:
    • Dolor de oído
    • Irritación o dolor en los ojos
    • Dolores musculares y rigidez articular
    • Tumor en el cuello
    • Respiración rápida
    • Erupción o lesiones en la piel
    Las personas que posiblemente tengan neumonía deben someterse a una evaluación médica completa, que incluye un examen físico completo y una radiografía de tórax, en especial dado que el examen físico no siempre puede diferenciar la neumonía de la bronquitis aguda u otras infecciones respiratorias.
    Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, se pueden hacer otros exámenes, como:
    • Conteo sanguíneo completo (CSC)
    • Hemocultivos
    • Exámenes de sangre para los signos de la infección por micoplasma
    • Broncoscopia
    • Tomografía computarizada del tórax
    • Biopsia pulmonar abierta (sólo se hace en enfermedades muy serias cuando el diagnóstico no puede hacerse a partir de otras fuentes)
    • Cultivo de esputo para verificar la presencia de las bacterias micoplasma
    Los antibióticos que funcionan contra el micoplasma abarcan macrólidos, fluoroquinolonas y tetraciclinas. Usted puede tomar estas medidas en casa:
    • Controle su fiebre con ácido acetilsalicílico (aspirin), antinflamatorios no esteroides (AINES, como ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol. No les dé ácido acetilsalicílico a los niños.
    • No tome antitusígenos sin hablar primero con su médico. Pueden dificultar la expectoración del esputo adicional.
    • Tome bastantes líquidos para ayudar a aflojar las secreciones y sacar la flema.
    • Descanse mucho. Procure que otra persona realice las tareas domésticas.

    ResponderEliminar
  124. 2011-0697
    Slide #3 Intradermorreaccion en lepromina y Tuberculina:


    Se inyecta una muestra de bacterias inactivadas (incapaces de causar infección) causantes de la lepra justo debajo de la piel, usualmente en el antebrazo, de tal manera que una pequeña protuberancia levante la piel. La protuberancia indica que el antígeno ha sido inyectado a la profundidad correcta. El sitio de la inyección se marca y se examina a los 3 días y luego de nuevo a los 28 días para ver si hay una reacción. Las personas que no tienen lepra tendrán poca o ninguna reacción de la piel al antígeno. Los pacientes con un tipo particular de lepra, llamado lepra lepromatosa, no tendrán ninguna reacción de la piel al antígeno. Técnica que permite detectar la reacción a la tuberculina mediante la inyección en la dermis de dicha sustancia. La reacción positiva (si el individuo ha tenido contacto con el bacilo de Koch o sufre la enfermedad) se detecta con la aparición de una reacción eritematosa e indurada en el punto de inoculación pasadas 48 o 72 horas.

    ResponderEliminar
  125. 2011-0697
    Slide #4 Micobacterias: Mycobacterium Leprae:

    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Fue descubierta en 1874 por G. Armauer Hansen en Noruega. Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0,3-0,5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial. Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina(tratamiento recomendado por la OMS). Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90). Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).

    ResponderEliminar
  126. 1. - MICOBACTERIAS -

    Las micobacterias son bacilos que no se tiñen con facilidad debido ala alta cantidad de lípidos en la superficie sinembargo son acidos-resistentes (BAAR), son aerobios, no esporulados, sin capsula y son intracelulares.

    mycobacterium tuberculosis: se sultiva en el medio de Lowestein-Jenssen, se utiliza la tecnica de Ziehl-Neelson para la tinción BAAR, se tiñe con alcohol etílico al 95% y con acido clorhídrico al 3%. Es trasmitida por vEia aerea. Los sintomas se presentan son: fatiga, tos, perdida de peso, fiebre y hemoptitis. Se trata con Rifampicina, Piracinamida, Etambutol o Estreptomicina. El complejo de Ghon es una lesión pulmonar causada en la tuberculosis que consiste en un foco de calcificaciónconjuntamente con una infección de ganglios linfáticos. Estas lesiones son especialmente comunes en niños y pueden retener bacterias viables, de modo que son fuentes de transmisión de la enfermedad y pueden además estar asociados a la reactivación clásica de la tuberculosis después de varios años de inactividad.

    ResponderEliminar
  127. 2. - MICOBACTERIAS ATIPICAS -

    Micobacterias atípicas producen micobacteriosis y son multiresistentes a los antibioticos. la micobacteriosis son afecciones del aparato respiratorio que semejan a la tuberculosis: las formas generalizadas de las con fiebre, manifestaciones sanguíneas, cutáneas, hepáticas y esplénicas son mas raras. Es detectado por pruebas de fotocromogenidad.

    slide #3:
    Las pruebas intradérmicas o intradermorreacciones se han utilizado durante muchos años para valorar diversas funciones cutáneas, para el diagnóstico de algunas enfermedades en las que la piel se encuentra afectada, para tratamiento de procesos alérgicos y principalmente para determinar la hipersensibilidad inmediata o retardada. La hipersensibilidad retardada (HSR) se refiere a la respuesta inmunitaria de tipo celular. La tuberculina es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo y Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de micobacterias (Mycobacterium tuberculosis, vacuna BCG, micobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux. La Lepromina: antígeno que hace posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterium leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e hstopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. según su composición, existen tres tipos de lepromina.

    ResponderEliminar
  128. 3. - INTRADERMOREACCION -

    Tuberculina: Es una de las intradermorreacciones más utilizadas en todo el mundo. Se usa para valorar la hipersensibilidad retardada a antígenos de Mycobacterias (Mycobacterias tuberculosis,
    Vacuna BCG, Mycobacterias atípicas) y se le conoce como reacción de Mantoux.
    Lepromina: Con este antígeno es posible observar tres tipos de reacciones, aunque su función
    Principal es determinar el estado inmunológico de una persona con respecto a Mycobacterias leprae, y se le conoce como reacción de Mitsuda; es útil para la clasificación de los enfermos con lepra junto con otros criterios (bacteriológico, clínico e estopatológico) para el pronóstico y seguimiento de los contactos. Según su composición, existen tres tipos de Lepromina.

    ResponderEliminar
  129. 4. - MYCOBACTERIUM LEPRAE -

    Tambien conocido como Bacilo de Hansen (En hornor a quien lo describiese por primera vez), es la micobacteria causante de la muy antigua enfermedad de la lepra.
    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente, por lo que normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina ( Que es el tratamiento recomendado por la OMS).

    ResponderEliminar
  130. Micobacterium tuberculosis
    El género Mycobacterium está formado por bacilos aeróbios inmóviles y no esporulados, algunos de los cuáles son patógenos que causan graves enfermedades en los mamíferos, incluyendo tuberculosis y lepra. Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aeróbica estricta. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo. Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado. Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrofagos y linfocitos infectados. El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas deincubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.Los laboratorios especializados realizan pruebas de susceptibilidad antibiótica (antibiogramas) de las cepas aisladas y que oponen resistencia al tratamiento convencional.

    ResponderEliminar
  131. Microbacterias atipicas
    Las micobacterias atipicas son bacterias acido-alcohol resistente, inmoviles, no formadoras de esporas. La velocidad de crecimiento, la habilidad para producir pigmentos y la temperatura optima de crecimiento son datos que se utilizan para clasificarlas:
    Micobacterias de crecimiento rapido: Grupo 4 de Runyon
    • M. fortuitum
    • M. chelonei
    • M. abscessus
    Micobacterias de crecimiento lento: Grupos 1,2 y 3 de Runyon
    • Grupo I de Runyon:
    • M. marinum
    • M. kansasii
    • M. simiae.
    Grupo II de Runyon:
    • M. scrofulaceum.
    • M. szulgai.
    Grupo III de Runyon:
    • M. avium-intracellulare.
    • M. ulcerans.
    • M. haemophilum.
    El desarrollo de una enfermedad por micobacterias atipicas depende de factores tales como la especie de Mycobacterium, el grado de exposicion a la misma y el estado inmunitario del huesped.

    ResponderEliminar
  132. Intradermoreaccion en Lepromina y Tuberculina
    La prueba de la tuberculina se realiza mediante la técnica de Mantoux y es ampliamente utilizada. Sus ventajas son su escaso coste económico y su fácil realización, aunque tiene también sus inconvenientes
    Valoración de los Resultados de la prueba de la Tuberculina:
    Los resultados deben valorarse según el riesgo del paciente de desarrollar una tuberculosis en caso de infección y según el grado de exposición.
    Los tres puntos de corte que suelen aplicarse (≥ 5mm, ≥ 10 mm y ≥ 15 mm) se utilizan para mejorar la sensiblidad y la especificidad de la prueba en el contexto del cribado a grupos de riesgo.
    En los contactos se considerará que la prueba de la tuberculina es positiva cuando presente una induración ≥ 5 mm.
    La aparición de vesículas o de necrosis es altamente sugestiva de infección tuberculosa.
    En las personas vacunadas contra la tuberculosis no se puede saber si la reacción es debida a la infección por M. tuberculosis o bien es un recuerdo de la vacuna. A efectos prácticos, en los colectivos con alto riesgo de infección el antecedente de vacunación no debe tenerse en cuenta.
    La prueba de la tuberculina carece de utilidad en las personas con un diagnóstico previo de tuberculosis o que hayan recibido un tratamiento antituberculoso completo.

    ResponderEliminar
  133. Mycobacterium leprae
    Es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.
    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por laOMS).
    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  134. Christopher Robles
    2011-0692

    Tubercolosis:

    es una enfermedad infecciosa, prevenible y curable que se transmite por el aire, al igual que el resfriado común. Afecta, por lo general, a los pulmones y compromete otras partes del cuerpo, como el cerebro, los riñones o la columna vertebral. Causada por diversas especies del género Mycobacterium, todas ellas pertenecientes al Complejo Mycobacterium tuberculosis.
    Transmisión
    La transmisión de la tuberculosis sólo puede realizarse por personas que tengan activa la enfermedad. La TBC se transmite a través de partículas expelidas por el paciente bacilífero (con TBC activa) con la tos, estornudo, hablando, cantando, etcétera por lo que se recomienda no tener contacto con terceras personas.
    Las gotas infecciosas (flügge's o droplets) son de un diámetro entre 0,5 a 5 µm, pudiéndose producir alrededor de 400.000 con un solo estornudo. Cada una de esas gotitas proveniente de un enfermo activo puede transmitir el microorganismo, especialmente sabiendo que la dosis infectante de la tuberculosis es considerablemente baja, de modo que la inhalación de una sola de las bacterias puede causar una infección. La probabilidad de una transmisión eficaz aumenta con el número de partículas contaminadas expelidas por el enfermo, en lo bueno que sea la ventilación del área, la duración de la exposición y en la virulencia de la cepa del M. tuberculosis.
    Las personas con contactos frecuentes, prolongados, o intensos tienen un riesgo alrededor del 25 % mayor de ser infectados. Un paciente con TBC activa sin tratamiento puede infectar entre 10-15 personas por año. Otros riesgos incluyen aquellas áreas donde la TBC es frecuente, en pacientes inmunodeprimidos con condiciones como malnutrición y sida, poblaciones étnicas en alto riesgo y trabajadores de la salud sirviendo en regiones de alto riesgo.
    En los pacientes con sida la TBC, actúa como enfermedad oportunista (coinfección) fuertemente asociada. También puede transmitirse por via digestiva, sobre todo al ingerir leche no higienizada procedente de vacas tuberculosas infectadas con Mycobacterium bovis. La cadena de transmisión puede romperse si se aisla al enfermo con tuberculosis activa y comenzando de inmediato la terapia antituberculosis efectiva.
    Después de dos semanas con dicho tratamiento, aquellos pacientes con TBC activa y no-resistente dejan de ser contagiosos. Si una persona llegase a quedar infectada, le tomará menos de 21 días a un mes antes que pueda comenzar a transmitir la enfermedad a otros.
    Diagnóstico
    La TBC activa se diagnostica por la detección de Mycobacterium tuberculosis en cualquier muestra del tracto respiratorio (TBC pulmonar) o fuera de él (TBC extrapulmonar). Aunque algunos métodos más modernos (diagnóstico molecular) han sido desarrollados, la visión microscópica de bacilos ácido-alcohol resistentes (BAAR) y el cultivo en medio Löwenstein-Jensen siguen siendo el gold standar del diagnóstico de la TBC., especialmente en países con bajos recursos sanitarios.
    La microsocopía de BAAR es rápida y barata y un método muy eficiente para detectar pacientes contagiosos. El uso de cultivo en la TBC se realiza cuando hay poca carga bacteriana (mayor sensibilidad), para la identificación de la cepa y para el estudio de sensibilidades a los distintos tratamientos.Tanto la microscopia como el cultivo pueden usarse para monitorizar el tratamiento.

    ResponderEliminar
  135. Christopher Robles
    2011-0692

    Tratamiento
    El tratamiento de la tuberculosis se realiza con combinaciones de fármacos antituberculosos, haciendo eficaces las pautas de 10 meses de tratamiento 6 en la primera fase de tratamiento y 4 meses en la segunda fase.
    La tuberculosis es curable, pero es necesario un diagnóstico temprano (acudir inmediatamente al médico), pues es una enfermedad grave si no se sigue el tratamiento adecuado. En seguida, es indispensable no abandonar el tratamiento dado por el médico pues, al suspender el tratamiento, esta enfermedad empeora rápidamente y se favorece la proliferación de bacilos resistentes a los medicamentos. Tratamiento farmacológico de la tuberculosis Los antituberculostáticos se clasifican en 2 grupos en función de su eficacia, potencia y efectos secundarios:
    •Fármacos de primera línea: isoniacida, rifampicina, pirazinamida, etambutol o estreptomicina * Fármacos de segunda línea: como la cicloserina, etionamida, ciprofloxacino, etc. Se utilizan en los casos de tuberculosis resistentes o cuando los de primera línea producen efectos secundarios.

    Mycobacterium Lepra.
    También conocida como Enfermedad de Hansen, es una enfermedad infecciosa crónica causada por Mycobacterium leprae, un bacilo acidorresistente. Además de algunas otras partes del cuerpo, la enfermedad afecta principalmente la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias altas y los ojos.
    La lepra es una enfermedad infecciosa crónica. Este padecimiento es endémico en ciertas zonas geográficas como en Asia tropical y subtropical, África, Centroamérica y América del Sur en las regiones del Pacífico y el sur de E.U.A.


    Las lesiones incluyen los tejidos más fríos del organismo como los nervios superficiales, piel, faringe, laringe, nariz, ojos y testículos. El inicio de la enfermedad es insidioso. En casos no tratados, la deformación por infiltración de la piel y afección de los nervios puede ser extrema. Así también, 10 a 20 años es mortal.

    es causada por un bacilo acidoresistente, Mycobacterium leprae.


    No se conoce la forma de transmisión, pero es probable que se contraiga durante la niñez y después de una exposición prolongada. El contagio en los adultos es muy raro y puede ser por tatuajes. Cabe mencionar que la lepra desde el punto de vista clínico y de laboratorio se divide en lepra lepromatosa y lepra tuberculosa o tuberculoide.
    Síntomas
    Las lesiones cutáneas pueden presentarse como máculas anestésicas, pálidas de 1 a 10 cms de diámetro; nódulos infiltrados discretos eritematosos de 1 a 5 cms de diámetro, o una infiltración cutánea difusa. En cuanto a las alteraciones neurológicas, el padecimiento se puede manifestar con un infiltrado y engrosamiento de los mismos con la resultante anestesia, neuritis, parestesia, úlceras tróficas, reabsorción ósea y acortamiento de los miembros.
    Lepra lepromatosa: En este tipo de lepra la evolución es progresiva y maligna. Caracterizándose por lesiones cutáneas nodulares; invasión lenta simétrica de los nervios; abundantes bacilos acidoresistentes en las lesiones cutáneas y prueba cutánea de lepromina negativa. El paciente tiene problemas de inmunidad celular.
    En este padecimiento es común la tuberculosis pulmonar intercurrente, tal vez por la deficiencia inmunología celular. En la afección de larga duración puede haber amiloidosis.
    Lepra tuberculoide: La evolución es lenta y benigna y no progresiva, con lesiones cutáneas maculares, afección asimétrica grave de los nervios, de inicio repentino, con pocos bacilos en las lesiones y pruebas cutáneas de lepromina positiva. Con frecuencia hay casos intermedios ("limite").También se puede presentar afección ocular, (queratitis e iridociclitis), úlceras nasales, epitaxis, anemia y linfadenopatía.

    ResponderEliminar
  136. Christopher Robles
    2011-0692

    Diagnóstico
    El diagnóstico por laboratorio se establece al demostrar la presencia de bacilos acidoresistentes en el raspado de fisuras cutáneas o del tabique nasal en frotis.
    La biopsia cutánea o de los nervios afectados engrosados, también proporciona un cuadro histológico típico.
    El Myobacterium leprae no se ha podido desarrollar en medios de cultivo, pero se multiplica en las patas de ratones y en armadillos, inyectados experimentalmente.
    Tratamientos y recomendaciones
    Se administra por vía oral Dapsona (DDS) 50 a 100 mg/día. La posibilidad de resistencia a DDS se reduce si se administra simultáneamente rifampicina 10 mg por Kg por día. Si hay fiebre, granulocitopenia o ictericia, se interrumpe la DDS y se administra Clofazimina 1 a 4 mg por Kg por día bucales.
    La talidomida es útil para el tratamiento del eritema nudoso de la lepra (ENL en mujeres embarazadas y se administra de 100 a 400 mg/día. Los corticosteroides también son útiles. La atención quirúrgica a las extremidades puede evitar deformidades.
    Cabe recordar que los fármacos se administrarán con precaución y en dosis lentamente crecientes y suprimirse cuando originan una reacción llamada "reacción de la lepra" con fiebre, anemia progresiva con leucopenia o sin ella; síntomas gastrointestinales graves, dermatitis alérgica, hepatitis, trastornos mentales o eritema nudoso.Los tratamientos por lo general se prolongan por años, ya que al suprimirlo es posible que se presente un recrudecimiento.
    Medidas y recursos necesarios
    Para poder llegar a todos los pacientes, el tratamiento de la lepra debe integrarse plenamente en los servicios de salud generales. Esta condición es fundamental para lograr la eliminación la enfermedad. Además, es necesario un compromiso político sostenido en los países donde la lepra sigue siendo un problema de salud pública. Asimismo, los asociados para la eliminación de la lepra deben seguir velando por que se proporcionen los recursos humanos y financieros necesarios para ello.
    La secular estigmatización de la enfermedad sigue siendo un obstáculo para que el propio paciente informe sobre la enfermedad y se beneficie de un tratamiento temprano. Hay que cambiar la imagen de la lepra a nivel mundial, nacional y local. Es necesario crear un nuevo entorno en el que los pacientes no duden en buscar atención para obtener un diagnóstico y tratamiento en cualquier centro sanitario.
    Estrategia para eliminarla
    Las medidas siguientes forman parte de la campaña en curso para la eliminación de la lepra:
    •Velar por que todos los pacientes tengan acceso a servicios de TMM ininterrumpidos, implementando para ello sistemas de administración de la medicación que sean flexibles y cómodos para el paciente.
    •Garantizar la sostenibilidad de los servicios de TMM mediante la integración de los servicios de atención de la lepra en los servicios de salud generales y fortalecer la capacidad del personal sanitario general para tratar la enfermedad.
    •Promover la concienciación de la comunidad y cambiar la imagen de la lepra a fin de alentar a los propios afectados a que busquen asistencia y puedan beneficiarse de un tratamiento temprano.
    •Vigilar el desempeño de los servicios de TMM, la calidad de la atención dispensada a los pacientes y los progresos realizados hacia la eliminación mediante sistemas nacionales de vigilancia de la enfermedad.

    ResponderEliminar
  137. El género Mycobacterium es el único que pertenece a la familia Mycobacteriaceae y al orden Actynomicetales. Las especies de este género presentan un elevado contenido de G+C (61-71%) en su ADN. Esto es compartido por otros géneros relacionados que también poseen ácidos micólicos en la pared celular, como son Gordona, Tsukamurella, Nocardia y Rhodococcus.

    Las micobacterias son microorganismos aerobios estrictos, inmóviles, de morfología variable (bacilar o cocoide), que no forman esporas y no poseen flagelos ni cápsula. En cambio, poseen una pared celular gruesa y con un elevado contenido lipídico que supone el 60% del peso seco de la misma. Esta pared consta de cuatro capas: la más interna es el peptidoglicano con moléculas de N-acetilglucosamina y ácido N-glucolilmurámico con cadenas cortas de alanina o glicina en el caso de M. leprae. Esta capa da rigidez y forma a la bacteria. La segunda posee arabinogalactanos que se encuentran unidos a los ácidos micólicos de la tercera capa. Se trata de ácidos grasos de cadena larga (60-90 átomos de carbono) de gran importancia taxonómica. La capa más externa se encuentra constituida por lípidos como el cord factor (trehalosa 6,6’-dimicolato) y por mucósidos. En conjunto, esta composición de la pared le confiere a la micobacteria una escasa permeabilidad celular, que es responsable, entre otras cosas, de la ineficacia de múltiples agentes antimicrobianos, así como de la característica ácido-alcohol resistencia con determinadas tinciones para su visualización microscópica. Además, determinados componentes de la pared, como el lipoarabinomanano, intervienen en la patogenia y favorecen la supervivencia del microorganismo en el interior de los macrófagos.

    La gran mayoría de las micobacterias de interés clínico tienen un crecimiento muy lento con un tiempo de multiplicación de 15 a 18 horas en condiciones favorables. De ahí que sean necesarias de 1 a 3 o más semanas de incubación para obtener un crecimiento apreciable en los medios de cultivo convencionales. No obstante existe un grupo de especies que tienen un crecimiento algo más rápido que les permite, entre otras cosas, diferenciarlas del resto.

    En general las necesidades nutritivas de las micobacterias son sencillas, requiriendo una fuente de carbono (glicerol) y nitrógeno (amonio o aminoácidos) así como determinadas sales minerales. Tan sólo algunas especies (Mycobacterium genavense o Mycobacterium haemophilum) precisan unos suplementos especiales como son micobactina, hemina u otros componentes férricos. Por otro lado, el crecimiento de las micobacterias se ve estimulado por la presencia de CO2 y ácidos grasos. Un caso aparte es M. leprae que sólo es capaz de crecer en cultivos celulares.

    Aunque la temperatura óptima de crecimiento general suele ser de 35-37ºC, existen determinadas especies que precisan temperaturas de 30ºC (Mycobacterium marinum, Mycobacterium ulcerans, M. haemophilum), 42ºC (Mycobacterium xenopi) o 52ºC (Mycobacterium thermoresistibile) para obtener una mejor tasa de crecimiento.

    ResponderEliminar
  138. 2012-0276

    Un aspecto relevante de estos microorganismos es su mayor resistencia, respecto a otras bacterias no formadoras de esporas, a los ácidos, álcalis y determinados desinfectantes químicos. Además son muy resistentes a la desecación o congelación, lo que les permite sobrevivir durante semanas o meses en el medio ambiente, tanto en superficies de objetos inanimados como en el suelo o el estiércol. Sin embargo, deben permanecer al abrigo de la luz del sol ya que los rayos ultravioletas son letales para los mismos. También, el calor (pasteurización) y determinados productos como el óxido de etileno, formaldehído, etanol (70%), glutaraldehído (2%), ácido peracético o peróxido de hidrógeno estabilizado, entre otros, son eficaces contra estas bacterias. Por otro lado, hay que tener en cuenta la posible presencia de materias orgánicas que contengan proteínas (ej., esputo), ya que pueden ofrecer a la micobacteria cierta protección frente a múltiples agentes desinfectantes haciéndolos inoperantes.

    Mycobacterium tuberculosis es una bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo. Es una bacteria alcohol-ácido resistente, frecuentemente incolora, aerobia estricta. Su crecimiento está subordinado a presencia de oxígeno y al valor del pH circundante. Es muy resistente a las condiciones de frío, congelación y desecación. Por el contrario, es muy sensible a las de calor, luz solar y luz ultravioleta.

    Su multiplicación es muy lenta: se divide cada 16 a 20 horas. Ante circunstancias adversas puede entrar en estado latente, y retrasar su multiplicación desde algunos días hasta varios años. El reservorio natural de M. tuberculosis es el ser humano, tanto el sano infectado como el enfermo.

    Puede causar enfermedad en cualquier órgano del cuerpo. Lo más frecuente es la infección en los pulmones. De ahí, por vía sanguínea o linfática, se propaga a otros órganos. Los síntomas aparecen cuando las lesiones son ya muy extensas. En estas condiciones, el diagnóstico se establece cuando el padecimiento está muy avanzado.

    Los síntomas que lo delatan son: fiebre, sudoración, adelgazamiento, expectoración purulenta y tos. Provocan lesiones tisulares (tubérculos). Donde participan linfocitos CD4+ y citotóxicos generan respuesta inmune. Por su parte, las células NK (natural killer) eliminan macrófagos y linfocitos infectados.

    In vitro se destruye mediante pasteurización a 80 °C.

    El medio de cultivo más usado y más adecuado es el de Lowenstein Jensen. También se utiliza el medio Ogawa. Para que el desarrollo de la bacteria sea visible macroscópicamente (a simple vista) sobre el medio de cultivo se requieren por lo menos 15 días, y hasta ocho semanas de incubación. Se debe incubar un promedio de 30 días. Sus colonias son de color blanco cremoso, esféricas, secas, rugosas, opacas, polimorfas y de dimensiones variables.

    Los laboratorios especializados realizan pruebas de susceptibilidad antibiótica (antibiogramas) de las cepas aisladas y que oponen resistencia al tratamiento convencional.

    ResponderEliminar
  139. 2012-0276

    Mycobacterium fortuitum es una especie no tuberculosa de el filum actinobacteria (bacterias Gram positivo con alto contenido de guanina y citosina) perteneciente al género mycobacterium. Mycobacterium fortuitum es una especie de crecimiento rápido que puede causar infecciones. Estas muy pocas veces causan infecciones pulmonares pero sí infecciones en a piel, osteomielitis (inflamación del hueso), infecciones en las articulaciones e infecciones en el ojo luego de un trauma. Mycobacterium fortuitum tiene una distribución mundial y puede ser encontrado en agua procesada o naturales, en el alcantarillado y en el polvo.

    Una infección por M. fortuitum puede ser adquirida en un hospital al exponer un área recién operada a agua del lavamanos contaminada con esta bacteria. También puede ocurrir una infección al implantar un catéter, una inyección y/o un endoscopio contaminado.

    Se pueden describir como bacterias gram positivas, no mótiles, cilíndricas, de un tamaño de 1-3 μm x 0.2-0.4 μm. Sus colonia son lisas, hemisféricas, de color blanco o crema. Crecen rápidamente en medios de cultivo Löwenstein-Jensen, entre 2 a 4 días. No muestran crecimiento a 45°C, pero pueden crecer en agar MacConkey.

    La guía del 2007 del “Estatuto de la Sociedad Oficial Americana del Tórax y Sociedad de enfermedades infecciosas de América: diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades por Mycobacterium no tuberculosa”, establece que las colonias de M. fortuitum son usualmente susceptibles a multiples agentes antimicrobianos orales, incluyendo a los macrolitos y quinolonas, doxiciclina y minociclina, y sulfonamidas. Colonias aisladas de estas micobacterias son susceptibles a antibióticos beta-lactámicos, pertenecientes al subgrupo carbopenam, tal y como Impenem. Impenem es un antibiótico de alto espectro producido por la bacteria Streptomyces cattleya.

    La prueba de PPD se realiza para averiguar si uno ha estado infectado con Mycobacterium tuberculosis, las bacterias que causan la TB. Los resultados de la prueba dependen del tamaño de la reacción en la piel y de la persona que se está examinando.

    Una pequeña reacción (5 mm de hinchazón firme en el sitio) se considera positiva en personas que tienen VIH, han recibido un trasplante de órgano, tienen un sistema inmunitario debilitado o están tomando terapia con esteroides (aproximadamente 15 mg de prednisona por día durante un mes), han estado en contacto cercano con una persona que tiene tuberculosis activa y/o presentan cambios en una radiografía de tórax que lucen como una tuberculosis pasada.

    Las reacciones más grandes (superiores o iguales a 10 mm) se consideran positivas en personas con un examen negativo conocido en los últimos dos años, personas con diabetes, insuficiencia renal u otras afecciones que incrementan su posibilidad de contraer tuberculosis activa, trabajadores de la salud, consumidores de drogas en inyección, inmigrantes que se han trasladado desde un país con una alta tasa de tuberculosis en los últimos 5 años, niños menores de 4 años, bebés, niños o adolescentes que están expuestos a adultos de alto riesgo, estudiantes y empleados de ciertos ambientes de vida en grupo, como prisiones, asilos de ancianos y refugios para personas sin hogar.

    ResponderEliminar
  140. 2012-0276

    En personas que no tienen riesgos conocidos para tuberculosis, 15 mm o más de hinchazón firme en el sitio son indicios de una reacción positiva.

    Mycobacterium leprae, es una especie bacteriana, también conocida con el nombre de bacilo de Hansen, es la bacteria que causa la lepra o "enfermedad de Hansen". Es intracelular y pleomórfica, aunque usualmente tiene forma de bastón, es ácido-alcohol resistente, aerobia y sólo remotamente emparentada con Mycobacterium tuberculosis.

    Fue la primera bacteria patógena descubierta en tejidos infectados. Presenta una longitud entre 1 y 7 micras y un espesor entre 0.3-0.5 micras. Este organismo nunca ha podido ser multiplicado exitosamente en un medio de cultivo artificial.

    Mycobacterium leprae es sensible a las dapsonas (el primer tratamiento efectivo descubierto para la lepra), pero resistente a los antibióticos desarrollados posteriormente. Normalmente se necesita una combinación de dapsona, rifampicina y clofazimina (tratamiento recomendado por la OMS).

    Las bacterias del género Mycobacterium contienen una membrana citoplasmática formada por una bicapa lipídica similar a las restantes eubacterias. Por encima de esta membrana se encuentra el rígido peptidoglicano que contiene N-glucolilmurámico en lugar de N-acetilglucosamina. Por medio de una unión fosfodiéster, el peptidoglicano se halla unido covalentemente al arabinogalactano, un polímero de arabinosa y galactosa. En la porción más distal y externa de los arabinogalactanos se hallan fijados los ácidos micólicos que tienen cadenas carbonadas largas (C60 a C90).

    Los glucolípidos son un grupo de compuestos (micolatos de trealosa, sulfolípidos, micósidos, etc) que se encuentran asociados no covalentemente a los ácidos micólicos y se ubican periféricamente en la pared. Los micolatos de trealosa (llamados factores de cordón porque su presencia produce cultivos que tienen forma de cordones serpenteantes) y sulfolípidos se encuentran principalmente en las cepas de Mycobacterias más virulentas. El lipoarabinomanano (LAM) es un compuesto que se halla anclado en la membrana citoplasmática. El LAM es considerado como el equivalente mycobacteriano del lipopolisacárido de las Gram negativas debido a que provoca una importante respuesta antimicrobiana en macrófagos. En las cepas de Mycobacterias más virulentas la arabinosa terminal del LAM está recubierta con residuos de manosa (manLAM) a diferencia de las cepas no virulentas no están recubiertas (AraLAM). Además, el LAM también podría servir como poro para el paso de los nutrientes a través de la pared celular. En la pared celular también se encuentran proteínas inmunoreactivas que son utilizadas con fines diagnósticos (PPD).

    La lepra es una infección causada por el Mycobacterium leprae que es un parásito intracelular obligado que se multiplica lentamente en células fagocitarias mononucleares como los histiocitos de la piel y en las células de Schwann de los nervios.

    ResponderEliminar
  141. YULY ATENAS NUÑEZ SOLANO MAT: 89373

    DIAPOSITIVA: 1 MICOBACTERIA\\\\ MYCOBACTERIUM TUBERCULOSIS

    Las micobacterias son un grupo de microorganismos de gran importancia clínica, ya que existen múltiples especies que son agentes causales de diversas infecciones humanas con una importante morbilidad y mortalidad. Algunas enfermedades, como la tuberculosis y la lepra, han ido ligadas a la historia del hombre.

    Mycobacterium tuberculosis es el agente causal de la tuberculosis, una de las enfermedades infecciosas más falla en la protección contra la tuberculosis pulmonar, siendo esta la forma más frecuente y responsable de la diseminación. La identificación de factores de virulencia del microorganismo causal pudiera ayudar en el desarrollo de un nuevo candidato vacunal que sea capaz de neutralizar la acción de esos determinantes patogénicos. El empleo de diferentes modelos animales ha permitido reproducir las etapas de la enfermedad, así como medir o cuantificar la virulencia de las distintas cepas circulantes de Mycobacterium tuberculosis. Las mutaciones génicas y otras técnicas de biología molecular han posibilitado dilucidar los genes específicos involucrados en la virulencia de este microorganismo que codifican para múltiples y complejos factores de diferente naturaleza.

    Mycobacterium tuberculosis es un bacilo aerobio obligado, sin movilidad, de crecimiento muy lento. No produce cápsula de polisacáridos. Su envoltura celular es poco usual. Partiendo del interior hacia el exterior, presenta una membrana citoplásmica cubierta por una capa extensa de peptidoglicanos unidos a polisacáridos, los cuales se encuentran esterificados con los ácidos micólicos (60% del peso de la pared celular), formados por lípidos libres, glucolípidos y peptidoglucolípidos; tal estructura, que le brinda una apariencia cerosa, le confiere una alta hidrofobicidad, resistencia a detergentes, a un buen número de antibióticos, a las tinciones habituales y le da afinidad por la tinción ácido alcohol resistente de Ziehl Neelsen y Kinyoun.
    Por otra parte, las cadenas de péptidos son antígenos responsables, de manera importante, de la estimulación de la respuesta inmune celular del hospedero (de hecho, se utilizan para preparar derivados protéicos purificados - PPD - útil como prueba de reactividad cutánea para evaluar la exposición a M. tuberculosis).

    La infección primaria ocurre habitualmente por inhalación del microorganismo en aerosoles de una persona infectada. Las micobacterias son opsonizadas con moléculas de complemento (C3b), inmunoglobulinas (IgG), proteína de unión a manosas (MBP), y el factor surfactante A (SPA). Esto permite a la bacteria ingresar al macrófago de manera eficiente.
    La replicación ocurre inicialmente en vías aéreas terminales dentro de células fagocíticas(bronquiolos pequeños, alveolos - lesión primaria o tubérculo) . Los macrófagos los distribuyen a otras áreas pulmonares y a ganglios linfáticos regionales.

    En los pulmones, las células T activadas producen citocinas, tales como IFN-g y factor de necrosis tumoral alfa (TNFa). El IFN-g es esencial para la activación de los macrófagos, que producen entonces óxido nítrico (NO), que contribuye fundamentalmente en el control de la infección. Una vez que se monta una respuesta inmune celular, las bacterias disminuyen y se desarrollan granulomas.
    La caseificación consiste en la licuefacción de un tubérculo maduro, con la formación de una cavidad en la que los bacilos se multiplican.
    Varios componentes de la pared celular de las micobacterias tienen actividad inmunomoduladora, entre ellos un glicolípido fenólico, manósidos de fosfatidil-inositol, la lipo-arabinomanana y lipoproteínas. Estas moléculas son reconocidas por los receptores Toll-like (TLRs) y otros receptores innatos en macrófagos y células dendríticas, que activan tanto la respuesta inmune protectora como la respuesta patogénica.

    ResponderEliminar
  142. YULY ATENAS NUÑEZ SOLANO MAT: 89373

    DIAPOSITIVA: 1 MICOBACTERIA\\\\ MYCOBACTERIUM TUBERCULOSIS

    Tuberculosis primaria: es la enfermedad de los sujetos que se infectan por primera vez.
    En general es leve y frecuentemente asintomática. Se ubica generalmente en el aparato respiratorio inferior. Sus características principales son tos productiva crónica, fiebre en picos, sudoración nocturna, decaimiento, anorexia y pérdida de peso.

    El tubérculo puede sufrir fibrosis y calcificación, aunque algunas bacterias no proliferativas pueden persistir.
    De manera alternativa, una lesión caseosa (en licuefacción) puede abrirse y descargar su contenido, creando una cavidad que puede facilitar la dispersión, a través de las vías linfática y hematógena a tejidos diversos: hígado, bazo, riñones, hueso o meninges. Los signos y síntomas dependen del órgano o tejido afectado.

    - Reactivación de la tuberculosis: ocasionada habitualmente por la reactivación de micobacterias latentes en una lesión primaria (con mayor frecuencia, de origen pulmonar).

    Tratamiento.
    Los fármacos de primera línea son: izoniacida, rifampicina, etambutol, estreptomicina y pirazinamida

    ResponderEliminar
  143. YULY ATENAS NUÑEZ SOLANO MAT: 89373

    DIAPOSITIVA: 2 MICOBACTERIAS ATIPICAS

    El término “micobacteria atípica” se aplica a las infecciones ocasionadas por micobacterias distintas a M. tuberculosis y M. leprae.
    Microbiología.
    Las micobacterias atípicas son bacterias acido-alcohol resistente, inmoviles, no formadoras de esporas.
    La velocidad de crecimiento, la habilidad para producir pigmentos y la temperatura óptima de crecimiento son datos que se utilizan para clasificarlas.

    Las micobacterias atípicas se encuentran ampliamente distribuidas en la naturaleza colonizando el agua (también en depósitos de hospitales), suelo, material vegetal, aire, animales (ganado bovino y porcino, peces, monos y aves), plantas o material quirúrgico. En un estudio realizado en Estados Unidos se recogieron muestras de agua dulce y salada en diferentes puntos a lo largo de la costa Este, encontrándose el 61 % de las muestras contaminadas por micobacterias atípicas, principalmenteM. terrae, M. gordonae y M. avium-intracellulare-scrofulaceum.
    Los mecanismos de transmisión suelen ser a través de las vías respiratoria y digestiva o mediante inoculación directa en el caso de la piel. También se puede producir diseminación hematógena a partir de un foco visceral. El hombre no es un reservorio importante y no parece existir contagio entre personas.
    Actualmente, las enfermedades producidas por micobacterias atípicas, no son de declaración obligatoria, con lo que las cifras de incidencia o prevalencia son puramente orientativas. En general, existe una mayor incidencia en climas cálidos. De forma específica existen varios estudios en diferentes partes del mundo.
    Los laboratorios de microbiología pueden ofrecer prestaciones muy diversas para el diagnóstico y control de las infecciones micobacterianas, siendo muy importante una sólida colaboración de su personal con clínicos y epidemiólogos. Algunas de las sofisticadas técnicas actuales (amplificación genética, estudios de sensibilidad, técnicas de epidemiología molecular, etc.) son de coste realmente elevado y no está justificado su uso indiscriminado.

    ResponderEliminar
  144. YULY ATENAS NUÑEZ SOLANO MAT: 89373

    DIAPOSITIVA: 3 INTRADEMORREACION EN LEPROMINA Y TUBERCULINA

    Intradermorreacción
    Reacción cutánea inflamatoria que sobreviene en el punto en donde se ha practicado una inyección intradérmica de una mínima cantidad de ciertas sustancias que se comportan como un antígeno (toxina, por ejemplo), cuando el sujeto inoculado reúne condiciones particulares que varían con la sustancia inyectada. Estudiada primeramente con la tuberculina (Mantoux) y la luteína (Noguchi), la reacción es positiva cuando el individuo está afecto de tuberculosis en el primer caso, o de sífilis en el segundo caso. La intradermorreacción practicada con toxinas diversas permite estudiar el grado de inmunidad o de receptividad para las enfermedades que corresponden a cada una de estas toxinas, tales como la toxina diftérica (reacción de Schick), la tetánica, la estreptocócica (reacción de Dick).
    LEPREOMINA:
    La prueba de lepromina cutánea se utiliza para determinar qué tipo de lepra tiene una persona.
    Forma en que se realiza el examen
    Se inyecta una muestra de bacterias inactivadas (incapaces de causar infección) causantes de la lepra justo debajo de la piel, usualmente en el antebrazo, de tal manera que una pequeña protuberancia levante la piel. La protuberancia indica que el antígeno ha sido inyectado a la profundidad correcta.
    El sitio de la inyección se marca y se examina a los 3 días y luego de nuevo a los 28 días para ver si hay una reacción.
    Preparación para el examen
    Las personas que tienen dermatitis u otro tipo de irritaciones cutáneas se deben realizar el examen en una parte del cuerpo que no esté afectada.
    Si a su hijo le va a realizar este examen, puede servir el hecho de explicarle lo que se siente durante el mismo e incluso practicar o hacerle una demostración con un muñeco. Explíquele la razón del examen, ya que saber "el cómo y el porqué" puede reducir el nivel de ansiedad que siente el niño.

    La prueba de tuberculina, mediante intradermorreacción de Mantoux, es actualmente el único método aceptado para el diagnóstico de la infección tuberculosa. Pretende poner de manifiesto la hipersensibilidad retardada provocada por los productos resultantes de la destrucción bacilar en la lesión inicial, también conocida como alergia tuberculínica. Para ello se utiliza como antígeno un extracto proteico de cultivo del mycobacterium tuberculosis: la tuberculina.
    Actualmente se utilizan las tuberculinas PPD (derivado proteico purificado) que presentan mayor especificidad que las antiguas tuberculinas.
    La intradermorreacción de Mantoux.
    Es la técnica de elección para la práctica de la prueba de tuberculina. Es importante que sea correctamente aplicada y por personal bien entrenado, con objeto de evitar falsos resultados.

    Se considera positiva cuando la induración presenta un tamaño igual o superior a 5 mm.
    En vacunados previamente con BCG se considera positiva una induración igual o superior a 15 mm.
    Las induraciones entre 5 y 14 mm. en vacunados con BCG son debidas a la sensibilización propia de la vacuna (reacción Vacunal), y se identifican por la presencia de la cicatriz o impronta vacunal a nivel de la región deltoidea, o por la constancia documental de haber sido vacunado. Se debe tener en cuenta que la respuesta tuberculínica debida a la vacuna pierde significación a los diez años de su aplicación, por lo que su valoración debe ser cuidadosa.

    ResponderEliminar
  145. YULY ATENAS NUÑEZ SOLANO MAT: 89373

    DIAPOSITIVA: 4 MYCOBACTERIM LEPRAE

    Mycobacterium leprae es una bacteria que causa la lepra (o Enfermedad de Hansen).
    Se trata de una bacteria intracelular acido/alcohol resistente.
    Mycobacterium leprae es un bacilo aerobio rodeado por el revestimiento lipidico característico y de las micobacterias. En tamaño y forma, que se asemeja mucho a Mycobacterium tuberculosis.

    Características propias de Mycobacterium leprae
    Fue descubierta en 1873 por el médico noruego Gerhard Hansen Armauer, en los nódulos de la piel de pacientes con lepra. Fue la primera bacteria que se identificó como causantente de la enfermedad en los seres humanos.
    El organismo nunca se ha cultivado con éxito en un medio de cultivo de células artificiales. En su lugar, se cultiva en los pies de ratón. La dificultad de cultivo del organismo parece ser debido a que es un parásito intracelular obligado que carece de muchos genes necesarios para la supervivencia independiente. La pared celular compleja y única que hace que los miembros del género Mycobacterium difícil de destruir es al parecer también la razón de una tasa de replicación extremadamente lenta.
    Bacteriología de Mycobacterium leprae
    La microscopia óptica muestra a genoma en grupos de masas redondeadas, o en grupos de bacilos lado a lado; que pueden llegar desde 1 a 8 m de longitud y 0,2 a 0,5 mm de diámetro.
    Genoma de Mycobacterium leprae
    La secuencia del genoma de una cepa de M. leprae, aislado originalmente en Tamil Nadu (India) se ha completado recientemente. La secuencia fue obtenida por un enfoque combinado, utilizando el análisis automatizado de secuencia de ADN seleccionado.
    La secuencia del genoma encontró que contenía 3,268,203 pares de bases,valores mucho más bajos que los valores correspondientes para M.tuberculosis, con 441,529 pb.
    Sin embargo tienen cerca de 1500 genes comunes a ambos (M. leprae y M. tuberculosis).
    Este análisis comparativo que tal vez las micobacterias derivan de un ancestro común y, en una etapa, tenían reservas genéticas de tamaño similar.
    Tratamiento contra Mycobacterium leprae
    Mycobacterium leprae es sensible a la Dapsona (diaminodifenilsulfona, el primer tratamiento efectivo que fue descubierto para la lepra en la década de 1940), pero la resistencia en contra de este antibiótico se ha desarrollado a lo largo del tiempo
    El tratamiento con Dapsona sola ahora está fuertemente contraindicado. En la actualidad, un tratamiento de múltiples fármacos es recomendado por la Organización Mundial de la Salud, este se basa en Dapsona, Rifampicina y Clofazimina.
    En pacientes que reciben este tratamiento, una alta proporción de los bacilos mueren dentro en un período corto de tiempo pero sin un alivio inmediato de los síntomas. Esto sugiere que muchos síntomas de la lepra deben ser debido en parte a la presencia de Mycobacterium leprae muertos.

    ResponderEliminar
  146. (2012-1270) Micobacterias: Mycobacterium tuberculosis
    M. tuberculosis es un bacilo recto o ligeramente curvado en frotis teñidos. Ocasionalmente, forma ramificaciones verdaderas que se observan en cultivos enriquecidos y en frotis de ganglios linfáticos caseosos. Son bacilos ácido-alcohol resistentes por lo que la tinción de Ziehl Neelsen es útil para la su coloración ya que los bacilos aparecen de color rojo brillante sobre un fondo azul. Son bacilos no formadores de esporas, sin flagelos ni cápsula. Estas micobacterias presentan como factores patogénicos la invasividad y que son intracelulares. Son aerobios estrictos y no crecen en ausencia de oxígeno. Se desarrollan de forma adecuada en medios simples que contienen una fuente de carbono, una de nitrógeno e iones de metales esenciales.
    Hay 2 tipos de lesiones: la inflamatoria que puede curarse espontáneamente o calcificarse y la crónica o aguda llamada productiva. En esta última, se presenta un tuberculoma que consiste de células multinucleadas con bacilos BAAR, células de Langherhans centrales y células epiteloides (leucocitos que rodean la lesión e impiden su diseminación). Se disemina por vía área y hematógena, la cual provoca una tuberculosis miliar. No obstante, los primeros lugares que se disemina son al mediastino y al trayecto linfático, lo que se conoce como complejo de Gohn.
    Cuando un paciente tiene síntomas respiratorios por más de 21 días, se le realizan 3 basiloscopias seriadas y un cultivo. La basiloscopia se lleva a cabo en 400 campos de luz con un objetivo 100X y un ocular 10X. Entonces, se codifica como basiloscopia negativa cuando no se encuentran bacilos BAAR en los 400 campos de luz. De salir positiva por la presencia de bacilos BAAR, entonces se realiza un cultivo en el medio Lowenstein-Jensen de color verde y donde las colonias se ven grumosas. Se incuba por un mínimo de 45 días y se le realiza las pruebas de catalasa y niacina a las colonias para confirmar que sean M. tuberculosis. Aunque la proliferación puede tener lugar a un pH que oscila entre 6 a 7.6, el pH óptimo de crecimiento es de 7. El tiempo de duplicación de M. tubercusosis en condiciones óptimas de cultivo es de 15 a 18 horas, tardando varias semanas (1 a 3) en aparecer colonias visibles en medios de cultivo.

    ResponderEliminar
  147. (2012-1270) Micobacterias: Micobacterias atípicas
    Las micobacterias atípicas causan micobacterios